Forbes Argentina
BV Grupo Insur
BrandVoice

Oportunidades y retos para salir al mundo seguros

Share

En contextos de crisis, la posibilidad de tener un mercado cautivo tanto a nivel local como en el plano internacional puede funcionar como un salvavidas para muchas empresas. Por qué el seguro de crédito es clave para triunfar en este sentido.

03 Agosto de 2021 11.08

Utilizado más comúnmente en Europa y países como Estados Unidos, el seguro de crédito tomó en Argentina un significado renovado para el mundo de los negocios en los últimos tiempos. Dicha visión corresponde a Seguros InSur, compañía aseguradora local respaldada por Seguros Continental en Chile y Atradius en el mundo, que contaba ya en diciembre del 2020 con casi el 50% del mercado de seguros en cuestión. 

Este servicio está relacionado, según la firma, con “cómo sostener una mirada disruptiva para brindar continuidad” al negocio, sea cual fuere este. A lo que apunta es a proteger a las empresas del riesgo de no recibir el pago de sus cuentas por cobrar, el cual puede ser causado por una insolvencia declarada, como quiebras, una cesación del pago de acreedores o créditos impagos por una mora prolongada u otros motivos. La póliza del seguro de crédito cubre la necesidad de prevención y selección de riesgos, el seguimiento de la cartera, la indemnización de créditos impagos y el servicio de gestión de cobranza. Apunta a compañías medianas y grandes, tanto de venta de bienes como de servicios, con el principal objetivo de asegurar los diferentes canales de comercialización. 

Haciendo un poco de historia, el seguro de crédito se inició como una herramienta para asegurar las exportaciones para luego avanzar en el ámbito local, principalmente en el agro, el consumo masivo y el retail. Estos últimos años se desarrolló significativamente en la industria plástica, química y del papel. Cámaras y asociaciones buscan generar consorcios de exportaciones para que los exportadores de menor tamaño no queden fuera del uso de esta herramienta. 

En el fondo, apuntan desde InSur, el seguro de crédito es una herramienta que posibilita la transformación de las empresas orientando sus políticas para dotarlas de agilidad, adaptándose con cláusulas especiales a las necesidades de cada uno de los asegurados. “Al analizar y monitorear a los clientes de manera continua y con información de calidad, se asegura que el flujo de efectivo no se corte”, remarcan. Y sobre los procesos que tienen lugar al momento de su contratación aclaran que dentro del análisis desarrollado se encuentran, por ejemplo, “las habilidades blandas con las que todo CEO debe contar para manejar a la empresa en estos tiempos”. 

Para Seguros InSur, el seguro de crédito permite además ordenar y estructurar las políticas de crédito y facilita la penetración a nuevos mercados, ya que el asegurado adquiere un “socio” que asume el mayor porcentaje del riesgo de las cuentas por cobrar como propio. Del mismo modo, según enumeran, transforma las cuentas por cobrar en activos de bajo riesgo y permite acotar los costos financieros por tener impagos por créditos vencidos, permite disminuir las provisiones de incobrables, facilita el acceso al financiamiento (ya que la póliza puede ser endosada a terceros), mejora la clasificación financiera de la empresa y mejora la competitividad en el mercado internacional.

De relevancia para la expansión puertas afuera del país de una empresa, la aseguradora menciona como recomendable no solo una cobertura comercial sino también una relacionada con los riesgos políticos. Estos consisten en el peligro de no recibir el pago de un crédito como consecuencia de una decisión o situación de tipo política. Están dentro de este ámbito, por ejemplo, las guerras internacionales, guerras civiles, revoluciones u ocupaciones de un territorio por fuerzas extranjeras, expropiaciones o confiscaciones, requisición de mercadería, retrasos en la transferencia de divisas por falta de divisas o instrucciones gubernamentales, cancelaciones de permisos de exportación o importación y cancelaciones unilaterales de contratos por el Gobierno del importador. 

Insur ha sido una aseguradora con visión regional abriendo oficinas en las ciudades de Rosario, Mendoza y Córdoba. Esta idea se orienta a estar cerca de los potenciales asegurados y también cerca del riesgo. Como la compañía ofrece caución, se suman otros puntos de entrega de póliza que abren el abanico de posibilidades y también permite entender la industria de la construcción y materiales, por tener esta pata del negocio que sirve para el análisis crediticio del sector, tomador de la herramienta. 

A raíz de la crisis global provocada por la pandemia se experimentó una fuerte demanda de seguros de crédito en Argentina, ya que el contexto requirió que muchas empresas reordenaran sus circuitos para potenciar su negocio, independientemente del porte de la compañía. La conclusión del player líder en su sector es que, en el caso de muchas firmas, si bien “antes preferían correr riesgos, hoy prefieren contar con un socio estratégico que los acompañe”.

loading next article