Forbes Argentina
img1312
Especiales

Daniel Vogel, fundador de Bitso: “El desafío es construir liquidez”

Lucila Lopardo Forbes Staff

Share

06 Junio de 2020 10.30

La plataforma de compra y venta de criptomonedas desembarcó en Argentina para expandir su operación en México, pionera en la región. Por qué el bitcoin sigue siendo “refugio de valor”.

La semana pasada fue récord”, sostiene, del otro lado de la pantalla, Daniel Vogel, director general de Bitso, la plataforma de exchange de criptomonedas que “desembarcó” en la Argentina en febrero de 2020. La frase reivindica la naturaleza del mercado: la volatilidad. Es que, una vez que se oficializó la expansión del Coronavirus, el valor bitcoin (primera y principal criptomoneda) cayó en un 50% en cuatro horas, luego volvió a subir, y la última semana de abril, como indica Vogel, marcó un récord de operaciones.

Vogel es una de las figuras ineludibles del mundo cripto en Latinoamérica. Estudió Sistemas y Economía en la Universidad de Stanford y tiene un MBA de la escuela de negocios de Harvard. Pasó por Silicon Valley (fue gerente de Producto en Quantcast) y luego fundó Bitso, la primera plataforma de exchange mexicana pionera en la región. Con más de 800.000 usuarios, y más de 14 millones de operaciones de trading, en octubre de 2019 levantó una ronda de inversión de la que participaron la plataforma Coinbase, la firma de capital de riesgo Jump Capital y los fondos Pantera Capital y Digital Currency Group. Al día de hoy, la firma sigue sin develar el monto pero sí el objetivo: expandirse en América Latina. Empezando por Argentina.

Con un equipo de apenas ocho personas, la plataforma comenzó a operar en febrero en el país. “Empezamos por Argentina por muchas razones. Lo primero es conseguir liquidez”, reconoce Vogel. El volumen operado impacta directamente en las comisiones y, hasta ahora, en el punto más alto de transacción, la comisión se ubica en un 1,5%, mientras que la más baja es del 0,5%. “Hasta hoy, en la Argentina solo se vio la punta del iceberg”, afirma Vogel, y resume los diferenciales de Bitso en tres puntos. El primero es el regulatorio. “La regulación es un tema muy naciente en la región. Ni México ni Argentina tienen regulación específica para esta tecnología”, argumenta, y aclara que es en este punto que, antes de iniciar la salida a nuevos mercados, obtuvieron una licencia de la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar, GFSC  por  sus  siglas  en  inglés,  norma  internacional que regula firmas fintech que utilizan tecnología Blockchain. Son la primera plataforma de América Latina en regularse y la sexta en el mundo en obtener esta licencia. “No lo hicimos por requisito de nadie, sino porque lo veíamos como un punto que protege al usuario en prevención de lavado de dinero, y a los clientes eso les da tranquilidad: saber que Bitso no va a desaparecer y saber quién está detrás”, subraya.

En segundo lugar, Vogel destaca a Bitso Alpha, la plataforma para realizar trading con herramientas específicamente pensadas para aquellos a los que les gusta tradear de manera habitual y a nivel profesional. “Este mercado en México esgrande; en la Argentina es chico, pero empezamos a ver crecimiento”, dice, y ejemplifica: “En México, la diferencia entre la gente que tiene criptomonedas y la que tiene alguna acción de una empresa pública ya es de más de tres, y nos gustaría llegar a decir lo mismo en la Argentina”. En tercer lugar, y relacionado con la necesidad de liquidez, Vogel destaca al “segmento de personas que empiezan a pensar los negocios que se pueden crear arriba de bitcoin. Este es un segmento que vemos con potencial; queremos hacer que las criptomonedas sean útiles para alcanzar la inclusión financiera”. Vogel mismo afirma que creó Bitso para que pueda ser utilizada desde el celular, pero cerrar la brecha entre quienes tienen acceso a esta herramienta y el conocimiento financiero para utilizarla implica un desafío.

Criptomonedas en pandemia

“Estamos pegados a los mercados, monitoreando día y noche”, asegura Vogel, quien ve en la crisis de los mercados una narrativa interesante para las criptomonedas. “El entorno global es muy difícil, y las herramientas que tienen para combatir esa desaceleración es la impresión de dinero, la emisión de deuda de manera que nunca habíamos visto, y muchas personas destacan que con tanto dinero en circulación va a haber activos que se van a apreciar, como el oro. Yo creo que va a pasar lo mismo con el bitcoin”.

A diferencia del dinero emitido por los bancos centrales, quienes pueden imprimir más o menos dinero, la oferta de criptomoneda está controlada por el código en sí. A esto se suma que, a mediados de mayo, el mercado digital espera el “halving”, un evento intrínseco del sistema (ya ocurrió en 2012 y 2016, y se calcula que se da cada cuatro años) por el que la emisión se reduce a la mitad, por lo tanto, todo indica que debería aumentar su valor.

“Bitcoin nace de la última gran crisis  financiera de 2008”, dice Vogel. “Creo que en esta crisis va a posicionarse como un activo real alrededor del mundo. Vimos mercados caer, y bitcoin cayó apenas declarada la pandemia, pero no se fue a cero y pudo mantener su valor”.

loading next article