Forbes Argentina
Lifestyle

Un pueblo de Italia paga hasta US$ 52.500 por vivir ahí

Forbes US

Share

Desde que se abrieron las solicitudes el 15 de octubre se postularon unas 1.500 personas. Cuáles son las condiciones para ser considerado.

26 Octubre de 2020 10.53

¿Alguna vez soñaron con mudarse a Italia para vivir bajo el sol de la Toscana o en algún lugar similar? Un pueblo en la encantadora región italiana de Abruzzo podría ayudar a hacerlo posible con una iniciativa que ofrece dinero a los nuevos residentes para reubicarse y vivir la dolce vita.

A lo largo de los años, varias ciudades italianas han regalado casas por 1 euro cada una. Ahora, el pueblo de Santo Stefano di Sessanio en Italia, con visión de futuro (y con grandes bolsillos), combina lo mejor de todos los mundos y ofrece a las personas hasta US$ 52.500 en subvenciones para mudarse allí y trabajar.

Santo Stefano di Sessanio es un impresionante pueblo medieval en la región italiana de Abruzzo, en medio de montañas y pastos en el parque nacional Gran Sasso e Monti della Laga. La gran ciudad más cercana es Roma, que está a solo dos horas de distancia. Pero en este momento esta pequeña porción de cielo tiene solo 115 residentes, y el 35% de ellos tiene más de 65 años, por lo que el pueblo está buscando atraer a la próxima generación.

Solo hay algunos requisitos. Para ser elegibles, los solicitantes deben tener al menos 18 años pero no más de 40, deben ser residentes de Italia o la UE (o tener la capacidad de convertirse en uno) y deben mudarse de un lugar que tenga más de 2.000 habitantes. El ayuntamiento dio a conocer detalles sobre la nueva iniciativa en su sitio web, diciendo que está "dirigida a atraer nuevos residentes" y que su objetivo es "dar un nuevo impulso demográfico a la zona".

Santo Stefano di Sessanio (Abruzzo, Italia) quiere pagarte para que te mudes allí
Plaza tranquila en Santo Stefano di Sessanio.

El pueblo ofrecerá una subvención de hasta 8.000 euros al año (o US$ 9.500) durante tres años, pagados mensualmente, por un total de 24.000 euros o US$ 28.500. Y para alguien que quiera poner en marcha un negocio, Santo Stefano ofrecerá una subvención única de US$ 24.000. Eso podría sumar hasta US$ 52.500. Además, también proporcionarán un lugar para vivir, con una suerte de alquiler “simbólico” (léase: barato).

También hay que estar preparado para estar allí durante el tiempo que dure: la iniciativa requiere que los solicitantes permanezcan un mínimo de cinco años y abran un negocio relacionado con varias áreas específicas: turismo, deportes, cultura, limpieza, mantenimiento, gestión de farmacias o marketing y venta de comida local. Desde que se abrieron las solicitudes el 15 de octubre, se han postulado unas 1.500 personas. La fecha límite para postularse es el 15 de noviembre de 2020.

Autor: Laura Begley Bloom

Nota publicada en Forbes US.