¿Una nueva burbuja inmobiliaria en Estados Unidos? Una curva idéntica y el “efecto Airbnb”

2 de abril de 2020 - Forbes Digital

 



En junio de 2019, publiqué una nota detallada en Forbes intitulada “Current U.S. Recession Odds Are The Same As During ‘The Big Short’ Heyday.” [Las probabilidades actuales de recesión en EE.UU. son las mismas que en el auge de “la gran apuesta”], en la que sostuve que las enérgicas políticas monetarias implementadas por la Reserva Federal de EE.UU. y otros bancos centrales desde la crisis financiera global de 2008 crearon una serie de burbujas económicas extremadamente peligrosas que estallarían con la futura recesión.

También afirmé que las probabilidades de que EE.UU. entrara en recesión en los siguientes 12 meses eran de aproximadamente 64%, porcentaje idéntico a las probabilidades de recesión del país durante el auge de las ventas en descubierto por la burbuja inmobiliaria, en julio de 2007. Creo que la economía estadounidense ya se encaminaba a una recesión y que la pandemia del coronavirus fue el “alfiler” que pinchó casi todas las burbujas de las que advertí.

En esta nota, me gustaría analizar una de las burbujas acerca de las que advertí en lo que escribí en junio de 2019 —la Segunda Burbuja Inmobiliaria de EE.UU.— y explicar por qué creo que podría estallar durante la recesión en la que probablemente ya estemos. Como las demás burbujas que mostré, la Segunda Burbuja Inmobiliaria de EE.UU. se formó como resultado de las políticas monetarias de estímulo extremo seguidas por la Fed en los últimos diez años: el interés cero y flexibilización cuantitativa.

La recesión de 2008 fue provocada en gran parte por el estallido de la burbuja inmobiliaria de mediados de la primera década del siglo y por los daños que esa burbuja le casó al sistema financiero y bancario de EE.UU. Como parche para terminar la recesión y crear otro boom económico, la Fed volvió a inflar los precios de las casas. Según el Case-Shiller U.S. National Home Price Index, los precios de las propiedades se dispararon 59% desde que tocaron fondo en 2012:

Desde el crash de 2008, que tocó fondo en 2012, los precios de las propiedades crecieron 59% gracias al estímulo crediticio de la Reserva Federal.

Como casi todos los booms artificiales, la Segunda Burbuja Inmobiliaria de EE.UU. se infló más rápido que los pilares de la economía. Como muestra el siguiente gráfico, los precios de las casas en EE.UU. vienen subiendo mucho más rápido que la inflación, igual que durante la burbuja anterior. Me parece que una corrección es inevitable.

Desde el crash de 2008, que tocó fondo en 2012, los precios de las propiedades crecieron 59% gracias al estímulo crediticio de la Reserva Federal.

Tal como pasó con la última burbuja inmobiliaria, se están dando todo tipo de chanchullos. Naturalmente, no son los mismos que con la burbuja anterior. Uno de los nuevos chanchullos es que muchos “súper anfitriones” de Airbnb compraron montones de propiedades con hipotecas baratas para alquilarlas y ahora, como están demasiado apalancados, corren muchísimo peligro.

El mercado inmobiliario quedó paralizado porque los posibles compradores no pueden ver las casas en venta durante la pandemia y la enorme incertidumbre del mercado laboral y la desocupación volvió con todo en marzo: según una estimativa reciente de la Fed, podrían perderse hasta 47 millones de puestos de trabajo y la desocupación podría llegar a 32%, cifras dignas ya no de una recesión, sino de una depresión. Me preocupa mucho que el activo mercado inmobiliario de EE.UU. se vea obligado a volver a la tierra rápidamente, lo que hundirá todavía más la economía.

Autor: Jesse Colombo

bookmark icon