¿Por qué cayó el precio de la soja después del acuerdo China-EE.UU.?

16 de enero de 2020 - Forbes Digital

 



La oleaginosa bajó US$ 5 en Chicago. Para los operadores, no hay certezas sobre los volúmenes concretos que China dedicará a los granos dentro de los US$ 200.000 millones que se compromete a importar de Estados Unidos.

 

El valor de la soja bajó US$ 5 en el mercado de Chicago tras la firma del acuerdo Fase Uno entre Estados Unidos y China ante la falta de detalles concretos sobre el mismo, mientras que el trigo siguió con su tendencia alcista y ganó casi US$ 2.

El contrato de marzo de la oleaginosa cayó 1,44% (US$ 5) hasta los US$ 341,3 la tonelada, al mismo tiempo que el de mayo lo hizo por 1,42% (US$ 5) para concluir la sesión a US$ 346,1 la tonelada.

Principio de acuerdo, pero sin «detalles concretos»

La caída en la cotización, que llevó los precios a su punto más bajo en un mes, se dio a pesar de la firma del acuerdo Fase 1 entre Estados Unidos y China, que puso un principio de solución al conflicto comercial que ambas naciones mantienen desde hace más de un año y que afectó al mercado mundial de granos. En uno de los puntos principales del acuerdo, China se compromete a comprar bienes estadounidenses por unos US$ 200.000 millones en dos años.

De ese total, US$ 50.000 millones serán destinados a productos agrícolas (el doble del monto actual) y otra cifra similar a energía. A pesar del compromiso chino, el mercado consideró que hasta el momento no hay «detalles concretos» sobre volúmenes de los diferentes productos, entre otros puntos.

«El contrapunto se vio en la falta de detalles concretos sobre volúmenes específicos de compra por producto y se mencionó que las condiciones del mercado pueden dictar el momento de las compras», indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su análisis diario sobre la actividad en Chicago.

La soja estadounidense, en jaque

En base a esto, la entidad explicó que «de esta forma, se podría ver afectada la demanda de soja estadounidense ante la fuerte competencia de los suministros de América del Sur», en especial de Brasil, que ya realizó varios despachos a China y espera una muy buena producción de soja.

Cabe destacar que previo a la denominada guerra comercial entre ambos países que dio paso a aumentos bilaterales de aranceles, Estados Unidos exportaba US$ 22.000 en productos agropecuarios, de los cuales US$ 12.900 millones correspondían a soja.

Sus subproductos acompañaron la caída post acuerdo, con un retroceso del 2,26% (US$ 17) en el caso del aceite hasta los US$ 734,1 la tonelada, mientras que la harina lo hizo por 0,63% (US$ 2,1) para concluir la jornada a US$ 330,8 la tonelada. El maíz se acopló a la caída de la soja y se retrajo 0,39% (US$ 0,6) y se posicionó en los US$ 152,6 la tonelada.

Caso aparte fue el trigo, que siguió con su tendencia alcista y aumentó 0,81% (US$ 1,7) para ubicarse en US$ 210,6 la tonelada. Los operadores creen que «el endurecimiento de la cadena de suministro global aumenta las perspectivas de mayores exportaciones de trigo estadounidense».

bookmark icon