Tres motivos por los que tus próximas vacaciones tienen que ser en Chile

13 de febrero de 2020 - Forbes US

 



Teniendo la Patagonia, una atracción turística famosa en todo el mundo, uno podría pensar que Chile es un destino consolidado. Nada que ver, según Jenny Mikkelson, especialista en Chile de Travel Beyond, una operadora de tours de lujo de Wayzata, EE.UU.

“La gente suele venir a Chile a ver la Patagonia y se pierde el resto del país”, afirmó Mikkelson. Había buenos motivos: la infraestructura turística de muchas partes de Chile, especialmente la que cumple los estándares de los turistas de lujo, era mala en el mejor de los casos. Hoy todo está cambiando rápidamente con la inauguración de notables propiedades exclusivas de norte a sur, un gran incentivo para los que planean visitar el país.

Estas son tres regiones de Chile que podrían convertirse en moda en Sudamérica.

El desierto de Atacama

Ubicado en el norte del país, a unas pocas horas en avión desde Santiago, el desierto de Atacama, a 2.133 metros sobre el nivel del mar, es el más elevado y seco del mundo. Tiene una gran ausencia de contaminación lumínica que lo convierte en uno de los mejores lugares del mundo para ver estrellas. “La única luz vendría del pueblo de Calama, a una hora de distancia, y de los demás resorts de la zona”, cuenta Mikkelson. “Uno se acerca mucho más de lo normal a las estrellas. Es increíble”.

Gracias a una serie de cabañas espectaculares, se puede visitar esta región remota con todo el estilo. Una de las cabañas, Explora Atacama, fue la que hizo famoso al desierto cuando se inauguró hace 26 años. Ofrece actividades grupales con guía como andar a caballo, ciclismo, senderismo, avistamiento de flamencos, viajes al Valle de los Cactus para ver cactus centenarios y mucho más. La propiedad tiene 50 cuartos, un spa, un observatorio privado, un bar (cuyos bármanes pueden preparar cualquier trago) y una deliciosa cocina, en gran parte proveniente de productores locales. Hay hasta una parrilla donde los chefs preparan cordero en ocasiones especiales.

Otros resorts comenzaron a seguir los pasos de Explora. Tierra Atacama y Awasi Atacama son dos recién llegados. El spa de Tierra tiene mucho espacio para hacer yoga y meditar en silencio, jacuzzis y bañaderas. Awasi es más íntimo: tiene solo 10 habitaciones y ofrece únicamente excursiones privadas.

Tarifa básica (para dos personas con alojamiento, comida, bebida, excursiones y transfers desde el aeropuerto): Tierra Atacama, US$ 775 la noche por persona; Awasi Atacama, desde US$ 2.700 por persona por tres noches; Explora Atacama; desde US$ 1.500 por persona por tres noches.

La región vitivinícola

Esta zona a unas pocas horas en auto desde Santiago está llena de bodegas, una buena parada para cualquier enófilo. “Chile siempre tuvo muchas bodegas excelentes que producen vinos fantásticos, pero pocas contaban con lugares para alojarse”, explica Mikkelson.

De manera parecida al Distrito de los Lagos en EE.UU., eso está cambiando. Hace poco, Vik Retreats —que ya tenía el Vik Chile, con lujosas obras de arte y mucho diseño— abrió Puro Vik en las mismas 4.450 hectáreas de viñedos. La propiedad abarca 19 casas de vidrio con vistas impresionantes del paisaje. Cada una tiene balcones con bañaderas, vistas panorámicas de la zona y sus propios motivos de decoración, desde el arte japonés y de la Francia del siglo XVIII hasta el vidrio de Dale Chihuly. Desde ya, el plato fuerte es la degustación de vinos, pero también se pueden tomar clases de cocina, andar a caballo, hacer tiro con arco y yoga, caminar por los viñedos y más. Además, a diferencia de la mayoría de las bodegas, hay cosas para chicos: pueden nadar, tomar clases de cocina adaptadas a su gusto y visitar el salón de juegos con películas, consolas de videojuegos y otros entretenimientos.

Tarifa básica (para dos personas con alojamiento, comida, bebida y actividades): US$ 1.110 por noche.

Santiago

Antiguamente vista como un lugar de paso o para hacer una visita corta, la capital de Chile está levantando vuelo con una floreciente escena artística y gastronómica. “Queremos comenzar a refutar la teoría de que Santiago no es un lugar divertido”, sostuvo Mikkelson. “Es una ciudad prometedora, están pasando muchas cosas únicas ahí”.

Para empezar, los turistas pueden ver los coloridos y extravagantes grafitis pintados por toda la ciudad junto a construcciones más antiguas como la Plaza de Armas (Travel Beyond ofrece tours artísticos). También vale la pena visitar la impresionante colección de obras chilenas y sudamericanas del Museo Nacional de Bellas Artes.

En cuanto a la gastronomía, Santiago está con todo. Borago, un lugar especializado en gastronomía molecular bajo la batuta del jefe Rodolfo Guzmán, es tan solo uno de los restaurantes imperdibles para los foodies. En materia de alojamiento, pronto los turistas de lujo podrán mirar el Hotel Santiago, que ahora es propiedad de Mandarin Oriental Hotel Group. La propiedad está en renovación y se espera que reabra este año.

Tarifa básica: US$ 166 la noche por persona

Por Shivani Vora

bookmark icon