El laboratorio del fútbol

10 de Agosto de 2018 - Juan Francisco Gómez

 


Barcelona FC es un club modelo en lo deportivo por sus grandes triunfos futbolísticos pero en la institución catalana ya piensan en el próximo paso de la mano de la innovación.

En la Ciudad Deportiva Joan Gamper, del FC Barcelona, entrenan más de 2.000 deportistas por día. Son, en total, unos 120 equipos que cada fin de semana compiten en cinco disciplinas profesionales y 10 secciones amateurs. En la ciudad catalana brilla un estadio con casi 100.000 localidades, que por año recibe a unos 3,5 millones de turistas que quieren conocer el Camp Nou. A esto se suma su “afición”, de más de 291 millones de fans.

En este escenario, el FC Barcelona encontró un entorno privilegiado para llevar al club catalán a otro nivel, que lo eleve más allá de lo deportivo: conformar un laboratorio deportivo, donde puede testar o desarrollar nuevas ideas, conocimientos, productos o servicios que promuevan el desarrollo del deporte.
De esta manera lo explica Javier Sobrino, gerente de Innovación y Estrategia del Fútbol Club Barcelona (FCB), en un encuentro con los referentes de las principales entidades deportivas nacionales, en el marco de la alianza de la Universidad Siglo 21 como partner exclusivo del Barça Innovation Hub en Argentina. Participaron la Unión Argentina de Rugby (UAR), el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), la Asociación Argentina de Tenis (AAT) y la Liga Nacional de Básquet, entre otras. El objetivo: debatir e intercambiar ideas en torno a la profesionalización del management deportivo.

El Barça Innovation Hub es una plataforma de conocimiento e innovación deportiva a nivel mundial que tiene un triple objetivo: la generación y difusión de conocimiento; la alianza con start-ups y organizaciones establecida para la cocreación de productos y servicios, y promover y facilitar un ecosistema relevante. Esto se da en un momento y contexto en el que el club, hace ya un tiempo, se propuso ser competitivo deportivamente en todas sus categorias, así como también competir comercialmente con las grandes empresas de entretenimiento. Hoy redobla la apuesta con la intención de convertir al Barcelona en uno de los laboratorios más influyentes del mundo. Un laboratorio que permitirá al club estudiar deportes de equipo, rendimiento deportivo, análisis y tecnología deportiva, salud y bienestar, fan engagement y big data, instalaciones inteligentes e innovación social.
En un ámbito, como el deporte, donde constantemente se entrecruzan el fanatismo con la profesionalización de la gestión, Sobrino reflexiona sobre el uso de la tecnología en la toma de decisiones: “Usamos la tecnología en tres ámbitos fundamentales: para el juego –a través del análisis de una partida, el rendimiento deportivo y la utilización de los espacios– tanto de los jugadores del equipo blaugrana como del rival; en la relación con el aficionado, para entenderlo y relacionarnos; y la que estamos focalizando actualmente, que es aplicar la tecnología a la gestión: extraer conclusiones sobre los datos de gestión para la toma de decisiones”.


Desde su posición, Sobrino plantea que un indicador clarísimo del grado de profesionalización en la gestión de un sector es la sistematización de los procesos de búsqueda de talentos. “Cuando todas sus búsquedas de talento son exclusivamente en sus redes de contacto directo, quiere decir que ese sector no está lo suficientemente profesionalizado, y creo que es algo que en el sector debemos aprender mucho. En el Barca, todos los puestos del club deben pasar por un proceso de búsqueda y selección. Y esto hasta hace muy poco no estaba contemplado en el ambiente del deporte”, explica.

Así, una de las iniciativas que acompaña esta estrategia es que todo el plantel de profesionales, técnicos, médicos y trabajadores al servicio del equipo y del club, no cambie con cada entrenador o dirigente, sino que se mantengan estables como parte de la planta permanente del club. Esto garantiza la creación de una cultura de trabajo que asegura una continuidad de estilo y valores a la hora del trabajo diario. Los únicos que cambia son el técnico y su ayudante. “En la estrategia, en general, si no eres coherente se nota. Que toda la organización respire de la misma manera, comparta, sea coherente y consistente es crítico para el éxito empresarial, si no al final eres inconsistente, y los empleados y el cliente lo percibirán”, dice.
Ese es el punto de partida que entrecruza dos conceptos. Por un lado, comprender que en los detalles y en la forma están el contenido y sus valores. Incluso en los taxis que trasladan a los jóvenes deportistas. Si bien el club posee un plantel de psicólogos, educadores y profesionales que acompañan a los jóvenes durante su estadía en “La Masía” –como se conoce a las divisiones inferiores del club catalán y donde, por ejemplo, creció Lionel Messi futbolísticamente–, se incorporó como variable educativa influyente el hecho de que algunos de los jóvenes deportistas pasaban más de dos horas en taxis que los trasladaban desde su casa al club, y viceversa. Es por eso que se decidió capacitar a una flota de choferes para que comprendan y compartan los mismos valores que el club. Tanto es así que, por sugerencia de los mismos conductores, se incorporaron comodidades en los autos para que los chicos con más de dos horas de viaje puedan cenar y alimentarse bien luego de un día de entrenamiento.


“Cuando dentro de una identidad controlas más cosas, más capacidad tienes para la diferencia por excelencia. Es una mirada integral sobre nuestros deportistas, no es solo el deportista sino también la familia y el entorno. Por eso formamos personas a través del deporte”, resume Sobrino. Así, uno de los principios fundamentales del Barça Innovation Hub es la convicción de que, en la investigación científica y en los proyectos de innovación, la colaboración entre diferentes tipos de entidades genera resultados más eficientes. La mirada integral sobre el jugador y sus variables hacen que la innovación sea constante.

En términos de innovación, ¿todo es medible?

Todo se intenta medir. Aunque no todo es medible. A nivel del deporte, se mide la gran mayoría de las actividades de los jugadores. Componentes psicológicos, componentes físicos, comunitarios y sociales. Pero se trata de que sea una variable más. No la única variable.

¿Cuánto de contemplar el entorno hace a la innovación?

La innovación debe servir para mejorar las cosas. La innovación sin mejora no tiene sentido. En nuestro caso debe servir para mejorar el club, y para que nuestros deportistas tengan a su disposición lo mejor, para ser mejores deportistas y cumplir con nuestros objetivos. El primer destinatario de la innovación es el club. Proyectos que no se implantan en el club son proyectos que no consideramos. Por lo tanto, los primeros exigidos somos nosotros.

¿Cómo se pasa de ser un club local a un club de alcance mundial?

Se pasa siendo consciente de que afuera hay muchas cosas que necesitas y también hay mucha gente que aprecia lo que tú haces. Nuestro equilibrio es no perder lo local siendo globales. No podemos perder lo local, lo local es la esencia. Pero necesitamos de otro, y otros nos esperan a nivel global.

¿Qué es lo innegociable?

Lo innegociable es el estilo de juego, La Masía, nuestra estructura de socios, nuestra identidad. Lo demás se puede adaptar, y eso es innovación. Tiene que haber una parte esencial que permanezca, pero después la forma de acercarse a los mercados debe ser diferente, y según los mercados se valoran unas cosas u otras. Hay mercados que valoran más la capacidad técnica, hay otros que valoran la estética. La esencia no se debe perder, pero lo que comuniques en cada mercado puede ser adaptado.

¿Qué hace repensar un modelo, siendo algo ya exitoso de por sí?

Siempre hay que mejorar, siempre hay que innovar, y siempre hay que pensar en qué te hace mejorar, pero la innovación siempre se debe producir en momentos de solidez. Un error de algunas empresas es tratar de innovar en momentos de crisis. En momentos de crisis lo que hay que hacer, desde mi punto de vista, es centrarte en tu actividad ordinaria, en la esencia. Solo puedes innovar en momentos en los que, por la solidez de tu propuesta, tienes oportunidades. El éxito es el que te permite innovar.

¿Qué trae el éxito?

Tan importante como el resultado es cómo lo consigues. La base de todo está en los valores, y con esos valores puedes llegar al éxito. En managment, si no hay estrategia, no hay cultura empresarial, no hay valores, los resultados siempre serán buenos, pero también siempre serán malos porque no sabes lo que quieres conseguir, no sabes a dónde llegarás.

bookmark icon