Forbes Argentina
-
Summit

Santiago Tarasido: "Es inconcebible que Argentina puedas comprar un televisor en 24 cuotas y una vivienda la tengas que comprar en efectivo"

Lorena Guarino Forbes Staff

Share

20 Noviembre de 2020 15.00

“Hay señales que nos permiten pensar en un futuro auspicioso, de la mano del fuerte abaratamiento de los costos de construcción”, aseguró Damián Tabakman, Presidente de la Cámara Empresaria de Desarrollares Urbanos, en la segunda edición del del Forbes Summit Real State. “Estamos en un piso histórico en esta materia y esto es un incentivo para invertir. Es una oportunidad histórica para eso”, señaló.

Después de más de ocho meses devastadores para la Argentina por culpa del Coronavirus, Tabakman fue optimista de cara al futuro. Según su mirada, el Gobierno está depositando mucha expectativa en el sector y se “están trabajando en distintos proyectos de ley para lograr la reactivación del crédito hipotecario o blanqueos. 

Santiago Tarasido, CEO de CRIBA, compartió la postura con respecto a que este es un momento de “oportunidad” para desarrollar proyectos, explicando que hoy la relación de precio y costo de producción “es la más favorable de los últimos años, sin dudas”. Tarasido opinó también que es un momento bisagra en cuanto a la tecnología, diciendo que la Argentina no se debe cerrar en este aspecto: “Los grandes cambios en el mundo están viniendo por ahí: blockchain, casas inteligentes, energía solar. Hay un movimiento muy fuerte que tiene que mejorar la productividad en el sector”.

-

Iván Szcech, Presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, intervino en la charla queriendo marcar la diferencia entre lo que son los insumos, “donde se registraron en estos meses indicadores realmente buenos”, y la industria: Szcech afirmó que la demanda de los materiales de la construcción creció de manera notable, a tal punto de generar “desabastecimiento”, pero que todo esto se dio bajo el contexto de la “autoconstrucción y el empleo informal, no de la mano de industria”. 

A su vez, señaló que hacer un diagnóstico de la Construcción es “complejo” y “heterogéneo, dependiendo la zona”. Desde el punto de vista del empleo, describió que durante la pandemia el sector perdió más de 70.000 trabajos y que recién en septiembre observaron una leve recuperación, que se dio a través del regreso de las obras en el AMBA. En una misma línea, Tarasido expuso que durante la pandemia la mano de obra registrada sufrió un "impacto fuerte", y que por eso se debería "poner el foco ahí".

-

Luego llegó el momento de Matías Tombolini, Vicepresidente del Banco Nación, quien cambió un poco la dirección de la conversación para referirse a los créditos UVA, que tanta polémica y dolores de cabeza trajo. Para el economista, “si hay algo que no se puede hacer es tomarle el pelo a la gente, y es imposible que vos tengas profundidad en un crédito hipotecario con una inflación altísima”.

“Hasta que como sociedad no logremos bajar la inflación, que es un problema estructural de la Argentina, cualquier crédito hipotecario como los que se lanzaron en 2016-2017, termina en un desastre”, afirmó, añadiendo que uno de los principales problemas con los créditos UVA tuvo que ver con su diseño, ya que se aceptaron “muchos codeudores” que generaron presiones dentro de “un sistema que no funcionó”.

“A mí me parece que lo interesante es entender que, en un contexto de alta volatilidad como tenemos en nuestro país, encontrar un mercado sostenible de créditos hipotecarios en el largo plazo es complejo”, insistió Tombolini.

-

En baso a los dichos del economista, Szcech, Presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, remarcó que en su momento ellos advirtieron que la UVA sería un eventual problema, tal como sucedió, y que por eso propusieron otras alternativas. “Lamentablemente, teniendo en cuanta la historia de la Argentina, tenemos que intentar otra cosa”. Por otro lado, indicó que, actualmente, los créditos de UVA que no se está pagando “son muy pocos”.

Tarasido tomó la posta allí y manifestó la necesidad de que haya una macro estable para que sea un incentivo invertir y dar trabajo. “Nosotros necesitamos reglas del juego claras”. Además, deslizó que para él es realmente inconcebible que Argentina “puedas comprar un televisor en 24 cuotas y una vivienda la tengas que comprar en efectivo; al mismo tiempo que esbozó que hay una distorsión “entre el CER y CVS”.