‘El Espacio 23’: cómo es el nueva exhibición artística del magnate argentino Jorge Pérez

25 de febrero de 2020 - Luis Corbacho

 



Las casi 1.600 obras de la colección privada del magnate argentino radicado en Estados Unidos tienen un nuevo espacio de exhibición en el barrio de Allapattah, la joya secreta de Miami.

Nadie puede negar el dinamismo arquitectónico de la ciudad de Miami. Donde antes había un barrio olvidado, se levantan un puñado de torres y eso se convierte en el nuevo vecindario cool de la zona; o donde solo se agrupaban pequeñas casas en mal estado de conservación, se instalan galerías de arte, se promueven ferias y ¡boom!, el fenómeno Wynwood cobra vida. De repente, los precios de inmuebles de la zona y sus alrededores se disparan de manera automática y el mercado inmobiliario cobra un ritmo imparable.

 

Esto está sucediendo actualmente con Allapattah, un vecindario cercano a Wynwood que a pesar de estar repleto de talleres mecánicos, imprentas y pequeñas taquerías, de a poco se va convirtiendo en el “next hot neighborhood” de la ciudad del sol. Justamente allí, en un galpón que hasta hace poco servía como depósito  comercial y antes de eso había sido una antigua fábrica, el coleccionista y empresario argentino Jorge Pérez inauguró en la semana previa a Art Basel (la feria de arte más importante del mundo, que tiene lugar cada diciembre en Miami) un nuevo epacio que funciona como residencia para artistas, galería abierta al público y museo para su colección privada.

“Pensamos al artista como agente del  cambio social; no como salvador del mundo pero sí como alguien que aborda aquellos temas relevantes para la sociedad”, destaca Patricia Hanna, directora de El Espacio 23 y curadora de arte de Related Group, la mega constructora de Pérez.

El Espacio 23 tiene más de 3.000 metros cuadrados de superficie y concentra más de 100 obras de 85 artistas de todo el mundo, entre los que destacan León Ferrari, Michelangelo Pistoletto, Doris Salcedo, Ai Weiwei o Teresa Burga, entre otros.

En una ambientación industrial  que  remite a los despojados espacios del Meatpacking District neoyorquino, se  distribuyen  enormes instalaciones de arte contemporáneo. Allí la gigantesca escultura “Student” de  Fernando Sanchez Castillo, con su joven de espaldas, contra la pared y los brazos esposados, convive plenamente con la impactante obra de Ai Weiwei “Dropping a Han Dynasty Urn”, en la que el emblemático artista chino se autorretrata destrozando una urna ceremonial de la dinastía Han de 2.000 años de antigüedad, desatando una gran polémica sobre las tradiciones del gigante asiático.

Las obras propiedad de Pérez, acaso el coleccionista latino que promueve con más ímpetu el arte en su totalidad, están ahí para ser visitas y encuentran en este nuevo espacio otra vía para que el gran público pueda acceder a ellas. “Hay una pasión de Jorge Pérez de llenar de arte público todo Miami. Por ejemplo, la obra ‘Invisible’, de Marie Orensanz, que integra la muestra argentina Disruptions en Collins Park, simplemente no estaría aquí si Jorge no la hubiera adquirido para  su  colección personal. Se la pasa construyendo muros para sus emprendimientos, y a todos esos muros los llena de arte”. Quien habla es Carlos Rosso, presidente de Related Group, quien estuvo a cargo de promocionar cada detalle de El Espacio 23.

Rosso cuenta que el lugar vino a reforzar este posible auge de Allapattah como el nuevo barrio hip art, y de Miami. El hecho de que este museo galería esté abierto al turismo y a la comunidad local, y que funcionen allí residencias para subvencionar artistas internacionales que puedan tomarse un tiempo para trabajar en este rincón de   la ciudad, es altamente beneficioso para el lugar.

Con muestras que rotarán una vez al año, las casi 1.600 obras de la colección privada de Pérez encontraron un nuevo hogar para ser exhibidas y visitadas.

bookmark icon