“Estamos preparados para el auto del futuro”

30 de Agosto de 2018 - Leandro Zanoni

 


El presidente mundial de Nissan vino a la Argentina y habló con FORBES sobre cómo la empresa apuesta al futuro con los autos eléctricos y autónomos y sobre el rol de la industria automotriz en la región.

El japonés Hiroto Saikawa habla rápido y muy bajito, pero dice frases firmes y mira a los ojos. Para escucharlo en inglés hay que ponerse a pocos centímetros. A los 64 años, es el actual presidente y CEO de Nissan Motor Co., la automotriz japonesa que tiene más de 240.000 empleados y US$ 110.000 millones de ingresos. Vino a la Argentina para inaugurar la fabricación de pick up Frontier en Córdoba, donde se mostró junto al presidente Mauricio Macri.

¿Cómo está Nissan en la región?

Latinoamérica es un gran mercado, y Nissan es una marca con un enorme potencial. Pero en este escenario todavía no llegamos a alcanzar todo nuestro potencial, tenemos que trabajar en eso. Empezamos a invertir haciendo negocios en Brasil, pero no teníamos nada en Argentina. Esta inversión de US$ 600 millones para fabricar pick ups en Córdoba es un gran paso, y estamos muy entusiasmados. La inversión tiene dos significados. Para la gente de producción, la camioneta es un factor de crecimiento. Y para nosotros como empresa, la complementación entre Argentina y Brasil es otro pilar. Entre ambos concentran una gran parte del volumen de mercado de la región.

¿Cuál es la estrategia para encarar el avance de la tecnología?

Tenemos un plan a seis años en la alianza, donde hay tres pilares tecnológicos: la electrificación, la autonomía en la conducción y los servicios de conectividad-movilidad. Seremos líderes en el rubro de autos eléctricos a nivel global. La aceptación de este tipo de vehículos de los clientes es distinta según el mercado. En Japón, Europa y China los clientes ya están listos para irse de un motor de combustión a uno eléctrico, y está pasando a gran escala. En los EE.UU. hay un área mixta donde algunos ya están listos para migrar, pero la mayoría todavía prefiere el vehículo convencional de gran potencia. Estamos atentos para cuando ocurra la migración significativa. Y en este país, cuando el mercado y los clientes estén listos, nosotros vamos a estar listos. Pero lo importante para nosotros no es darles el vehículo con la batería y el motor, sino venderles un paquete que sea atractivo y que varía según el cliente. Porque ahora mucha gente puede hacer un auto eléctrico con buena batería y motor, pero no se vende tan bien porque no tienen un paquete que sea atractivo.

¿Cuándo comenzarán a vender eléctricos acá?

Este año anunciamos el inicio de la venta del Leaf, nuestro vehículo eléctrico más vendido en el mundo, en la región. Y uno de los mercados que apuntamos es Argentina. Para marzo del año que viene vamos a empezar a comercializar un volumen pequeño para empresas; tenemos algunos beneficios para los impuestos, pero hay que estar listos a nivel infraestructura. Necesitamos que para la gente sea fácil cargar y utilizar estos vehículos. Estamos trabajando fuerte, en diálogo con empresas eléctricas.

¿Y coches autónomos?

La conducción autónoma es una tecnología muy importante para el futuro. Pero, ¿cómo se va a implementar en la comunidad? Hay dos vías (y estamos trabajando en ambas): una, en los autos que ya existen para que sean cada vez más autónomos; eso significa más seguridad, más facilidad para manejar y más funcionalidades. En Nissan esto ya está listo. Tenemos más de 120.000 autos en las rutas con la tecnología ProPilot, que evoluciona constantemente. Porque tiene que ser muy fácil de usar y de acostumbrarse. Esta tecnología va a evolucionar mucho hacia 2020. La otra vía, la del auto sin conductor, también está evolucionando. Pero este es otro nivel de tecnología más compleja, porque también tiene que ver con la economía alrededor del auto, cuánto cuesta un conductor. Es para cualquier tipo de transporte como el taxi, el delivery, las entregas por camión, el transporte público. También estamos en desarrollo de esto; lo calculamos listo en unos tres años. Estas dos vías de tecnología pueden fusionarse, pero en este momento nosotros como compañía automotriz estamos apuntando a más seguridad y a una conducción más fácil.

¿Cuál fue el mayor cambio en la industria en los últimos años?

Necesitamos trabajar en dos aspectos. Uno es el de la forma más tradicional, porque esta industria es muy competitiva. Por eso tenemos que ver precios, ser eficientes, tener beneficios, como en todos lados. Y, si las reglas cambian para el comercio, necesitamos adaptarnos. Otra de las vías es que la gente dice que hay un cambio que no estamos enfrentando con la tecnología. Y el negocio está cambiando, por supuesto. El auto está mucho más conectado, eso significa que va a haber más servicios de movilidad. Habrá autos compartidos que reemplazarán a los autos particulares (privados). En menor escala serán reemplazados el taxi o el auto alquilado, o una parte del transporte público. Esto es una evolución del mercado que está empezando y puede ser mayor. Claro que tenemos que estar atentos a las nuevas demandas de los nuevos servicios de movilidad, pero todavía el auto es privado y esta será nuestra principal lí­nea de negocios.

bookmark icon