El negocio del dulce de leche

10 de Abril de 2017 - Cecilia Valleboni

 


Así lo llamamos en Argentina. Pero al dulce de leche se lo conoce como manjar en Chile, cajeta en México, milk caramel en Estados Unidos y confiture de lait en Francia, entre otras denominaciones que adquiere la leche cocida con azúcar.

Su origen es motivo de disputa entre varios países. La leyenda argentina cuenta que, en 1829, en la estancia La Caledonia (en Cañuelas), una criada de Juan Manuel de Rosas preparaba la lechada, un postre de leche hervida con azúcar. Pero hirvió más de lo necesario y así quedó en la olla un dulce espeso y marrón. El resto es historia.

Producción estable

En la Argentina, se producen unas 130.000 toneladas de dulce de leche por año. El 2012 fue el año record al superar las 143.000 toneladas. De acuerdo a datos de la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria, hay unas 70 empresas que se dedican a la elaboración de dulce de leche entre pequeños y grandes productores.

Del total producido a nivel local, 125.898 se destinan a consumo interno y 4.000 toneladas se exportan. Sin embargo, solo 35.000 toneladas del consumo en el país corresponde a hogares. El resto —casi el 60% del total— se vende a granel como ingrediente de otras industrias.

La elección en la góndola

El canal retail representa el 40% del volumen total de la categoría. En 2016, se vendieron 18,8 millones de kilos, según datos de Nielsen. Registró una caída de 2,4% comparado con 2015. En facturación, la venta superó los $ 1.000 millones, un 30,9% más que el año anterior. Los principales fabricantes son Mastellone Hnos (34,5%), Sancor (20,5%) e IIolay (9,4%).

En 2016, quienes más share ganaron son las marcas propias de las cadenas. Según Kantar WorldPanel, el 60% del volumen está en manos de primeras marcas pero, en 2016, entre las segundas marcas y las de las cadenas, captaron el 25% del volumen.

Cambio de hábitos

El consumo de dulce de leche ocupa el cuarto lugar en la compra de lácteos (debajo de leche, queso y yogur). Los hogares –según Kantar WorldPanel– adquieren la categoría seis veces al año y, en cada acto de compra, se llevan 0,630 gramos de producto en promedio. La presencia de hijos chicos incide en la cantidad comprada: un hogar con menores de seis años adquiere 680 gramos de la categoría, mientras que en hogares sin hijos dicho valor desciende a 580 gramos. En cuanto a la búsqueda de un producto más saludable, la incidencia de las variables light no tiene un peso ganado en el sector.

Endulzar el mundo con dulce de leche

En 2015, se exportaron 3.590 toneladas de dulce de leche por US$ 8,6 millones. El mercado es chico, comparado con otros lácteos. Los envíos están en baja desde hace unos años: se exportaron 4.336 (por US$ 10,1 millones) en 2013, y 4125 (por US$ 9,8 millones) en 2014. El principal destino es Chile, con más del 30% del volumen. El 70% corresponde a envíos a granel y el precio promedio ronda los US$ 2,5 por kilo. El principal exportador es San Ignacio, seguido por Manfrey, Vacalin, Williner y La Blanca.

bookmark icon