Creatividad, ideas y talento: el motor invisible

12 de Julio de 2019 - Juan Pablo Tripodi

 


El titular de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Exterior describe el “ADN productivo” de los argentinos y el liderazgo en la Economía del Conocimiento en el marco de la Cumbre Global de Servicios Digitales.

Cuando los argentinos nos preguntamos por las mayores fortalezas de nuestro país, es habitual que lo primero que nos venga a la mente sean los recursos naturales. En un mundo donde la población crece exponencialmente, somos un gran productor de alimentos; tenemos abundantes reservas de petróleo, gas, minerales y agua, y condiciones inmejorables para el desarrollo de energía eólica y solar.

Pero hay algo más, que también es parte de nuestro ADN productivo, y que no siempre valoramos o consideramos lo suficiente: tenemos creatividad, ideas y talento, tenemos un capital humano de clase mundial, con formación técnica y profesional, vocación global y fuerza emprendedora. Puede sonar discrecional o intangible, pero estos atributos son el motor que impulsa a una start up, que le permite a una PyME internacionalizarse, y que convierte a una idea en un unicornio.

Gracias a esta potencia productiva que son las personas y su talento, Argentina es muy competitiva y tiene un liderazgo regional consolidado en nichos del sector de la Economía del Conocimiento, como las industrias del software, FinTech, videojuegos o AgTech, por dar sólo unos ejemplos. Pero además, hay un abanico de nuevas industrias con tecnologías emergentes donde tenemos potencial para ampliar nuestra fortaleza a nivel regional e internacional. La Ley de Economía del Conocimiento, recientemente sancionada por el Congreso, da impulso a esta ventaja competitiva, beneficiando a miles de empresas de diferentes puntos del país. Para eso, establece beneficios impositivos para atraer inversiones, crear empleo, facilitar la creación de nuevas empresas e incentivar la exportación.

Precisamente porque es un área de la economía que genera empleo de calidad, exportaciones, inversiones, y además impulsa a todos los sectores productivos mediante una mejora de la competitividad, la Economía del Conocimiento ocupó un lugar relevante dentro de la agenda productiva en los últimos años. Porque los argentinos no sólo tenemos talento, ideas y la capacidad para llevarlas adelante: además, tenemos un ecosistema emprendedor y de negocios propicio para convertir ese talento en proyectos con mucho potencial exportador.

Con US$ 6.500 millones anuales en ventas externas, los Servicios Basados en el Conocimiento son uno de los grandes complejos exportadores del país (detrás del agroindustrial y el automotriz) y representan más del 8% de las exportaciones totales de Argentina. Somos el segundo exportador de Servicios Basados en el Conocimiento de Latinoamérica, primeros en software. Nuestra industria de videojuegos exporta el 95% de su producción, principalmente a Estados Unidos, Europa y Asia. Cambiemos la perspectiva: veamos el potencial para atraer inversiones y crear empleo del sector de servicios globales. Acá también vimos materializarse en lo que va del año proyectos de empresas como Accenture, PwC o Everis, entre otras, y tenemos capacidad para alojar más centros de exportación de servicios profesionales, desde contables a legales, administrativos o de ingeniería. Estos proyectos no necesariamente representan montos elevados de inversión, pero tienen un impacto enorme en la generación de empleo de calidad. 

Este viernes y ayer se desarrolla en Argentina la primera cumbre global de servicios digitales, Made in the Americas Global Digital Services (MITA GDS), co-organizada por el BID, el ministerio de Producción y Trabajo y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional. Se tratadel punto de encuentro más importante de la región para el ecosistema de los servicios digitales globales, con asistentes provenientes de 40 países de América Latina, Asia, Europa y Norteamérica, y que se esté haciendo por primera vez en Argentina fortalece el posicionamiento del país como hub de servicios ante el mercado regional. También es un espacio para alentar el despliegue de la Economía del Conocimiento, que se complementa con los esfuerzos que venimos haciendo desde el Gobierno Nacional junto al sector privado estos últimos años para darle un fuerte despliegue a esta industria.

Además de una serie de conferencias, donde más de 60 oradores locales e internacionales presentan las últimas tendencias, mejores prácticas e innovaciones mundiales en servicios y tecnologías digitales, esta cumbre constituye una plataforma donde cientos de empresas argentinas se cruzan con compradores del exterior a través de más de 3.000 reuniones de matchmakingpara ampliar su presencia en el mundo o generar nuevas posibilidades de alianzas, negocios e inversiones.

FinTech, Agtech, tecnologías médicas, Clouding, desarrollo de aplicaciones, BPO, biotecnología, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, nanotecnología. Argentina tiene músculo para transformarse en un hub regional de servicios globales digitales, con fuerte vocación global. Es fundamental potenciar estas oportunidades y conectarse con el mundo para desplegar el horizonte extraordinario de crecimiento que tenemos por delante.

*Juan Pablo Tripodi estará el próximo martes 16 de julio en Forbes Comex Talk, un espacio para reflexionar sobre el presente y los desafíos del comercio exterior. Más Info: https://bit.ly/2YTBGTK

bookmark icon