Colombia está de moda

20 de Septiembre de 2017 - Francisco Barreiro

 


Durante su estadía en Buenos Aires, Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia, habló con FORBES sobre el momento que vive el país cafetero: “Hoy Colombia está de moda.”.

Colombia fue un país divido en dos durante mucho tiempo. Las noticias que llegaban a los titulares de todo el mundo estaban centradas en el conflicto entre el gobierno y la guerrilla.

“Haber firmado la paz generó un momento muy interesante, no sólo por parte de los inversores y hombres de negocios, sino también por los turistas que están interesados en descubrir un país que estuvo vetado al turismo internacional por muchos años”, dice orgulloso Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia.

El mes pasado, Jaramillo llevó a Argentina para relanzar las oficinas de ProColombia en el país. “Buscamos trabajar en diferentes frentes que no sea sólo el turismo, sino también la inversión extranjera y las exportaciones”, explica Jaramillo y agrega: “Colombia está viviendo un momento muy positivo en torno a la economía y con la llegada de la paz existe un potencial único. Y en Argentina hay políticas económicas y una realidad política que lo están haciendo mucho más interesantes para empresarios extranjeros y para los colombianos”.

¿Por qué creen que era el momento de relanzar las oficinas en el país?

Los astros se están alineando para que el comercio entre los dos países dé un salto cualitativo y cuantitativo, tanto por nuestro país como en Argentina. Acá se están implementando políticas económicas y políticas que son favorables para el intercambio comercial entre ambos países. La coyuntura global nos invita y nos obliga a los países latinoamericanos a integrarnos de forma más decidida. Cuando vemos los vientos proteccionistas en todo el mundo, uno piensa que no hay nada que impida que nosotros como hermanos latinoamericanos no podamos ampliarnos. No sólo está todo por hacer, sino que las oportunidades que ya se han aprovechado hasta hoy no tienen punto de comparación con las que podríamos aprovechar a futuro.

¿Cómo es la llegada de las empresas colombianas a Argentina?

Hay varias empresas ya instaladas acá, hay más de 13 empresas multilatinas colombianas importantes bien establecidas acá. Los empresarios colombianos entienden que Argentina es el tercer o cuarto país de Latinoamérica que está retomando el rumbo económico, que tienen cada vez más políticas amigables y que es un destino que no se puede obviar. Y nosotros como organización tenemos la obligación de acompañar a esos empresarios que quieran venir a Argentina.

¿Y al revés? ¿Cómo están las inversiones argentinas en Colombia?

Hoy hay más de 32 empresas argentinas que ya llegaron a Colombia. No sólo en los últimos 4 años, sino que existe un interés y que se han tangiblilizado las oportunidades. En sectores muy diversos, el más sobrio por ejemplo es el de la agroindustria, pero también hemos visto empresas argentinas manufactureras, de plástico, de químicos. No sólo de inversiones directas, sino también de compras de empresas locales. En las empresas de servicios, Argentina tiene jugadores muy interesantes, empresas de software argentino tiene una presencia muy importante en Colombia. En el tema del E-Commers las empresas más reconocidas argentinas tienen presencia en Colombia.

¿Qué seduce a un potencial inversor argentino en Colombia?

Hoy es uno de los destinos más atractivos para la inversión por varios temas: Primero porque la economía ha tenido un comportamiento positivo en los últimos 10 años; los fundamentos macroeconómicos de la economía colombiana son muy sólidos, hay un manejo responsable y eso nos ha permitido ser uno de los países con mayor estado de crecimiento en los últimos diez años en Latinoamérica por encima del 4% y eso crecimiento se ha manifestado en el incremento del consumo y de la economía.

Las inversiones se basan en la confianza del mercado a largo plazo y Latinoamérica siempre fluctúo en ese sentido.

Hoy logramos la confianza por parte de los mercados internacionales. Tenemos una buena calificación de grado de inversión de riesgo por parte de las certificadoras mundiales, estamos a punto de ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y eso nos da una mayor credibilidad y confianza en los mercados, que eso garantiza que nuestras políticas macroeconómicas y sociales que se van a mantener en el largo plazo.

¿A qué sectores debería apuntar un inversionista argentino?

Son muchos los sectores, pero si yo tuviera que presentar tres hablaría de la industria de los servicios que en Colombia está creciendo exponencialmente: La calidad del capital humano es un muy importante en la industria de los servicios. Hablo de servicios financieros, servicio de backoffice, de Call centres, de centros compartidos, industrias de las tecnologías, software, industrias creativas. Estamos viviendo un momento muy favorable.

¿Y los otros dos sectores?

Los otros dos sectores que son los más beneficiados por la coyuntura actual de nuestro país son la agroindustria y el turismo. Colombia es uno de los países con mayor potencial en el área agroindustrial: Hay más de 11 millones de hectáreas aptas para la agricultura de las cuáles menos de 4 millones están en uso.

¿Esos 7 millones de diferencia corresponden a los que estaban dominados por la guerrilla?

Estas áreas antes estaban en medio de la guerra y, obviamente, no se le estaba sacando provecho a esas tierras. Hoy todas esas zonas más afectadas por el conflicto se están abriendo a la posibilidad de tener proyectos para el desarrollo agroindustrial y otros tipos de industrias, como es el desarrollo del turismo. La infraestructura turística es el tercer sector que yo creo que se va a ver beneficiado para las inversiones. Lo que está pasando con el turismo en Colombia no tiene precedentes. Estamos creciendo a unas tazas muy altas, sólo en el primer semestre del año creció un 20% y la media del crecimiento global es del 3,8%.

¿A qué se debe ese crecimiento tan marcado en el turismo?

Es el resultado de un país que está de moda. Nosotros como parte natural de nuestro trabajo viajamos por el mundo y personalmente participo en foros empresariales y políticos de primer nivel y adonde voy todos están interesantísimos de lo que está pasando en Colombia como resultado de esta nueva realidad. El país se ha convertido en un ejemplo de transformación no sólo a nivel latinoamericano sino a nivel mundial, venimos de un pasado muy difícil y doloroso. Y eso genera mucho interés, lo que está pasando en turismo es también el resultado de la firma de la paz.

¿En el turismo también se dio esa ampliación del territorio para visitar?

Hablamos de una Colombia más grande, hoy a diferencia de lo que pasaba hace un par de años, por primera vez la gente de otros países que visita Colombia puede visitar cualquier región y ciudad del país

¿Por qué afirmás que Colombia está de moda?

Las publicaciones de turismo más importantes del mundo han incluido a Colombia como uno de los destinos principales para visitar. Estamos en un momento como gobierno y organización de sacar el mejor provecho de eso, porque eso no va a durar eternamente.

Pero todavía en muchos lugares se habla de una Colombia peligrosa para el turista…

En algunos países del mundo y sectores de opinión a nivel global hay una brecha entre la realidad y la percepción, entonces todavía en algunos lugares no ha calado del todo el mensaje de la nueva situación colombiana. Y nosotros tenemos que ayudar a cambiar esa percepción.

¿Es muy difícil revertir esa percepción?

Lleva tiempo, pero creo que lo estamos logrando. La firma de la paz y que el presidente de Colombia haya recibido el premio Nobel de la Paz ayuda mucho. Pero también que hoy Colombia esté en los titulares a nivel mundial por motivos positivos y no negativos sin duda ayuda, pero va a tomar tiempo lograr eliminar del todo esa percepción.

¿La firma de la paz es el hito más importante de Colombia para poder limpiar el nombre?

Sin duda alguna. Más allá de la firma y el premio, es el momento de reconciliación que se vive en nuestro país. Hoy la sociedad colombiana está volteando la página dejando atrás un conflicto muy doloroso y muy costoso. Y una de las consecuencias más importantes de esa transición es que vamos a poder enfocar nuestros esfuerzos y recursos en temas muy importantes para el desarrollo de un país, y que antes se habían olvidado o que le restábamos importancia como resultado natural de la guerra.

bookmark icon