Forbes Argentina
armas-estados-unidos
Today

El miedo al coronavirus genera escasez de armas y balas en EE.UU.

Forbes US

Share

26 Marzo de 2020 14.04

Papel higiénico, alcohol en gel y ahora balas. "En los 39 años que llevo en el negocio, nunca vi nada igual”, afirma Mark Tosh, presidente de Town Gun Shop en Richmond, Virginia. Se refiere a la demanda sin precedentes de armas y munición en sus tiendas en plena pandemia de coronavirus.

Hay tanta que ahora Tosh está racionando las municiones para poder cumplir los pedidos de los clientes. Por ejemplo, limitó las balas de 9 milímetros ?uno de los tipos más comunes de municiones? a un máximo de dos cajas con 50 balas por cliente.

En Halethorpe, Maryland, Tyler Firearms también está agotando stock. La empresa recibió una avalancha de clientes en sus locales y atiende entre 300 y 400 llamados por día debido al brote de coronavirus. Ya se quedó sin escopetas, balas para escopetas y otras municiones de calibre para pistolas, según un mensaje de voz grabado por la empresa. El gobernador de Maryland ordenó el cierre de todos los comercios no esenciales a partir de anoché pero exceptuó a los locales de armas.

No es inusual que crezcan las ventas de armas de fuego y municiones cuando la industria se percibe amenazada. Por ejemplo, los tiroteos tienden a estimular la demanda porque reavivan la posibilidad de que se aprueben leyes más restrictivas para la portación de armas de fuego. Las verificaciones de antecedentes hechas por el Gobierno federal alcanzaron un pico de 953.613 indagaciones en los siete días posteriores a la masacre en la escuela primaria de Sandy Hook, donde murieron 26 personas, en su mayoría niños pequeños.

Hoy, la demanda está aumentando por el temor y la histeria masiva causados por el casi invisible coronavirus y el hundimiento abrupto de EE.UU. en el estado de emergencia nacional.

Entre el 21 de febrero y el 1 de marzo, se realizaron 797.221 verificaciones de antecedentes con armas de fuego, el tercer número más alto desde 1998. Tosh afirma que la demanda en sus tiendas hoy es la más alta de su carrera. Es más, viene más gente a comprar su primera arma de fuego. “Gente que estuvo toda la vida en contra de la portación de armas de fuego está comprando”, cuenta.

Una tienda de armas en Alabama vendió municiones para dos meses en solo una semana; el dueño afirma que viene mucha gente a comprar su primera arma. Los clientes le cuentan que están preocupados porque, por ejemplo, si la policía local queda afectada por el coronavirus, nadie podrá protegerlos. El propietario también cuenta que por primera vez vienen más asiáticos-americanos a su tienda, preocupados por que les echen la culpa de propagar el virus.

Gracias al boom de ventas, las acciones de los fabricantes de armas suben mientras el resto del mercado trastabilla. Las de Vista Outdoor, el holding de muchos fabricantes de municiones (como Federal Ammunition), subieron 8% este año, período en el que el índice S&P 500 se desplomó 25%. Las de American Outdoor Brands, una filial de Smith & Wesson, cayeron 13% en lo que va del año, pero subieron 3% esta semana.

Widener?s Reloading & Shooting Supply, un minorista online de municiones, declaró a American Rifleman que su sitio prácticamente duplicó la cantidad de visitantes en una sola semana de febrero.

El dueño del negocio en Alabama tira: “Si ya acumulaste suficiente papel higiénico y carne congelada, tenés que protegerlos”.

Autora: Halah Touryalai