10 juguetes que cambiaron la historia

17 de Agosto de 2017 - Cecilia Valleboni

 


Como si fuera un hit de reggaeton veraniego, el fidget spinner está en boca de todos. Sin embargo, antes hubo otros 10 juguetes que cambiaron la historia. ¿Sabés cuáles son?

Aunque algunos claman en contra de sus efectos antipedagógicos, su movimiento hipnótico y vertiginoso el fidget spinner llegó a las redes sociales de varias personalidades públicas, incluido el Presidente Mauricio Macri.

De esta manera, el spinner se ubica en el trono de los juguetes más populares de la historia, esos que marcaron una época. Y ese trono tiene su propio linaje, con juguetes ilustres que quedaron marcados en el inconsciente colectivo.

La lista de los 10 juguetes que cambiaron la historia

LEGO

Desde que el carpintero danés Ole Kirk Christiansen creó estas piezas, originalmente en madera, la posibilidad de crear a partir de ladrillos cautivó a todo el mundo. En 1944, debido al incendio de la fábrica, empezaron a trabajar los ladrillos en plástico.

Hoy, a 85 años del primer cubo, LEGO es una compañía que factura alrededor de US$ 4.864 millones anuales. Además de gestionar varios parques temáticos en Europa, tiene numerosos acuerdos con las franquicias más importantes del mundo, que van desde Indiana Jones hasta Batman.

BARBIE

Nacida en 1959, es uno de los íconos femeninos del siglo 20. Según cifras de Mattel, se vende una muñeca Barbie en alguna parte del mundo cada tres segundos. De hecho, según cálculos de Mattel, Barbie produce la cifra aproximada de US$ 3.000 millones de dólares por año.

Si Madonna es la reina del pop, es claro que Barbie es la reina de los muñecos, con un reinado que alcanza casi los 50 años. En 2016, a partir del lanzamiento de modelos menos estereotipados, que incluyeron la serie alta, baja y curvy, las ventas se dispararon un 23%. Estos modelos se suman al resto que, con todas sus profesiones y razas, suman 150. Lo que se dice una mujer versátil.

CUBO RUBIK

En 1974, el arquitecto húngaro Erno Rubik creó un artefacto que no solo era una herramienta para sus clases de geometría descriptiva, sino también un rompecabezas genial. Luego de varios años de circular clandestinamente por varios países de Europa del Este, en 1979 el Cubo Rubik fue distribuido por Ideal Toys en todo el mundo. Se presentó en 1980 en las ferias de juguetes en Londres, Nueva York y París y fue un éxito.

Desde ese día hasta hoy, se vendieron 350 millones de unidades, y se convirtió en uno de los productos más vendidos de la historia. A un precio de US$ 5 el cubo, las ventas alcanzan los US$ 1.750 millones. Hace pocos meses, Mats Valk, un holandés de 21 años, rompió la marca histórica al completar el cubo en 4.74 segundos.

TAMAGOTCHI

¿Una mascota virtual? Los mayores de 40 años se rascaban la cabeza perplejos, mientras veían a los chicos alimentar, bañar o mimar a un animalito hecho de bits. Creado en 1996 por la compañía japonesa Bandai, el Tamagotchi fue un rotundo y rapidísimo éxito no solo en Japón, sino en todo el mundo, al registrar ganancias por US$ 156 millones.

El tremendo boom del producto hizo que este animalito virtual tuviera su propia serie en 2004, y una película tres años después. Como todo gran invento, el Tamagotchi creó nuevos servicios y productos: desde la guardería, que consistía en un empleada que cuidaba de la mascota cuando el dueño no podía, hasta cementerios virtuales, sitios web donde los dueños de la mascota fallecida podían rendirles un último tributo.

TETRIS

Paradójicamente, uno de los productos más vendidos nació en la Unión Soviética. Más precisamente en el Centro de Computación de Moscú, donde, en 1985, el matemático ruso Alekséi Pázhitnov creó el Tetris. Tuvo que esperar diez años para empezar a cobrar la licencia: el derecho de autor era un concepto abstracto en la URSS.

El año pasado, a 30 años de su creación, el Tetris alcanzó las 70 millones de copias vendidas. Desde la Commodore 64, prácticamente cada consola que salió al mercado tuvo su versión del juego. Pero el verdadero momento del Tetris llegó en la época del smartphone: se calcula que las ganancias por la versión mobile alcanzan ya los US$ 990 millones.

MONOPOLY

Rich Uncle Pennybags, también conocido como Mr. Monopoly, es uno de los millonarios más conocidos del mundo. Sin embargo, su creador fue Charles Darrow, un vendedor desempleado durante la Gran Depresión. 82 años después de su creación, se vendieron alrededor de 250 millones de sets de Monopoly en todo el mundo, lo que se traduce en ingresos de US$ 5.000 millones.

Además, Monopoly ostenta el título de ser el juego de mesa más jugado de la historia: 750 millones de personas alguna vez quisieron ser como Rich Uncle Pennybags.

WALLY

En 1987, el dibujante británico Martin Handford puso una pregunta en la boca de todo el mundo: “¿Dónde está Wally?”. Pocos meses después, Wally desembarcó en Estados Unidos (tuvo que cambiarse el nombre a Waldo). Desde entonces, la serie vendió más de 73 millones de libros, y se consigue en más de 35 países en 30 idiomas.

Además, la franquicia incluyó una serie televisiva, un cómic y dos videojuegos de Nintendo (uno para NES y, años después, otro para la Wii). En 2007, dos décadas después de haberlo creado, Handford vendió los derechos de la franquicia por unos US$ 3 millones. Un negocio bastante malo considerando que, solo con los libros y sin contar los otros productos de la franquicia, Wally generó US$ 365 millones en ventas.

PLAYSTATION 2

¿Qué es lo que hace destacar a esta consola sobre el resto? El número de ventas: desde el día de su lanzamiento, el 4 de marzo del 2000 en Japón, hasta ser descontinuada, se vendieron casi 158 millones de unidades de la Playstation 2.

Una de las razones de su éxito fue que esta consola podía reproducir DVD, lo que le permitió capitalizar usuarios en la época (que ahora parece tan lejana) de la explosión del DVD. El buen recibimiento de la Play 2 hizo que la empresa la siguiera produciendo durante 13 años, un récord total, que se entiende cuando vemos los números de ganancias: casi US$ 16.000 millones.

MINECRAFT

Todas las cifras que muestra el videojuego desarrollado por el sueco Markus Persson son abrumadoras. En 2009, se lanzó una primera versión que, aun cuando era incompleta, vendió más de un millón de copias en dos años, hasta que salió la versión definitiva.

La edición para Xbox alcanzó esa misma cifra, pero en solo una semana. Desde 2011, se descargaron 122 millones de copias de Minecraft en sus diferentes versiones, alcanzando ingresos por US$ 3.172 millones. Y el fenómeno parece no tener fin: se calcula que, durante 2016, Minecraft vendió 53.000 copias por día.

YOYÓ

Si hay alguien en el mundo que tiene el secreto de la inmortalidad es el yoyó. Se piensa que se creó en el siglo 5 a.C, en Atenas. La versión moderna apareció en 1929, de la mano de Donald Duncan, el dueño de una fábrica en California. Un año después, estaba produciendo 30.000 yoyós al día.

En 1960, la Duncan Company alcanzó su pico de ventas, con 45 millones de yoyós vendidos en Estados Unidos. Casi como un zombie del mercado, el yoyó revive de vez en cuando. El último revival fue en la Navidad del 2010, en Inglaterra, cuando se vendieron 4 millones de Yomega, una marca nacida en Massachusetts que alcanzó ingresos por US$ 30 millones.

 

 

bookmark icon