Forbes Argentina
Tecnoperfiles
BrandVoice
Share

Dedicada desde hace casi dos décadas a la elaboración y comercialización de perfiles de PVC para aberturas de media y alta prestación, la firma de capitales nacionales Tecnoperfiles supo capitalizar el contexto para potenciar su presencia en el exterior. El secreto detrás de su crecimiento.

19 Julio de 2021 16.22

Actuar en el corto plazo con el mediano y el largo en mente, “porque hay decisiones que se toman hoy y son importantes para las oportunidades del futuro”. Ese es tan solo uno de los aprendizajes que obtuvo Fernando Martínez, presidente de TECNOPERFILES, en 2020. 

El argentino lidera una firma que fabrica perfiles de PVC y dice que “de las crisis nacen oportunidades, sin importar el contexto vertiginoso”

Su forma de pensar se vio comprobada tras el comienzo de la pandemia, cuando a pesar de los embates y trabas que experimentó el comercio internacional continuó exportando casi un cuarto de su producción e incluso dio sus primeros pasos en EE.UU., un nuevo mercado para la compañía que factura más de US$ 20 millones al año. 



“Desde el origen nos potenciamos en Latinoamérica. Exportamos a 15 países desde Argentina a México y a algunas islas. Siempre fue nuestro mercado y lo venimos manteniendo. El año pasado, en plena pandemia, trabajamos para aprobar nuestro producto en EE.UU., un proceso que continuamos a la distancia y estamos culminando con grandes expectativas. Ahora estamos tratando de viajar, porque para ciertos destinos de exportación es importante tener presencia física”, resume Martínez, que destaca el rol que tomó su área de Marketing. 



TECNOPERFILES emplea a 200 personas. Sin embargo, nació como una compañía familiar que fundó el padre de Martínez, quien venía de desarrollar otros productos también a partir del PVC. Su idea era virar hacia un producto final que tuviera posibilidades de crecimiento, “buenas ventajas para el mercado”, y que “aportara algo distinto”, dice su heredero, que agrega que “en el mundo las ventanas de PVC tienen mucha participación, pero en Latinoamérica eran desconocidas”. 

Y recuerda: “En 2002 iniciamos una carrera loca para ver cuál era la tecnología y qué era lo que había que hacer, y en 2004 arrancamos a producir”.

 Hoy la empresa cuenta en la provincia de Buenos Aires con una planta de 7.000 m2 para la elaboración de perfiles de PVC con la más alta tecnología de punta de Latinoamérica, un centro de distribución de 3.000 m2, oficinas comerciales en CABA y oficinas comerciales con depósito propio en Chile, Brasil y México”. 

Aunque se lo relacionaba con tuberías y revestimientos, el PVC, material estrella, es cada vez más elegido en la construcción, sobre todo por ser reciclable, perdurable e inocuo para la salud. Además, consume menos energía en su producción y es el material más reciclado de la industria de la construcción. Según TECNOPERFILES, lo que distingue a las ventanas de PVC es su eficiencia energética y sus capacidades de aislación termoacústica, su hermeticidad, resistencia, practicidad y la seguridad.  


 

Fernando Martínez


Hoy la empresa trabaja con más de 200 fabricantes certificados de puertas y ventanas de PVC en la Argentina y otros 150 en la región, quienes cumplen con normas europeas de elaboración. “Cuando arrancamos, la ventana de PVC en la Argentina y en casi todos los países de Latinoamérica tenía menos del 2% de participación en los mercados. Teníamos mucho trabajo por desarrollar, contar y visibilizar en cuanto a las ventajas que tenía. También decidimos desde el primer día que este era un producto exportable y que teníamos que desarrollar en paralelo los dos nichos, el local y la exportación, cosa de que, cuando hay baches en la construcción acá o en cualquier lugar, siempre pudiéramos compensar un poco las caídas”, repasa Martínez. 

Casi dos décadas después del nacimiento de su empresa, el porcentaje en el mercado de aberturas de PVC está entre un 7 y un 8% a nivel local, mientras que en Europa el porcentaje es de más del 50%. 



Proveniente de esa última zona es toda su tecnología. TECNOPERFILES invirtió en 2020 unos US$ 650.000 en matricería austríaca (cifra que pretende duplicar en 2021 en materia de inversión) y cuenta a su vez con 6 extrusoras alemanas y una nueva en camino. 

A eso se suman adquisiciones como equipamiento para la automatización de su planta productiva de 7.000 m2 en Pablo Podestá, provincia de Buenos Aires, y un Xenon Test, tecnología de origen estadounidense, para evaluar la nobleza del producto y garantizar su durabilidad y su prestación. “Todo esto nos permite estar muy actualizados. Parte de nuestra estrategia para ser competitivos tiene que ver con eso y con la productividad de dicha tecnología. Hacemos inversiones como para seguir, no quedarnos en el tiempo y enfrentar los desafíos”, comenta el ejecutivo. 

La empresa apostó incluso por la instalación de un stand en una importante feria de su rubro en Alemania que iba a tener lugar en marzo de 2020: “Habíamos organizado la logística desde Argentina para llevar con un contenedor nuestras ventanas principales y exhibirlas en la feria, e íbamos a aprovechar para acercarnos a nuevos mercados, pero con la pandemia se reprogramó para 2022. Si las condiciones lo permiten, estaremos allí, siendo la primera empresa argentina que se presenta en una feria internacional de esta envergadura”.

loading next article