Forbes Argentina
Chanel
Lifestyle

De Chanel a Armani: el sector del lujo abandona Rusia y renuncia a los US$ 6.700 millones en ventas que genera en el país

Cristina Romero

Share

Las acciones de Putin contra Ucrania no dejan indiferente a los grandes conglomerados de la moda, como Kering, LVMH, Richemont e Inditex, que ya cortaron su actividad en Rusia.

09 Marzo de 2022 08.22

La industria del lujo deja a Rusia en jaque tras la decisión de frenar su actividad en el país hasta que mejore la situación con Ucrania. Una de las primeras de las compañías de lujo en salir del mercado ruso fue Burberry, ocurrió el pasado jueves, cuando la británica aseguró que cerraba sus cuatro establecimientos, repartidos entre Moscú y San Petersburgo, porque su prioridad era apoyar al equipo y a los socios.

Tras ella, la salida de las firmas de moda del país no ha dejado de sucederse y grandes conglomerados, como Kering -primer gran grupo en tomar la decisión-, LVMH, Richemont, Chanel, Hermès y recientemente Armani, fueron frenando sus operaciones en Rusia. Una determinación afrontada con firmeza que hasta nueva orden supone la renuncia a los más de US$ 6.770 millones que este sector del lujo dejó en el país (ruso) el pasado año, cuando la industria consiguió superar los niveles previos a la pandemia de 2020, según arrojan los datos aportados por Euromonitor.

Bernard Arnault, número uno de LVMH.

Esta importante cifra no ha conseguido frenar las represalias del lujo contra Vladimir Putin, cuando el pasado 24 de febrero sorprendió al mundo declarando la guerra a Ucrania de manera oficial. La situación tan delicada en la que se ha visto sumergida Europa ha hecho que casas como Hermès, de origen francés, hayan manifestado sus inquietudes: "Lamentamos cerrar temporalmente nuestras tiendas y frenar nuestra actividad comercial", una medida que, en la mayoría de las firmas, va mucho más allá del cierre de las tiendas físicas, ya que empresas como Visa y Mastercard han impedido la compra online de estas marcas en Rusia.

Richemont, el grupo con más firmas de moda presentes en Rusia

El conglomerado suizo Richemont también hizo lo propio el 3 de marzo al anunciar que suspendían su rutina empresarial en el país. El gigante opera en Rusia con Montblanc, Chloé, Van Cleef&Arpels o Cartier, entre las más destacadas. El porfolio de firmas que recoge Richemont es uno de los más amplios en cuanto a presencia de tiendas se refiere, seguido de Kering y LVMH, quienes también han tomado medidas de actividad en la zona.

Chanel y Dior congelan su actividad

Los ingresos generados por la maison francesa Dior en Rusia ascendieron a 14 millones de euros en 2019, una cifra que confirma la importancia de este mercado en el volumen de ventas de la firma y evidencia la dificultad de la toma de decisión para la marca. Por su parte, Chanel opera en el país con seis tiendas en Moscú, entre tiendas propias y puntos de venta en los almacenes Tsum y Gum, además de un establecimiento en San Petersburgo.

Dior

Armani, la firma de moda con más tiendas en Rusia

Una de las últimas firmas de moda en anunciar su pausa del país presidido por Putin ha sido Armani. Lo anunciaba la italiana a través de un comunicado, como respuesta a la ofensiva del país ruso al ucraniano. La importancia es severa, dado que del sector es la marca que más tienda aglutina en el país: 34 tiendas deciden, por el momento, echar el cierre hasta que lleguen tiempos de paz.

Inditex congela su actividad en el mercado ruso

No sólo el mundo del lujo ha congelado su actividad empresarial en Rusia. El gigante español Inditex también ha hecho lo propio: más de 500 tiendas y 9.000 empleados han pausado su trabajo. La orden fue dada por Amancio Ortega y abrió el camino a otras multinacionales españolas, como Mango y Tous. Otras, fuera del ámbito internacional, como H&M también hicieron lo mismo, así como empresas del sector de la decoración y del gourmet.

loading next article