Forbes Argentina
belleza-interior
Negocios

'Do It Yourself': la transformación de la industria de belleza

Cecilia Valleboni Forbes Staff

Share

27 Mayo de 2020 10.54

La cuarentena volvió  todo más casero, todo más “Do It Yourself”. Con la peluquería y centros de estética cerrados, el cuidado se mudó a casa. Y el e-commerce copó los productos que antes se vendían allí.

La belleza importa

 

Primero, el impulso fue por comprar alcohol en gel y tapabocas. Pero, al pasar los días, el rubro belleza empezó a crecer. AdTomic, la plataforma que ayuda a maximizar las ventas de los comercios digitales mediante inteligencia artificial, realizó un relevamiento de más de 200 clientes, con el objetivo de ver cómo evolucionaron sus ventas a través de Facebook durante los primeros 45 días de cuarentena. “Las argentinas se equiparon para tener el salón de belleza en casa. Algunos productos se vendieron hasta 30 veces más que en el mismo lapso de tiempo antes de la pandemia”, destaca el informe. Santiago Piredda, CEO de AdTomic, añade: “El mundo de la belleza no escapa a la digitalización del consumo producido por la cuarentena. En un primer momento, los consumidores se preocuparon casi únicamente por su salud e higiene, pero con los días fueron surgiendo necesidades (también importantes) relacionadas con el bienestar y con adaptar su rutina habitual desde casa”.

 

El golpe del lock down

 

Las peluquerías, en su mayoría pymes, son uno de los sectores que más están sufriendo el aislamiento. Por  el contacto cercano entre el profesional y  el cliente, la actividad ?al menos por ahorá está restringida en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Gran Buenos Aires. La cara visible de la problemática son las grandes cadenas de salones de belleza, pero la realidad del sector es que casi el 90% del mercado son pymes. Tienen cero ingresos y deben cubrir los costos operativos: alquiler, pago de servicios y sueldos de los empleados. Mientras algunos peluqueros eligen continuar parados, otros hacen ventas de productos a domicilio, y los más osados se animan a continuar cortando en forma clandestina. Mientras, trabajan en el protocolo para la vuelta: mamparas en las recepciones, distancia de 1,5 metros entre cada dressoir y barbijos para todos.

 

En números

 

US$ 523.000 MILLONES

 

se estima que mueve la industria de la belleza y cuidado personal en el mundo.

 

3.000%

 

se disparó la venta online de tintura para el pelo.

 

1.200%

 

creció la venta de cabinas de secado para esmaltado semipermanente.

 

600%

 

se incrementó la compra de productos relacionados con el cuidado del cabello como máscaras, óleos y baños de crema.

 

300%   

 

aumentó la venta de líquido removedor de esmalte semipermanente.

 

100% Y 900%

 

crecieron, respectivamente, esmaltes y quitaesmaltes.