De Finlandia a Tierra del Fuego: el regreso de Nokia

14 de Febrero de 2019 - Hernán Panessi

 


HMD, la compañía que revivió a la marca finlandesa, se asoció con Solnik-Etercor para producir dos smartphones. Inversión de US$ 30 millones del único player europeo en un mercado dominado por asiáticos.

El mercado de la telefonía celular vuelve a tener un peso pesado en las grandes discusiones. Luego de un parate, Nokia regresa a producir, desarrollar y comercializar smartphones. Y, por caso, en esta oportunidad, la vuelta de Nokia tiene que ver con capitales finlandeses y la colaboración de un tendal de ex empleados de la compañía. La historia cuenta que, luego de que Microsoft adquiriera los smartphones de Nokia, la división interrumpiría su producción. ¿Qué es lo que sucedió? Bajo el mando de Satya Nadella, actual Director Ejecutivo de la corporación de Bill Gates, quien siempre se opuso a la alianza con Nokia, Microsoft decidió cancelar todas las operaciones: los smartphones de Nokia interrumpirían su producción allá por 2015.

No obstante, Nokia seguiría trabajando en otros sectores del mercado tecnológico. “La semilla de HMD fueron los ex empleados de Nokia”, señala Juan Olano, el Portfolio Manager de HMD, The Home of Nokia Phones, según su slogan, la empresa responsable de este regreso, que volvió a quedar en manos de conocedores del asunto. Por estos días, para este flamante y esperado desembarco, Nokia forjó alianzas con marcas como Zeiss (encargada de las cámaras de los nuevos teléfonos móviles), Qualcomm (procesadores), Mediatek (también productores de procesadores) y Foxconn (el gigante taiwanés que emplea a un millón de personas, mayor ensamblador de Iphones del mundo). Los nuevos celulares de Nokia tendrán sistema operativo Android One, uno de los más populares del mundo. “Hicimos el smartphone que Google quería ver en el mercado”, dice y sorprende Olano. “También lo estamos haciendo como lo hubiéramos querido siempre, como a nosotros nos gusta”, continúa.  

Juan Olano, Portfolio Manager de HMD.

En nuestro país, durante todo el 2019, Nokia producirá dos modelos en Tierra del Fuego: el 5.1+ (cuyo precio de mercado será de $ 15.999 pesos) y el 7.1 ($ 23.999). “Cuando anunciaron actividades, enseguida nos pusimos en contacto para trabajar juntos”, agrega Juan Pablo Baiardi, General Manager de Solnik-Etercor, la empresa nacional que licitó y ganó el concurso para producir los smartphones Nokia en Argentina. “Se importan las partes, se reciben localmente, se producen en Tierra del Fuego y se distribuyen en el mercado local”, explica Baiardi a propósito de su gestión argentina. Los tres primeros modelos fueron directamente importados (el 1, 3 y 6.1) y ya están disponibles en retail. ¿Fechas para los celus criollos? “El 5.1+ estará disponible a principios de marzo y el 7.1 estará para mediados del mismo mes”, aclara el General Manager de Solnik-Etercor.

Nokia 5.1 Plus

“Queremos ser una de las tres marcas más reconocidas del mercado”, apura Olano y la cierto es que tienen con qué: a dos años de haberse lanzado nuevamente, ya están en el puesto número 9 de volumen de fabricación y, además, durante 2018, tuvieron un crecimiento del 126%. “Es una tendencia significativa de crecimiento”, cuenta orgulloso el Portfolio Manager de Nokia. “Para Argentina tenemos una visión similar: el mercado está muy concentrado pero nos interesa estar entre los primeros tres”, apoya Baiardi.

Por su parte, HMD se erige como un unicornio: tuvo una inversión inicial de US$ 1.000 millones. En su aventura local, donde se invirtieron US$ 30 millones, se emplean a unas 100 personas en el proyecto, entre trabajadores directos e indirectos. “No tenemos previsto importar otros modelos en el mediano plazo”, explica el referente del grupo Solnik-Etercor. Los dos smartphones producidos aquí serán el eje de la propuesta de Nokia en estas tierras.

La planta de Solnik-Etercor, en Tierra del Fuego.

Los nuevos smartphones de Nokia disputarán un segmento popular pero la compañía pretende jugar en todas las gamas: “La verdad es que tenemos un segmento muy amplio, porque nuestro enfoque es dar un buen balance de costo y beneficio”, señala Olano. Y sigue: “Son equipos que se ponen mejor con el tiempo”. Nokia ya cuenta con acuerdos con Movistar y Personal que estarán operativos a partir de marzo. Y en Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá ya poseen convenios con todos los grandes players del mercado de telefonía y comunicaciones.

La gran ventaja competitiva del 7.1 es el formato de la pantalla infinita que aprovecha todo el frente del móvil y, también, la capacidad del hardware de transformar los videos SDR en HDR. ¿Qué quiere decir esto? Que convierte en tiempo real las imágenes de baja calidad en imágenes de alta. “La precisión de color es altísima y en esas cosas nos diferenciamos de la competencia”, detalla Olano. Asimismo, el 5.1+ posee un excelente procesador para videojuegos y tiene un desempeño de performances altísimo para el cotidiano. “En eso va a sobresalir”, acentúa.

“Nosotros queremos ser diferentes a los demás competidores del mercado”, sacude -con orgullo- Olano. Bajo un panorama dominado por las compañías asiáticas, Nokia se empalma como la única gran competidora europea en esa liga. “Hay una promesa de hacer las cosas bien y unos smartphones duraderos. No solo desde el hardware, que resiste el uso diario, sino también acompañado con una promesa de software”, se compromete el hombre de HMD. Entonces, ¿qué pasa con la obsolescencia programada tan en boga en este segmento? “De existir, Nokia va completamente en contra de ese concepto. Queremos que los usuarios decidan cuándo cambiar el teléfono”, cierra Olano.

bookmark icon