Forbes Argentina
bernie-and-pete
Rankings

La campaña de los ricos: los millones detrás de Biden y Pete Buttigieg

Forbes Digital

Share

19 Febrero de 2020 12.03

Más de 100 multimillonarios estadounidenses pusieron su dinero para apoyar a sus candidatos en la interna demócrata, una de las más inciertas de los últimos años. Mirá quiénes son los billionaires que compiten por la Casa Blanca.

Hacia fines del 2019, cerca del 20% de los multimillonarios de los Estados Unidos donaron dinero a través de su cónyuge para apoyar ?por lo menos- a un candidato demócrata. El dato se desprende a raíz de un análisis de las últimas presentaciones de la Comisión Federal Electoral (FE).

De esta manera, son cerca de 100 los  multimillonarios que dieron apoyo, no sólo de manera financiera, sino también con sus nombres. Por otro lado, otros 25 no proporcionaron el dinero directamente, pero están casados con personas que sí lo hicieron.

Desde Forbes México hicieron un análisis sobre quiénes son los multimillonarios que están detrás de las elecciones norteamericanas. Joe Biden y Pete Buttigieg lideran el grupo de beneficiarios. Forbes descubrió que Biden ha recibido el apoyo de 60 multimillonarios o sus cónyuges para fines de 2019, mientras Buttigieg contó con 56 patrocinadores.

Los dos magnates, Tom Steyer y Michael Bloomberg invirtieron más que Biden y Buttigieg con sus propios recursos. A finales de año, Steyer y Bloomberg habían desembolsado más de 200 millones de dólares para sus campañas.

En los últimos tres meses de 2019, dieciséis nuevos donantes apoyaron a Biden, según un análisis de Forbes. El mayor donante de Biden parece ser el multimillonario de bienes raíces, George Marcus, quien dio 1 millón de dólares para apoyar al ex vicepresidente. Marcus también organizó una recaudación de fondos durante el otoño y su esposa Judy entregó otros 2.800 dólares, siendo su primera contribución a un candidato presidencial durante octubre.

Forbes también identificó a 16 nuevos donantes que apoyaron la campaña de Buttigieg, incluida la heredera de Walmart, Christy Walton, así como la leyenda de Kleiner Perkins, John Doerr, junto con los cónyuges del financiador de coberturas Steve Cohen y el cofundador de Google, Sergey Brin.

En diciembre, la esposa de Brin, Nicole Shanahan, co-organizó una recaudación de fondos para Buttigieg, a través de un concierto organizado con el CEO de Netflix, Reed Hastings y Wendy Schmidt, la esposa del ex CEO de Google, Eric Schmidt. Al principio de la carrera, Shanahan donó 2.800 dólares a la ya desaparecida campaña de Marianne Williamson.

Es probable que Buttigieg reciba más apoyo multimillonario. Forbes encontró otros dos donantes cuyos nombres coinciden con los de cónyuges multimillonarios, sin embargo, no se logró verificar si se trataba de las mismas personas. La campaña de Buttigieg también recibió el impulso de VoteVets, a través de un super PAC que pagó los anuncios y en agosto recaudó 100.000 millones de dólares de Brian Sheth, multimillonario de capital privado.

Forbes encontró ocho nuevos donantes para la campaña de Amy Klobuchar. A excepción de uno de sus nuevos partidarios, también habían contribuido a Biden, Buttigieg, o ambos. Los nuevos patrocinadores notables incluyen al financiador de cobertura Stephen Mandel, Laurene Powell Jobs y Nicole Systrom, además de la esposa del cofundador de Instagram, Kevin Systrom. La poderosa Laurene Powell Jobs, quien posee una fortuna de 25.000 millones de dólares heredada de su difunto esposo, Steve, cofundador de Apple, también ha contribuido a las campañas de Biden, Buttigieg, Kamala Harris, Cory Booker y Michael Bennet.

Mientras Biden y Klobuchar recibieron el respaldo de nuevos patrocinadores multimillonarios, Steyer y Bloomberg financiaron sus propias operaciones y otros tres candidatos prácticamente no obtuvieron ningún apoyo de la esfera superior.

Luego de que Forbes notificara que Marta Thoma Hall, quien está casada con un pionero rico de autos autónomos, apostó por Bernie Sanders, el senador de Vermont devolvió el dinero en noviembre. Desde entonces, ningún otro multimillonario le ha enviado fondos, de acuerdo con un análisis de Forbes. En tanto, se notificó que Elizabeth Warren había recibido previamente el apoyo de seis multimillonarios y sus cónyuges.

Sin embargo, aumentó su impuesto sobre el patrimonio propuesto del 3% al 6%, durante el último trimestre de 2019, lo que podría explicar por qué ningún otro magnate respalda su campaña.

Tulsi Gabbard, la representante de Hawai que anteriormente había recibido solamente una donación multimillonaria del cofundador de Twitter Jack Dorsey, tampoco recibió ningún apoyo nuevo de las personas más ricas de Estados Unidos.

Incluso entre los abandonados en la campaña como Andrew Yang, Deval Patrick y Michael Bennet, recibieron donaciones de nuevos multimillonarios durante los últimos tres meses del año. Sin embargo, como ha demostrado Sanders, el éxito en el stand no requiere necesariamente el financiamiento de los multimillonarios, publicó Forbes México.

loading next article