Volkswagen va hacia la digitalización de la compra y el modelo de los pop-up stores

6 de Junio de 2019 - Paz Azcárate

 


La marca alemana presentó el Digital DealerExperience (DDX) en un concesionario de Ciudadela. Se trata de un formato digital que reducirá costos y reformulará la experiencia de compra en la industria. Durante la presentación, Pablo Di Si -presidente y CEO de Volkswagen América Latina- también presentó a Thomas Zahn, nuevo responsable de la compañía a nivel nacional.

Volkswagen acaba de pegar un volantazo: de acá a 10 años, sus ejecutivos se imaginan concesionarias sin autos, y automóviles llegando directo a la casa del cliente. “La posibilidad de ver cualquier producto con realidad virtual combinada con una reducción dramática de costos nos lleva a empezar a pensar en modelos de venta como el de Amazon”, dijo Pablo Di Si, presidente y CEO de Volkswagen América Latina, durante la presentación del Digital DealerExperience (DDX), un nuevo formato de concesionario digital. El primer paso hacia ese horizonte, para los puntos de venta locales de Volkswagen, se dio el viernes último con el lanzamiento oficial del nuevo sistema en el país, que permite al cliente tener una vista 360 de cualquier auto de la compañía con unos pocos clics.

La premisa de la empresa automotriz está fundada en la lectura de un nuevo contexto social y económico. Por un lado, Volkswagen está frente a un nuevo tipo de consumidor –un cliente millennial, muy familiarizado con la digitalización de la experiencia de consumo- y, por el otro, un escenario económico complejo, en un país que históricamente tuvo los costos de comercialización más altos de la región. El camino de la innovación, entonces, aparece como la estrategia de venta más atractiva, que por ahora se lanzó en Brasil y Argentina. “Queremos aggiornar la experiencia del cliente, y DDX es solo una parte de ese plan. La compra será más ágil, más dinámica y adaptada a los gustos y necesidades de los nuevos clientes”, sostuvo Di Si, que anticipó que unas 150 tiendas en toda América Latina estarán equipadas con herramientas digitales innovadoras antes de que termine este año.

Pablo Di Si, presidente y CEO de Volkswagen América Latina, junto a Thomas Zahn, flamante número uno de la compañía en el país.

En nuestro país, ocho concesionarias ya lo adoptaron: LNGOlivieri, las concesionarias Alra, Galia Auto Haus Córdoba y La Plata, Autotag, Espasa, Pestelli y Strianese. Hacia 2019, según los planes de la empresa, el 30% de las concesionarios habrán adoptado el sistema, mientras que el 100% de ellos (en total, unos 60) tendrán este sistema activo para 2020.

El viernes, Di Si encabezó una demostración para la prensa de este nuevo sistema, que se introduce en la compañía en el marco de un plan de digitalización más amplio. En el evento también presentó al nuevo responsable de Volkswagen Argentina, Thomas Zahn.”Hoy es un gran día para nuestra red y para nuestros clientes. Éste evento representa para Volkswagen Argentina el primer paso de muchos más por venir en dirección a la innovación.”, expresó Zahn.

Aunque los conesionarios podrán prescindir de los autos, lo que no visualizan en el futuro los ejecutivos de Volkswagen es un negocio sin puntos de venta físicos. “No creemos que sea posible pensar la venta sin concesionarios, pero estamos seguros que la tendencia irá hacia el modelo de los pop-up stores. Más puntos de venta, pero más chicos”, sostuvo Di Si. Será un punto de venta más parecido a un living, con menos autos en el salón, lo que reducirá el capital de giro.

Por el momento, los concesionarios están adoptando el DDX como un complemento a las formas de venta tradicional. Esa implementación, en Argentina, tiene un valor de US$ 10.000, ya que el demanda la utilización de lentes de realidad virtual, una pantalla pantalla táctil grande (55 o 77 pulgadas)y una tablet, todo configurado para funcionar con un software que se actualiza cada mañana con información de stock y mejoras. En este punto también Volkswagen puso el guiño: “Estamos yendo en contra del DNA de nuestra industria, donde ningún producto es puesto en el mercado hasta no obtener su mejor versión”, dijo Di Si sobre un sistema que está mejorando con el feedback tanto de sus recursos humanos como de los clientes.

Otra de las grandes ventajas que este nuevo sistema traerá a Volkswagen es la posibilidad de tener una interacción directa con el cliente por primera vez. “El DDX nos va a permitir cruzar la información, utilizando inteligencia artificial, y predecir futuros comportamientos comerciales”, explicó Di Si. El CEO de la compañía para América Latina es consciente de que la nueva estrategia comercial plantea un target muy concreto y puede ofrecer resistencias. Tanto para empleados como para dueños de concesionarios y clientes que queden por fuera del segmento millennial, la transición podrá presentar algunos obstáculos. “Es como la cinta de correr: hay gente que la compra y la usa para colgar la ropa, otros corren todas las mañanas”, planteó Di Si. “Lo que es seguro es que es hacia donde estamos yendo, y que quienes no lo implementen van a desaparecer”. 

bookmark icon