Forbes Argentina
Share

02 Enero de 2020 10.02

Las personas más ricas de los Estados Unidos se mantuvieron a flote durante los últimos doce meses. La fortuna de los integrantes de la lista solo aumentó un 2,2% respecto del promedio de US$ 7.400 millones de 2018, y el punto de partida de US$ 2.100 millones no se modificó. La historia detrás de sus millones.

 

 

 

 

JEFF BEZOS

 

 

 

 

 

US$ 114.000 MILLONES

 

En el divorcio más costoso de la historia, Bezos transfirió un cuarto de sus acciones de Amazon, por un valor actual de US$ 36.100 millones, a MacKenzie, su mujer durante 25 años (aunque conservó el derecho de voto de esas acciones). Bezos también vendió acciones de Amazon por US$ 2.800 millones. Todavía tiene una participación de casi el 12% en el gigante de comercio electrónico de US$ 230.000 millones (ventas en 2018) y sigue siendo la persona más rica del mundo pese a una caída de US$ 46.000 millones el año pasado. Bezos, que a los 16 años fue cocinero durante un verano en un local de McDonald?s, donde aprendió a romper huevos con una mano, aumentó a US$ 15 la hora el sueldo mínimo de 350.000 empleados de Amazon en Estados Unidos, en noviembre pasado. En 2018 su vehículo fila trópico, Bezos Day One Fund, donó US$ 97,5 millones a 24 organizaciones que ayudan a familias en situación de calle. En septiembre, anunció que su compañía invertiría US$ 100 millones en proyectos de reforestación en todo el mundo, semanas después de que los incendios forestales de la selva amazónica ocuparan los titulares de los diarios. También dijo que Amazon compraría 100.000 vehículos eléctricos para repartir sus productos.

 

 

 

BILL GATES

 

 

 

 

 

US$ 106.000 MILLONES

 

Gates respondió al rechazo público contra los multimillonarios, reiterando su apoyo a un impuesto más alto a los bienes. En Goalkeepers, el informe anual de la Bill & Melinda Gates Foundation, publicado en septiembre, tanto él como Melinda fueron sinceros al admitir que tuvieron “padres blancos y ricos” que los mandaron a excelentes colegios, a la vez que destacaron que la adversidad es la regla para cientos de millones de otras personas. Ellos sostienen que su fundación trabaja para que los seres humanos de todo el mundo tengan las mismas oportunidades. Gates es el protagonista de Inside Bill?s Brain: Decoding Bill Gates, un documental de tres episodios de Netflix que se estrenó en septiembre. A los 16 años, Gates pasó un año trabajando en un proyecto de programación de computadoras para Bonneville Power Administration, que controlaba la red eléctrica del estado de Washington. Enseguida, Bill y su compañero de la secundaria Paul Allen (fallecido en 2018) hicieron planes tendientes a desarrollar software para el creciente mercado de computadoras personales. Gates abandonó Harvard en 1975 con el objetivo de concretar esta idea.

 

 

 

WARREN BUFFETT

 

 

 

 

 

US$ 80.800 MILLONES

 

El legendario inversor sigue dirigiendo el conglomerado Berkshire Hathaway, que es dueño de acciones en empresas que van desde Apple hasta Delta Air Lines, pasando por JP Morgan Chase. Warren tuvo su primer negocio a los 7 años, cuando vendía chicles y Coca-Cola casa por casa en tardes calurosas. A los 10, empezó a trabajar en la tienda de su abuelo, Buffe t & Son, y usó los primeros US$ 114,75 que ahorró para comprar tres partes de las acciones preferenciales de Cities Service. En abril pasado, su compañía con sede en Omaha acordó invertir US$ 10.000 millones para comprar acciones de Occidental Petroleum si concretaba la adquisición de la firma de energía eléctrica Anadarko Petroleum Corp.; las dos empresas se fusionaron en agosto.

 

 

 

MARK ZUCKERBERG

 

 

 

 

 

US$ 69.600 MILLONES

 

En julio, la Comisión Federal de Comercio le impuso a Facebook una multa de US$ 5.000 millones por violar la privacidad  de los usuarios. Aunque la sanción fue la más alta en la historia de la Comisión, no hizo mella en los US$ 55.800 millones (en 2018) de la red social, cuyas acciones subieron un 15% el año pasado, ni en la fortuna de su CEO, quien es US$ 8.600 millones más rico que hace un año. El hecho de que Facebook se haya vuelto demasiado poderosa y controle demasiada información sigue preocupando. Su cofundador, Chris Hughes, que dejó la compañía hace algunos años, escribió un artículo de opinión para The New York Times en mayo, donde reclamó la disolución de Facebook. Zuckerberg lanzó el negocio cuando tenía 19 años, mientras cursaba en Harvard, universidad que luego abandonó. Se dice que hace algunos meses pagó US$ 59 millones por una enorme propiedad en Lake Tahoe, a unas cuatro horas en auto desde la sede central de Facebook.

 

 

 

LARRY ELLISON

 

 

 

 

 

 

US$ 65.000 MILLONES

 

El presidente y director tecnológico de Oracle perdió a uno de sus mejores lugartenientes en septiembre, cuando su codirector ejecutivo, Mark Hurd, se tomó una licencia indefinida, aduciendo problemas de salud. Safra Catz, el codirector ejecutivo, que tiene una trayectoria de 20 años en la empresa, está ahora solo en la cima de Oracle, cuyos ingresos crecieron menos del 1% el pasado año fiscal debido a la fuerte competencia que debió enfrentar. En agosto, se comentó que Ellison había rescatado del peligro de bancarrota a la compañía de producción cinematográfica y televisiva de su hija Megan, Annapurna Pictures. Skydance Media, de su hijo David, está detrás del inminente estreno de Top Gun: Maverick. Ellison se sumó al directorio de Tesla en diciembre y reveló que tenía US$ 950 millones en acciones. Desde entonces, las acciones cayeron un 28%. Ellison, que solía trabajar como guardavidas durante los veranos, fundó Oracle en 1977; dejó el cargo de director ejecutivo hace cinco años.

 

 

 

LARRY PAGE

 

 

 

 

 

US$ 55.500 MILLONES

 

En un año durante el cual Alphabet tuvo que lidiar con protestas de los empleados, fallos de seguridad y multas de la Unión Europea y la Comisión Federal de Comercio, Page, su director ejecutivo, fue denunciado por evitar apariciones públicas. En septiembre de 2018, se rehusó a presentarse a una audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado; en junio faltó a la reunión anual de accionistas de Alphabet. Fuera de la compañía, se dice que está fundando dos start-ups de “autos voladores”, Kitty Hawk y Opener. La Carl Victor Page Memorial Foundation ?que lleva el nombre de su padré financió vacunas contra la gripe para estudiantes. En su último informe, reportó que cuenta con US$ 2.000 millones en activos.

 

 

 

SERGEY BRIN

 

 

 

 

 

US$ 53.500 MILLONES

 

En medio de un año difícil para Google, Brin, el presidente de Alphabet ?al igual que Page, con quien cofundó la compañíá evitó las apariciones públicas y se dice que incluso dejó de asistir con regularidad a las reuniones de personal semanales internas TGIF, donde solía ser un pilar. Brin dedica la mayor parte de su tiempo a las subsidiarias de Al- phabet en las que está más interesado, como el laboratorio de investigación X de “sueños lunares”, y se comenta que está financiand una aeronave de alta tecnología. La mayor parte de las donaciones de la fundación de su familia, que reportó la última vez casi US$ 1.400 millones en activos, se destina a fondos designados por los donantes, pero también hizo desembolsos para causas relacionadas con la investigación sobre el Parkinson, la justicia social y los derechos de los inmigrantes.

 

 

 

MICHAEL BLOOMBERG

 

 

 

 

 

US$ 53.400 MILLONES

 

El último alcalde de la ciudad de Nueva York anunció en marzo que no se presentaría como candidato para presidente en 2020, sino que, en cambio, lanzaría Beyond Carbon, “la más grande de las campañas coordinadas que se haya llevado a cabo en los Estados Unidos para combatir el cambio climático”. Mucho tiempo antes de desarrollar una normativa geopolítica, Bloomberg dio sus primeros pasos como empleado en una empresa de electrónica en Cambridge, Massachusetts, mientras cursaba la secundaria. Su primera incursión en las finanzas fue muy poco glamorosa: después de obtener su máster en Administración de Empresas en Harvard, consiguió un trabajo en “La Jaula”, en Salomon Brothers, donde contaba dinero a mano. “Trabajábamos en calzoncillos, en una bóveda de banco sin aire acondicionado, con un paquete de seis botellas de cerveza, de tanto en tanto, para que fuera más soportable”, escribió en su autobiografía. Bloomberg ascendió hasta llegar a ser socio general antes de que lo echaran, en 1981. Luego cofundó su propia firma, que se convirtió en Bloomberg LP, el gigante de la información financie a y los medios.

 

 

 

STEVE BALLMER

 

 

 

 

 

US$ 51.700 MILLONES

 

Ballmer Group, la compañía que él y su mujer, Connie, crearon en 2014 para mejorar la movilidad económica en los Estados Unidos, se está asociando con las fundaciones de Mike Bloomberg y Bill Gates para probar, en diez ciudades, programas comunitarios sobre la desigualdad de ingresos. En junio estos grupos anunciaron que estaban invirtiendo US$ 12 millones en Newark, Nueva Jersey y Detroit durante 18 meses. Ballmer probablemente experimentó esa inequidad desde muy temprano: su primer trabajo fue como caddie de golf en el Franklin Hills Country Club de Michigan. Quien fue  compañero de clase de Gates en Harvard y CEO de Microsoft durante muchos años se jubiló en 2014 y compró el equipo Los Angeles Clippers, de la NBA, por US$ 2.000 millones ese mismo año.

 

 

 

JIM WALTON

 

 

 

 

 

US$ 51.600 MILLONES

 

Pese a haber entregado US$ 1.200 millones en acciones de Walmart, en la donación más importante que haya hecho públicamente, Jim sigue siendo el integrante más rico de la familia Walton. Eso se debe, ante todo, a su participación accionaria del 44% en Arvest Bank, donde se desempeñó como CEO durante mucho tiempo. The Fayetteville, un banco cuya sede principal está en Arkansas, tiene más de 275 sucursales en cuatro estados, con activos por más de US$ 19.000 millones. Jim, el hijo más joven del fundador de Walmart, Sam Walton, integró el directorio de la compañía por más de una década antes de cederle su lugar a su hijo, Steuart, en 2016.