Costantini: «Me sorprendió para bien el inicio de Alberto Fernández»

8 de enero de 2020 - Forbes Argentina

 



Extractos de la Forbes Talk que ofreció Eduardo Costantini sobre sus perspectivas para el 2020 sobre el país y el mundo.

Me sorprendieron para bien las primeras medidas del gobierno de Alberto Fernández”, dijo Eduardo Costantini en el marco de una Forbes Talk presentada por Covello Propiedades en Las Garzas.

“Al suponer un regreso del populismo, había temor que desde el inicio se tomaran medidas contraproducentes. Pero se percibe una racionalidad en el manejo de las cuentas públicas y en la negociación de la deuda”, agregó en una conversación con Alex Milberg, director de Forbes Argentina. Pero también mostró su preocupación: “Si continúan por este camino quizás se pueda revertir esta recesión en los primeros dos años de gestión. La clave es si entonces, una vez resuelta, se puede avanzar por las reformas siempre pendientes de un Estado que gasta más de lo que genera, o si se vuelve a repetir un ciclo ficticio que nos lleva a una nueva crisis”, analizó.

Forbes Talk con Eduardo Costantini en Las Garzas, Punta del Este.

Sin detenerse especialmente en el pasado, a Costantini le resultó imposible soslayar que tanto los errores del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner como los del de Macri, llevaron a este contexto de crisis económica. A principio de 2019 ya había advertido en una entrevista con Forbes que “la inflación es un peligro”. Costantini percibe un comienzo más ordenado de esta gestión pero no espera crecimiento hasta por lo menos 2021 o 2022. En esa misma línea, Milberg reveló que en octubre, en reuniones con directivos de JP Morgan, dos candidatos a ministro de Economía del gobierno de Alberto Fernández habían dado dos pronósticos distintos: uno aseguraba que a fin de 2020, la economía ya podría estar equilibrada o con pequeño crecimiento. Otro, que habría por lo menos dos años de recesión más hasta poder, con suerte, en el tercer año, volver a crecer. “¿A quién le creemos?», le preguntaron al ahora jefe de Gabinete Santiago Cafiero. “Al segundo”, respondió. El segundo era Martín Guzmán, quien finalmente asumió el cargo y ahora lidera la negociación de la deuda.

A lo largo de una hora y ante 100 invitados exclusivos, Costantini realizó un balance de la década que terminaba, con “una economía global en expansión y crecimiento como nunca se había vivido en la historia”. Remarcó que algunos países cuentan hasta con tasa de interés negativa, que Estados Unidos lidera un crecimiento ininterrumpido desde que logró superar la crisis de las subprime durante el gobierno de Barack Obama.

Sobre la coyuntura argentina, Costantini admitió que los distintos vaivenes a lo largo de los años lo han convertido en un experto en crisis y recordó los pilares de su empresa: números sólidos, sin deudas y aprovechando los momentos para la inversión.

Uno de los momentos de mayor atención sucedió cuando se le pidió a Costantini que aconsejara en qué instrumentos financieros invertir en 2020. “Las acciones y los títulos de Argentina están muy baratos. Para quienes están dispuestos a asumir el riesgo, pueden obtener beneficios extraordiarios”, apuntó. Cuando se le preguntó que títulos le gustaban más, recomendó sector bancario.

Eduardo Costantini con Alex Milberg.

 

Hace dos años, en una entrevista con Forbes, había dicho: “Tenemos 500 millones de dólares y no tenemos en qué invertir”. Luego llegaron la adquisisición de los terrenos para el desarrollo de oficinas en Catalinas en pleno centro de Buenos Aires. “La crisis, en lo único que impacta en una empresa sólida como la nuestra, es en la velocidad para avanzar”. A principios del año pasado, Consultatio venía trabajando desde hacía meses en una posible salida a la bolsa. La coyuntura inestable lo llevó a Costantini a frenar todo. Anticiparse a los tiempos es uno de sus aciertos. Así fue cómo logró quedarse con el 12% del Banco Fránces que luego multiplicaría su valor por diez. O la creación de Nordelta, que continúa su desarrollo y transformación urbana que impacta favorablemente en cientos de miles de personas. Y así fue como recordó el inicio de Las Garzas, en 2010. “Cuando era chico, decían que La Barra era muy lejos, que iba a ser un fracaso. No voy a decir qué inmobiliaria me lo dijo…después decían lo mismo de Bikini, Punta Piedras y José Ignacio”, recordó. Así fue cómo se lanzó a la aventura de iniciar este proyecto que queda a 27 kilómetros asfaltados pasando José Ignacio e incluye 240 hectáreas escalonadas desde la ruta al mar, 12 kilómetros de playas vírgenes, lotes de 2.800 metros cuadrados y amenities exclusivos de primer nivel. El emprendimiento se aceleró cuando hace cuatro años inauguraron el puente diseñado por Rafael Viñoly, que por sobre la laguna Garzón unió los departamentos de Maldonado y Rocha y permitió el acceso a Las Garzas. El puente costó US$ 12 millones y fue financiado en un 80% por Consultatio y un 20% por el Estado Uruguayo.

bookmark icon