Forbes Argentina
Lifestyle

Rafa Nadal presenta su superyate: “Me ayuda a recuperar energía y mejorar mi tenis”

Forbes US

Share

En una entrevista mano a mano con Bill Springer, uno de los mejores tenistas de la historia comparte las razones por las que invirtió en un mega yate.

04 Agosto de 2020 08.00

Hay que ser muy especial para aguantar el estrés y la presión de ser el mejor. Pero hasta las personas más exitosas del mundo necesitan bajar un cambio cada tanto. Para muchas, tener un yate (o en algunos casos, varios) es la única forma posible de alejarse del estrés y las presiones de sus muy públicas vidas.

Entre los tenistas más famosos, Rafa Nadal claramente se destaca. Como podrán advertir en sus respuestas, su nuevo Sunreef 80 hecho por encargo, que acaba de botar en Europa, es su válvula de escape ideal.

Bill Springer: ¿Este es tu primer yate?

Rafa Nadal: No, no es mi primer barco. Compré una lancha de carreras de 19 metros en 2013 y otra a motor de 23 metros en 2016.

BS: ¿Qué te inspiró a encargar un yate personalizado en vez de alquilar uno?

RN: Es simple. Vivo en una isla, eso forma parte del estilo de vida local. Si tenés tu propio barco, vos decidís cuándo salir; si alquilás, no podés salir inmediatamente. Si tenés el barco al lado de tu casa, te levantás, desayunás y decís: “Saben qué, quiero pasar el día afuera en el barco”. Así puedo sacarme el estrés. Para mí es importante, me ayuda a recargar la energía positiva. Me ayuda a avanzar en mi carrera de tenista; esa es una de las cosas que valoro de navegar. Por supuesto, ser dueño es una decisión complicada porque sale caro, pero es bueno para mi vida personal.

BS: ¿Qué tiene de especial este yate? ¿Es la posibilidad de alejarse de todo? ¿La conexión al mar? ¿La posibilidad de personalizar tu vivienda y trasladarte con todo el estilo?

RN: Me parece que el 80 Sunreef Power te da muchas opciones. Tiene un par de cosas que lo vuelven muy especial. En primer lugar, lo podés personalizar para adaptarlo a tus necesidades. En segundo lugar, cuando estás anclado, la estabilidad es increíble. Te podés relajar, dormir, es perfecto. A veces ni te das cuenta de que estás en yate porque parece una casa. Es un yate que se puede usar como casa. El salón es más grande que mi casa, ¡en serio!

La diversidad de los ambientes ayuda a disfrutar el mar desde todas las perspectivas. Durante el viaje, se puede estar en la terraza delantera o, si te querés esconder del viento, ir a relajarte a la cabina en la popa. En el puente superior tenés vistas de 360 grados. El yate tiene 12 metros de ancho, eso brinda muchas posibilidades: se puede llevar un jet ski, una lancha neumática grande, juguetes.

BS: ¿Por qué elegiste un catamarán? ¿Y por qué Sunreef?

RN: Mis experiencias con catamaranes están asociadas a alquilarlos. Alquilé un par e hice viajes muy satisfactorios. Por eso quería tener mi propio multicasco. Solo tuve monocascos y del catamarán me cautivaba todo el espacio que tiene. Para ser sincero, el 80 Sunreef Power es el barco más grande que puedo atracar en mi puertito [en Mallorca]. Me viene bárbaro poder tenerlo acá en Porto Cristo, enfrente de mi casa. Todo el espacio que tiene mi catamarán es imposible de conseguir en un monocasco de hasta 30 metros; ese es el principal motivo para pasarme de un monocasco a un multicasco.

Autor: Bill Springer

Podés leer la nota completa acá