Forbes Argentina
Especiales

Deep Agro, la start-up que busca pulverizar al enemigo de los cultivos

Share

Con la eficiencia de las operaciones productivas como foco, un grupo de amigos creó un sistema de aplicación selectiva de fitosanitarios que los puso a la vanguardia de las startups mundiales, y que esperan comercializar localmente a principio del 2021.

18 Septiembre de 2020 09.13

Durante la tesis de grado, de la carrera de Ciencias de la Computación de la Universidad Nacional de Rosario Juan Manuel Baruffaldi diseñó un sistema de aplicación selectiva de fitosanitarios, lo que sin dudas sería el germen de Deep Agro, una de las nuevas tecnologías, que permite diferenciar la maleza de los cultivos y que pronto podría estar disponible en el mercado local. 

Enfocada en diseñar y fabricar prototipos directamente relacionados con la agricultura de precisión, esta startup dio sus primeros pasos  en Casilda, Santa Fe, en 2018, con la inclusión de Iván Regali y Marcos Mammarella, que se sumaron a Baruffaldi en el proyecto; todos ellos con carreras relacionadas a la electrónica y la informática, y con una historia personal ligada al campo. 

“La idea de hacer este proyecto surgió de acompañar a mi padre de chico y de vivir de cerca el problema”,  apunta Baruffaldi, entusiasmado por la etapa de prueba en la que se encuentra Deep Agro y que le permitiría salir al mercado en marzo y,  por qué no, darle una solución a su padre, que es una de las cosas que más lo moti an. 

Todos los socios de la microempresa están enfocados en el perfeccionamiento del hardware de aplicación selectiva de fitosanitarios. No obstante, por el desarrollo del sistema eficiente, los microempresarios santafesinos ganaron la competencia regional Zurich Innovation Championship de la aseguradora homónima y pasaron a la instancia final que se realizará en octubre, donde se pondrán a prueba con otras siete empresas que fueron seleccionadas después de haber pasado un filtro de 1.400 participantes de todo el mundo. “Es un gran desafío para la Agentina llevar una startup para que represente la mirada del ahorro. Se los acompañó en la Expoagro para poder trabajar en conjunto, y ahora se hará lo mismo para que sean los ganadores de esta competencia. Estamos trabajando para llevar la mejor presentación y se está apoyando de cerca el proyecto”, aseguran desde Zurich, y aclaran que no existe ninguna relación comercial entre ambas partes. 

El sector productor “es una industria clave para darle de comer al mundo. Hay mucho por hacer y nuestro proyecto es un granito de arena a la sustentabilidad en el agro”, destaca por su parte Baruffaldi. Deep Agro es un sistema inteligente que no solo detecta malezas sino que realiza aplicaciones selectivas de herbicidas en cualquier etapa de crecimiento de los cultivos

De esta manera, el productor agropecuario puede ahorrar hasta un 70% de agroquímicos, los que generalmente se aplican sin ningún tipo de discriminación. Asimismo, la capacidad de ahorro varía en función de la cantidad de maleza que haya en el lote, lo que generará un impacto menor en el medioambiente. 

“El hardware que está en una computadora selecciona y aplica el agroquímico sobre la maleza que crece sobre los cultivos y le hace perder rendimiento”, especifica Baruffaldi, CEO de la novel compañía. “Lo cierto es que aún estamos en una etapa prototipo, de validación en el mercado, pero se está vendiendo a empresas del sector productivo para instalarlo arriba de la maquinaria”, agrega. 

Los dispositivos no solo detectan la maleza sino que también hacen una pulverización selectiva para proteger los cultivos

El hardware, que está pensado para colocarse directamente en el equipo del productor, tendrá autonomía absoluta en la apertura y cierre de las válvulas del pulverizador. Es así que el sistema está compuesto por diez módulos que podrán detectar y reconocer las áreas de aplicación a través de imágenes y videos desde una computadora que registra las malezas en tiempo real. Esta a su vez le indica al rociador cuándo abrir o cerrar la electroválvula para liberar el fitosanitario. 

“Con esta tecnología tratamos de resolver un problema que veníamos teniendo en el campo con la diferenciación entre la maleza sin barbecho. Por eso, ahora venimos a entregar una solución que nos permita trabajar en verde sobre verde”, resalta Baruffaldi. 

La empresa también se caracteriza por el desarrollo de proyectos de inteligencia artificial aplicada al agro. Con un equipo joven conformado por ocho personas, ofrecen productos y servicios que mejoran la productividad de los cultivos. 

Para generar ingresos, los emprendedores realizan a pedido de las empresas productos o servicios ligados a los sistemas de la agricultura de precisión. “Hacemos sistemas de conteo de plantas por imágenes, mediciones de distancia relativa por medio de una imagen que resuelvan los problemas de los expertos”, detalla. No obstante, recuerda que el proyecto eje de la empresa, cuyo nombre aún está por definir, “es el caballito de batalla” del emprendimiento. 

Con sus propios ahorros, los socios fundadores de Deep Agro iniciaron la compañía con una inversión estimada en US$ 30.000 y un equipo de trabajo part time. “Hasta ahora no hicimos ronda de inversión, pero esperamos contar con las primeras preventas para marzo del año que viene. Creemos que este proyecto va a apuntar a una masividad, y que va a brindar soluciones a los problemas de muchos productores y expertos en cultivos”, aseveran los emprendedores. 

Entre las startups del sector que ya comercializan el sistema de pulverización selectiva de fitosanitarios están Weed It y Weed Seeker, Blue River y Milar. Esta última es nacional y cuenta con identificación por cámara para malezas en barbecho, símiles al sistema de Deep Agro, pero también se encuentra en etapa de producción. 

“Los desarrollos locales están trabajando con sensores que comandan la apertura o el cierre de los picos de las pulverizadoras. Estos sistemas se instalan en los botalones de los pulverizadores”, indica Gabriel Tingithela, responsable de innovación de CREA, la organización de empresarios agropecuarios. 

El especialista sostiene que, en cuanto a beneficios para el productor, generalmente pueden ir desde el 50% del ahorro en fitosanitarios hasta alcanzar un 90%, según el caso. “Esa tecnología, que permitirá hacer aplicaciones selectivas de herbicidas en cultivos, todavía no está disponible al público en general en la Argentina, pero va a llegar pronto con el desarrollo de esas empresas”, afirma. 

Hoy por hoy para Deep Agro todo se concentra en la fase “Prueba de concepto” para el perfeccionamiento del sistema de cara a la competencia final en octubre, que también es un proyecto con inteligencia artificial. Para cumplir con esa instancia, desde este mes pondrán el equipo a disposición de empresas de la región, enfocadas en la agricultura de precisión tales como MSU y Corteva, para reforzar el proyecto y ampliar la experiencia a nivel internacional.