Forbes Argentina
VR_OF_CABRERA4170_VISTA1_FACHADA_A02
Especiales

Coworking y coliving: Tendencias que ahorran costos

Lorena Obiol

Share

15 Febrero de 2019 12.40

No son solo un nuevo estilo de vida. Son, sobre todo, una nueva forma de hacer negocios inmobiliarios ahorrando metros y dinero, pero maximizando rentabilidad.

Año 2010 Fahad Siddiqui cursaba su último año en la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres cuando fundó una plataforma para brindar soluciones de vivienda a estudiantes. Con el tiempo, se convirtió en una compañía dedicada al alquiler, compra y desarrollo de unidades en Londres bajo la marca Share in the City LTD, que hoy forma parte de The Collective Partners LLP y que en 2018 fue fondeada con U$S 420 millones. “El producto que creamos fue una adaptación de las residencias universitarias, desarrollamos un concepto para crear una experiencia de alquiler profesional y sencilla, exclusiva para estudiantes. Luego de un tiempo me convertí en socio y fundador de Casa Campus aquí en la Argentina”. El emprendimiento comenzó en 2012 con una ubicación fuera de CABA, frente al campus de la Universidad Austral en Pilar. El proyecto costó US$ 5 millones y el capital se recaudó vendiendo las unidades a inversores individuales, quienes cedían el poder para administrarlas en su nombre.

Año 2018 Varios proyectos se lanzaron en Buenos Aires inspirados en el modelo del coliving. Uno de ellos es Casa Cabrera, el quinto emprendimiento de Casa Campus. Otro es Concepción, el primer producto de la desarrolladora Avalon diseñado por el Estudio Aisenson. “No es coliving específicamente, sino que es club-living”, se apura a diferenciar Cristian Méndez, uno de los socios de Avalon, quien vivió en Londres y en Escandinavia y conoció muy de cerca los modelos de coworking y coliving e, incluso, vivió en alguno. “Concepción tendrá 435 departamentos más un basamento de locales gastronómicos en el perímetro de las calles Concepción Arenal y Zapiola. Comenzamos a trabajar en la convivencia de todo ese volumen humano desde el proyecto. Vamos a organizarla desde el reglamento de copropiedad y a regularla con un aplicativo que nos va a ayudar a articular los 20 espacios comunes que tiene el complejo. La app tiene dos funciones: la administrativa (reservar los espacios, manejar el tema de las expensas, organizar eventos) y la que se vincula con la renta temporaria de los departamentos”, sigue Méndez. La diferencia sustancial por la que Concepción no es precisamente un coliving es que los departamentos no resignan metros ni pierden ambientes.

Años 2012-2018 En estos años también ocurrió la explosión del coworking. Desde los primeros espacios, como el internacional Urban Station o el nacional La Maquinita, hoy más de un centenar de productos de todos los tamaños y con distintos modelos de negocio poblaron Buenos Aires, y el número podría duplicarse si se cuentan las principales ciudades del país. “Hoy los espacios de trabajo deben adaptarse a las necesidades de las nuevas generaciones de profesionales. Entendemos que los espacios tipo cowork, con jugadores como WeWork, reflejan las nuevas tendencias con su propuesta de valor. Esto refiere a entender que la modalidad se basa en estructuras colaborativas, se trabaja en equipos y sin jerarquías. Las empresas están adoptando cada vez más esta idiosincrasia. Nuestra propuesta de valor a través de la unidad de negocios Nómada integra la lógica y dinámica de los espacios de coworking sin tener la obligación de adherirse a uno”, detalla Andrés Neumann, director de NS Desarrollos. Su empresa desarrolló Tesla y Tesla II, ambos en Parque Patricios. Otro jugador del mercado local es Hit, que en 2015 comenzó con Hit Pampa, un edificio de coworking con dos pisos de áreas comunes, un piso para salas de reunión, cuatro pisos de oficinas privadas y un local gastronómico. “Es también la sede donde Hit tiene actualmente su headquarter. Para este año tenemos el proyecto de remodelar el 8° piso y convertirlo en un gran workcafe capitalizando la vista a los lagos de Palermo”, cuenta Alejandro Gawianski, presidente de Hit Group, quien además desarrolló otros 6 hits: Ugarte, Cañitas, Tecno, Suipacha, Migueletes y el recientemente inaugurado Libertador. El octavo edificio de coworking también estará en Parque Patricios, tendrá plantas de 5.000 m² y está pensado como un negocio de renta que saldrá al mercado en US$ 22 el m². “Tenemos en marcha también un proyecto de coliving: Hit Colonia, en el Distrito Tecnológico, son 500 unidades. Estimamos que estará terminado para fines de 2020 o principios de 2021”.

EL MODELO Y EL NEGOCIOEn este esquema de brindar experiencias y crear comunidades, el rol del desarrollador mutó. “No nos limitamos únicamente al nivel de la generación de activos, sino que también proponemos y generamos las experiencias que son concebidas en estos activos. Al momento de buscar una locación, no solo se considera la accesibilidad, los proyectos linderos actuales y futuros y el valor de alquiler por m², sino que además se piensa en si existe un parque próximo, por ejemplo”, explica Neumann.“La diferencia principal en el modelo de negocio es que integramos el servicio de hotelería al espacio de trabajo, cosa que un desarrollo tradicional no tiene ni ofrece”, suma Gawianski. “El coliving es una modalidad de habitar que va más allá de la nacionalidad. En el caso particular de Casa Campus ofrecemos simplicidad. El mercado de alquiler opera de manera diferente en cada país y es abrumador para cualquier persona extranjera. El hecho de ofrecer contratos flexibles e integrales y no exigir garantías es un gran paso para lograr la satisfacción de nuestros residentes”, agrega Siddiqui, quien destaca de sus proyectos la posibilidad que tienen los inversores de escriturar una unidad y proyectar una renta estimada en el 7 % anual. “Más una capitalización del 3% anual. Además, ante la escasez de crédito hipotecario, al tratarse de inversiones inferiores a los US$ 80.000, resultan interesantes para los ahorristas medios. Por eso nuestros proyectos se fondean rápidamente”, agrega. Casa Campus Cabrera, en Palermo, ya tiene un 65 % suscripto. El proyecto de Concepción también plantea un modelo de renta, pero la realidad muestra que el 80% de los inversores lo están comprando para vivir. Hoy el m² se vende en US$ 3.500 y Méndez apuesta a una gran revalorización, sabiendo que otros proyectos premium cercanos se comercializan en US$ 5.000 el m². “Hoy quien compra desde el pozo seguro tendrá una rentabilidad del 60% o más”, asegura.

loading next article