Forbes Argentina
Especiales

Cuál es la nueva era de mecanización en el campo

Share

Case IH es uno de los fabricantes de maquinaria agrícola más antiguos del mundo y es reconocido por su ADN innovador y pionero. Cuáles son los éxitos de la marca.

19 Septiembre de 2020 10.00

La fabricación y presentación del primer tractor autónomo para el mundo, la introducción del sistema Axial y el desarrollo de la cosecha mecanizada de caña de azúcar son solo algunos de los ejemplos que posicionan a Case IH como una empresa innovadora que tiene la fuerza para liderar y brindar soluciones tecnológicas al agricultor. 

En 1977, la marca revolucionó la agricultura mundial y la vida del productor al introducir las cosechadoras de granos Axial-Flow que, además de aumentar la capacidad de cosecha, comenzaron a entregar un producto final de mejor calidad en comparación a las máquinas que poseía el sistema convencional de trilla. 

“Somos pioneros en el segmento de cosechadoras, y en la actualidad nos destacamos gracias a la incorporación de tecnologías revolucionarias en nuestros equipos. El objetivo primordial de nuestros productos es alcanzar el mayor rendimiento y productividad del mercado, y que los productores de todo el país logren maximizar su productividad en el campo”, expresó Rodrigo Alandia, gerente de Marketing de Case IH. 

Otra clara representación de la innovación tecnológica de la marca fue la presentación del primer tractor autónomo del mundo, en 2017. El equipo, concebido sobre la base de un modelo Case IH Magnum,  posee un diseño futurista que prescinde de la cabina y es controlado remotamente por una computadora o tablet. 

“El Autonomous es la visión de Case IH sobre el futuro de la agricultura, la misma que nos ha impulsado a crear productos innovadores una y otra vez a lo largo de nuestros 178 años de historia. Este tractor autónomo ofrece prestaciones que derivan de una evolución de diversas tecnologías de agricultura de precisión ya disponibles en varias de nuestras máquinas, como el piloto automático y la telemetría, que posibilitan el gerenciamiento remoto de la flota”, explicó Alandia. 

Al igual que un modelo convencional, el tractor con tecnología autónoma podrá ser utilizado en todas las etapas del cultivo, siembra, pulverización y cosecha. “El autónomo podría trabajar con los sistemas de Agricultura de Precisión de la marca para ofrecer mayor control, permitiendo ejecutar las acciones programadas y posibilitando la recopilación de los datos necesarios para las campañas sucesivas”. 

Conectividad asegurada para el campo

Continuando con el objetivo de proporcionar tecnología para la evolución en el campo, la marca innovó una vez más presentando el concepto AFS Connect. Esta solución digital le permite al productor monitorear su flota y transferir la información de las operaciones en el campo en tiempo real, garantizando el máximo desempeño agronómico y posibilitando la gestión de datos de forma sencilla e intuitiva.

“Es importante brindarles a los clientes soluciones tecnológicas y agronómicas que ayuden a incrementar el nivel de disponibilidad de las máquinas durante el trabajo en campo para lograr resultados óptimos y medibles”, afirmó Gregory Riordan, director del área digital de CNH Industrial.

El concepto fue diseñado para atender todos los tipos de máquinas agrícolas, y le ofrece al agricultor una mayor conectividad garantizando resultados eficientes en las tomas de decisiones y aumentando su productividad en campo. Esta solución de agricultura avanzada de Case IH agrega herramientas como imágenes de satélite, drones, piloto automático, telemetría, sistemas de aplicación y meteorología para que el productor tome decisiones cada vez más acertadas, incrementando el nivel de disponibilidad de las máquinas durante el trabajo en el campo.

“Hoy en día, las tendencias que estamos mirando en la agricultura son la digitalización, la servitización, la interoperabilidad y la automatización, que también incluye la electrificación. CNH Industrial está trabajando en esos cuatro pilares de tendencias desarrollando las tecnologías en este sentido”, detalló Riordan, y agregó: “Para la digitalización tenemos varios proyectos en la línea de lo que hoy se hace manualmente como drones, mapeo y el uso de las analytics machine learning. Este paso servirá para interpretar informaciones y crear soluciones que agreguen valor a los productos  que vendemos a nuestros clientes”. 

Localización garantizada para el agricultor

El monitoreo de la flota de máquinas agrícolas es fundamental para la optimización de la producción. La integración de datos de las máquinas le permite al productor la visualización de todas las operaciones, desde la preparación hasta la cosecha, otorgándole un historial completo del desempeño de los equipos, con la posibilidad de recibir alertas sobre parámetros críticos de las máquinas.

“AFS Connect permite localizar rápidamente el equipo para organizar el planeamiento logístico  y tomar decisiones acertadas sobre la flota”, afirmó Alandia. La agricultura digital y de precisión, como las proporcionadas por los sistemas AFS Connect, son herramientas que utilizan información precisa para optimizar la eficiencia agrícola en las operaciones y la gestión. Es posible administrar todo el sistema  de producción del campo, desde el pronóstico de las condiciones climáticas hasta  la  identificación de áreas menos productivas del suelo, pasando por la producción y el intercambio inmediato de datos estratégicos sobre el rendimiento de la máquina, la aplicación de fitosanitarios e insumos, entre otros. 

De esta forma, el acceso a la automatización y  la digitalización permite una mejor gestión de la flota, la propiedad agrícola y la planificación de la producción, lo que lleva a la toma de decisiones correctas y evita las pérdidas. 

“Al incluir conectividad no solo beneficiamos al campo, donde tenemos máquinas y personas conectadas, sino a toda la cadena que involucra a los agronegocios, como los conductores de camiones que transportan la cosecha”, explicó Riordan. 

Estos equipos y herramientas revolucionarias en términos de tecnología, eficiencia y productividad son claros ejemplos de la continuidad de Case IH en un ciclo de crecimiento en un mundo cada vez más tecnológico y mecanizado, en el que los agricultores demandan soluciones pensadas para el campo del futuro. 

loading next article