La trampa de las estadísticas

16 de Noviembre de 2017 - Claudio Zuchovicki

 


Como empezamos a comparar con años muy malos, todo va a dar recuperación; nuestra misión es no confundir recuperación con crecimiento. Las estadísticas lo demuestran, ¿o no?

Es probable que a partir de ahora veamos muy buenos números de la economía argentina, pero en realidad no describen tanto su presente y menos su futuro, sino una comparación con el pasado.

Es mejor que esto suceda, pero puede ser engañoso para decisiones futuras. Un claro ejemplo que doy como gordito crónico: si pesás más de 90 kilos, bajar tres kilos (un 3.3%, lo mismo que el crecimiento argentino este año) no es muy difícil. A partir de ese momento los próximos 3 kilos llevarán mucho más esfuerzo, y no te digo (nunca lo logré) los próximos 5 kilos.

Si cuando adelgazo los tres primeros kilos me adelanto a comprar ropa tres talles más chicos pensando que pronto voy a usarla, mi experiencia me dice que voy a haber malgastado algunos dinerillos.

Hablando de estadísticas, cito a dos grandes referentes:

–Winston Churchill decía: “Las estadísticas son como las bikinis, muestran cosas interesantes, pero ocultan lo más importante”.
–El filósofo Homero Simpson dijo en una ocasión: “Oh, Kent, la gente se inventa estadísticas con tal de demostrar cualquier cosa, y eso solo lo sabe el 14% de la gente”.

Basado en esto, este artículo pasa a ser más superficial esta vez, y teniendo en cuenta algunos datos vertidos por revistas especializadas déjenme contarles las siguientes estadísticas:

1. “En la Ciudad del Vaticano hay dos Papas por kilómetro cuadrado”. Podría decir que en EE.UU. no hay ninguno, y eso hablaría de la crisis de distribución espiritual del mundo globalizado de hoy. Podríamos entender entonces que el materialismo del capitalismo americano es por culpa de los grupos hegemónicos y concentrados del poder de la fe.

2. Podemos llegar a alguna conclusión peligrosa: “El 20% de los accidentes de tráfico ocurren cuando el conductor está borracho”. Por lo tanto, el 80% de los accidentes de tráfico ocurren cuando el conductor está sobrio. Como consecuencia, es más seguro conducir borracho que sobrio.

3. Si saco técnicamente la cantidad de gente que murió el mismo día que hizo un trámite bancario y la cantidad de gente que falleció en un accidente aéreo, ¿podría llegar a la conclusión de que es más riesgoso un trámite bancario que un viaje en avión?

–Si querés ser astronauta, tengo que decirte que la probabilidad de convertirse en uno es de 1 entre 13,2 millones
–Si querés ser deportista destacado, dejame decirte que la probabilidad de ganar una medalla olímpica es de 1 entre 662.000.
–Si querés que tu hijo te salve, dejame decirte que la probabilidad de tener un hijo superdotado es de 1 entre 250.
–Si mandás algún político a que lo parta un rayo, no pierdas tiempo, la probabilidad de que a una persona, en 80 años, le caiga un rayo es de 1 entre 10.000.
–La probabilidad de que suba el dólar es del 75%, pero de que suba después de que vos vendiste es de un 100%.
–La probabilidad de que la cana justo te frene a vos cuando te venció la verificación vehicular es del 80%.

4. Si sigo las estadísticas mundiales, y sumo la gente que muere por accidentes, más los que mueren por hechos de inseguridad, más los que mueren por enfermedades, por fumar, por tomar, por comer, por amar, por viajar, por ser sedentario, por excesos, por carencias, señores, entonces ya deberíamos estar todos muertos.

bookmark icon