Forbes Argentina
Especiales

Auravant: el detrás de escena de la empresa que monitorea 5,2 millones de hectáreas en todo el mundo

Share

La plataforma para agricultura de precisión y monitoreo de cultivos copa el mercado de las agtech donde ya factura US$ 700.000 anuales. Sus fundadores revelan su historia.

17 Septiembre de 2020 09.24

Las aplicaciones enfocadas en la agricultura de precisión recopilan, procesan y estiman rindes en los cultivos, por lo que se han convertido en una pieza clave para los productores y expertos del agro. Precisamente esas fueron las premisas fundamentales que tuvieron en cuenta Leandro Sabignoso,  Nicolás  Larrandart  y Leonardo Fernández, socios  y  fundadores  de  Auravant, la plataforma SaaS (Software as a Service) local capaz de prescribir qué cantidad de fitosanitarios se deben aplicar sobre los cultivos, y que en la actualidad factura cerca de US$ 700.000 anuales. 

Reconocido mundialmente por prestar servicio a más de 13.000 usuarios en 58 países, el emprendimiento comenzó a tomar forma “desde el aire” hace seis años atrás. Mientras que Nicolás y Leonardo se conocieron en el colegio, Leandro se sumó tiempo después al grupo cuando, trabajando  en Telefónica, conoció a Nicolás. Ambos habían estudiado  la carrera de Ingeniería Electrónica en el ITBA y ya hablaban un lenguaje en común. El contacto entre los tres jóvenes se fue haciendo cada vez más estrecho hasta que 2014 los encontró diseñando drones para volar sobre los campos de cultivo. 

Tan solo tres años después decidieron abandonar el emprendimiento e iniciarse en el mundo de las agtechs, aunque sin tener conocimiento sobre la agricultura de precisión o relación alguna con el mundo agropecuario. “Fuimos adoptados por el sector”, confiesa Sabignoso, CEO de la empresa, que hoy se posiciona como una de las startups más importantes a nivel nacional. 

Leonardo Fernández, socio y cofundador de  Auravant

Con un capital propio de aproximadamente US$ 50.000   se lanzaron a la aventura, y al poco tiempo consiguieron más fuentes de financiamiento a través de NEXTLabs y Wayra  (el brazo de inversión, innovación abierta y apoyo    a emprendedoeres de Telefónica), lo que les permitió optimizar el proyecto en el que hoy ya llevan invertidos US$
900.000. Con esa inyección en los fondos, pudieron sacar una versión beta de un modelo freemium. 

“Vimos que había mucho por hacer en el campo de la agricultura de precisión. Después de los drones empezamos a trabajar con imágenes de nanosatélites y satélites, y ahí fue cuando decidimos diseñar y armar la plataforma para ganar escalabilidad”, recuerda Sabignoso desde su  oficina de Madrid, España. La empresa, que en pocos años ganó escala en el mercado local e internacional, trabaja con un equipo de 16 personas repartidas entre la Argentina y el país europeo, donde busca ampliar sus horizontes. 

Ya con un rumbo definido, Auravant se transformó en una plataforma pensada exclusivamente para especialistas en la agricultura de precisión, aunque también cuenta con algunas funcionalidades sobre el clima para un usuario más general. La app, que funciona a través de imágenes satelitales y capas de información georeferenciadas, le permite al productor conocer la variabilidad y rendimiento de los cultivos. A través de esas imágenes, mide el área de seguimiento, avisa sobre problemas potenciales, estima el rendimiento de la cosecha y hace un cálculo en la siembra variable. Por otro lado, también ofrece la medición del índice de vigor y clorofila y monitorea el clima. Todas estas funcionalidades son anexas al servicio principal, que es la prescripción adecuada de fitosanitarios o herbicidas que debe usar el productor para minimizar los costos. 

Auravant es una solución para un productor que tiene que ser muy eficiente en un contexto de presión impositiva muy grande.  

Si bien las funciones dirigidas específicamente a la agricultura de precisión están habilitadas solo en el servicio premium a través de un plan esencial y profesional que va desde los US$ 50 hasta los US$ 150, la plataforma ofrece de forma gratuita el monitoreo del clima. 

“Estas opciones permiten trabajar el campo de forma variable. Está habilitada para que subas un archivo y te avise sobre la dosis de fungicida o herbicida que se tiene que aplicar para que la máquina lo haga”, afirman desde la empresa, donde también señalan que, en la Argentina, es la única app que cuenta con ese modelo de servicios y una de las pocas que apuntan directamente al especialista agrónomo. 

Nicolás Larrandart, socio y cofundador de  Auravant

Los resultados que le llegan al productor se obtienen con el cruce de información entre satélites, drones y estaciones meteorológicas con el propio software de la app, lo que optimiza el uso de la plataforma y facilita la toma de decisiones. “En mayo nuestros usuarios hicieron unas 1.000 siembras variables guiados por nuestra  tecnología;  lo  que  genera  un aumento de productividad suficiente para alimentar a 100.000 personas por un año”, señala el ejecutivo. 

La función que se distingue del resto de las que dominan el mercado local es la personalización y la combinación de los datos. “A los clientes corporativos (por ejemplo, un fabricante de fertilizantes) les ofrecemos el servicio como un valor agregado a sus productos. También les permitimos que cualquiera que tenga un usuario previo pueda personalizar la herramienta a través de su SDK o kit de desarrollo de software”, explica el ejecutivo. 

Auravant apunta a facilitar el trabajo de los expertos asesores e ingenieros agrónomos y no tanto a los productores en sí, ya que estos, en general, tienen un asesor de confianza para tomar esas decisiones y el ahorro lo tiene que hacer el experto. “Es él quien hace esas tareas, y nuestra tecnología lo acompaña para saber cuál es el momento óptimo para proceder”, resalta Sabignoso. 

La app monitorea alrededor de 5,2 millones de hectáreas en todo el mundo y suma 1.200 usuarios pagos, quienes a  su vez pertenecen a 180 empresas o clientes a nivel global, entre los que se encuentran México, Colombia, Perú, Chile, Ecuador, Sudáfrica y España. De ese total, 140 están en la Argentina. 

Leandro Sabignoso,  socio y cofundador de  Auravant

“El argentino es muy ávido en el uso de la tecnología en el campo porque necesita ser rentable. El productor tiene que ser muy eficiente porque hay un contexto de presión impositiva muy grande que lo vuelve más competitivo”, detalla el joven empresario. 

De acuerdo con los datos que maneja la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), en la Argentina hay cerca de 90 startups que prestan el servicio de monitoreo del clima, seguimiento, reporte y rinde de los cultivos. Quienes también prestan este tipo de servicios son Agriquest, Agriexplorer, S4 y Caburé. Con esta última plataforma, Auravant hizo una alianza a fines del año pasado para la gestión y recolección de datos de lluvias e información histórica en las zonas de influencia. 

Las plataformas digitales para el monitoreo del clima, reporting y estimaciones, en los últimos años, se convirtieron en lo más buscado por los consumidores y especialistas en la agricultura de precisión. Está claro que el productor y el agrónomo están cada vez más abiertos la tecnología, siempre que representen soluciones concretas para los cultivos  y que sean clave en la relación costo-beneficio.