Forbes Argentina
Editorial
Share

Es muy difícil emocionarse con un título online. Acaso por su fugacidad: hay más noticias que historias, más fugacidad que reflexión.

22 Julio de 2020 16.00

Las tapas de las revistas en papel aún tienen otra impronta. Permanecen más tiempo. Resaltan una historia con mayor profundidad. Y transmiten sentimientos. Puede ser admiración o rechazo, sorpresa o aburrimiento, puede inspirar o causar indignación. En tiempos donde la economía de desploma, comercios, pymes y empresas luchan por sobrevivir, donde la pandemia parece aplastarlo todo, optamos por una historia que transmita esperanza. Del “¿Siamo Fuori?”, de Cristiano Rattazzi, el mes pasado, al “Hay futuro”, con la vitalidad y el empuje de Max Cavazzani, fundador de Etermax a los 22 años y hoy, una década más tarde y Preguntados mediante, artífice de una compañía internacional con oficinas en Buenos Aires, Mendoza, Montevideo y Berlín, un staff de 400 empleados? que sigue contratando talentos. 

Cavazzani analiza con agudeza las nuevas oportunidades que se generarán postpandemia y resalta con optimismo la Economía del Conocimiento como un potencial similar al de Vaca Muerta: “El desafío es transformar el talento individual en empresas argentinas que exporten sus servicios y productos al mundo”.  Alejado de     la grieta política, evalúa la gestión de los gobiernos durante la pandemia, responde sobre el proyecto de ley inminente sobre el impuesto a la riqueza y repasa su aprendizaje de emprendedor precoz a empresario de una compañía valuada en al menos US$ 500 millones. 

Cavazzani es también el más joven de quienes integran este año la lista de los más ricos de la Argentina. Como es habitual, pese a la reticencia que genera en parte de  sus integrantes, vale recordar que el espíritu de la publicación es presentar a los empresarios más exitosos a la hora de convertir sus ideas, esfuerzo e inversiones en empresas rentables que generan miles de puestos de trabajo. Warren Buffett y Bill Gates utilizan la lista de Forbes en EE. UU. para incentivar la filantropía entre sus colegas. Los datos son el resultado de meses de investigación y tienden a ser muy conservadores. Cada año, lentamente, aumenta la colaboración para cotejar la cifra publicada que tiene un estricto fin periodístico, una referencia estimada sobre patrimonios que varían día a día. A todos los mencionados se les informa la cifra previa a su publicación para procurar ser lo más precisos posible. El ranking también es un reflejo de la economía, adicional al que ofrece el Merval. Principalmente debido a la nueva devaluación, pero también por otro año de caída, la suma total de los 50 más ricos cayó un 19,9%: de US$ 55.810 millones del 2019 a US$ 46.440 este año. Paolo Rocca y familia continúan liderando el podio, al que se suma Marcos Galperin, con el mayor incremento por el fabuloso desempeño de MercadoLibre. Y lo completa Alejandro Bulgheroni junto a los herederos de su hermano Carlos. 

Cavazzani no confirmó ni desmintió la evaluación sobre su fortuna. Pero su historia vale mucho más que cualquier estimación. Lo mismo la de la mayoría de los 50 que integran la lista. Hasta ahora, solo el 30% accedieron a 
entrevistas con Forbes a lo largo de estos años. Muchos se sienten más cómodos con los hechos que con las palabras. Otros optan por un histórico bajo perfil. Y algunos son herederos dedicados a la filantropía o en etapa de transición. Una vez al año Forbes publica este ranking. Los otros 364 días, contamos historias de sus negocios y los de millones de argentinos a quienes inspiran para convertir sus sueños en realidad.  Toda una aventura en esta Argentina tan querida, a prueba de todo.