Los incendios en Australia pueden haber dejado a los koalas al borde de la extinción

2 de diciembre de 2019 - Forbes US

 



Debido a las sequías récord y los incendios que está sufriendo Australia, la población de koalas está disminuyendo a medida que se destruye su hábitat, lo que llevó a una agrupación a afirmar que la especie está “funcionalmente extinta”, algo que no aceptan todos los expertos en koalas.

La presidenta de la Australian Koala Foundation, Deborah Tabart, estima que más de 1.000 koalas murieron por los incendios y que se destruyó el 80% de su hábitat.

Los últimos incendios, sumados a una sequía  prolongada y a la deforestación, hicieron que los koalas quedaran “funcionalmente extintos”, según la AKF. Sin embargo, algunos científicos cuestionan la predicción y señalan lo difícil que es medir la población total de koalas, que podría ser mucho más grande de lo estimado por la AKF.

Una especie alcanza la extinción funcional cuando su población es tan pequeña que ya no juega un papel importante en su ecosistema y deja de ser viable. Aunque algunos individuos pueden reproducirse, la cantidad limitada de koalas torna vuelve improbable su viabilidad a largo plazo y los deja muy expuestos a enfermedades.

La deforestación y los incendios destruyen los eucaliptos, la principal fuente de nutrientes de los koalas. Un koala adulto come hasta medio kilo de hojas de eucalipto por día. Si bien los eucaliptos vuelven a crecer después de un incendio, tardan meses en hacerlo, con lo cual los koalas se quedan sin una fuente de alimento y muchos pueden morir de hambre.

Muchos están instando al Gobierno de Australia a promulgar la Ley de Protección de Koalas, escrita en 2016 e inspirada en la Ley de Protección de Águilas Calvas de EE.UU., que nunca se sancionó. Esta ley ayudaría a proteger los hábitats y árboles vitales para los koalas y al propio animal de la caza.

Videos que se viralizaron hace poco de australianos rescatando koalas ayudaron a aumentar las donaciones para financiar la hospitalización y el tratamiento de los koalas que sufrieron quemaduras.

El Hospital de Koalas de Port Macquarie  abrió una página en Go Fund Me para recibir donaciones para el tratamiento de los koalas heridos. Hasta la fecha, recibieron US$ 1,33 millones de más de 30.000 donantes, muy por encima de su objetivo de US$ 25.000.

Una de las iniciativas del hospital es instalar estaciones con bebederos para los koalas en las áreas arrasadas por el fuego. También usarán los fondos para un “arca de koalas”, un refugio para que los koalas con quemaduras hagan su rehabilitación en un hábitat sano.

Por Trevor Nace

bookmark icon