Ranking Life: Siete escapadas en modo off

22 de mayo de 2019 - Forbes Argentina

 



Una selección de spots diversos y originales para disfrutar de unos días lejos de la ciudad. Arte, naturaleza, aventura y relax.

Escaparse de la ciudad a un lugar cercano o emprender ese viaje que teníamos pendiente. La clave de estas recomendaciones está en no cerrarse a los lugares de siempre y animarse a la sorpresa, incluso aunque implique un viaje más largo por apenas unos días: mientras estemos dentro del continente, cualquier excusa es buena para explorar el mundo y acumular nuevas experiencias en el feed de nuestra vida.

#1 – VIAJE RELÁMPAGO A L.A.

Solo una noche de vuelo directo nos separa ahora de la ciudad de las celebrities y el entretenimiento global. Parece una locura irse hasta allá por pocos días, aunque puede resultar la escapada perfecta para sacarse las ganas y disfrutar de los básicos más divertidos de la ciudad. Un día entero en los Estudios Universal (comprar el fast pass para evitar colas eternas), un día de playa rodeado de surfers en el área cool trendy de Hermosa Beach, un día de recorrida por Beverly Hills, Santa Mónica y West Hollywood con su agitada vida nocturna, y una jornada de shopping furioso en los outlets que rodean el downtown. Dos datos a tener en cuenta: Airbnb ofrece casas o bungalows con cochera a excelente precio (dependiendo de la cantidad de pasajeros que compartan el viaje, siempre es una alternativa interesante), y es vital alquilar un auto en el aeropuerto y devolverlo ahí mismo al momento de regresar, para tener la posibilidad de moverse y recorrer sin depender de Uber.

#2 – COSTA DEL ESTE, LA NUEVA PLAYA ARGENTINA

A menos de cuatro horas de Capital Federal, en un entorno natural donde se unen la paz del mar, la calidez de la arena y la tranquilidad del bosque, Costa del Este se posiciona como el nuevo destino cool de playa. Y ahí, con una inversión de más de US$ 11 millones, ALMARENA Apart & Hotel Boutique no solo ofrece una escapada a puro relax, sino que además se posicionó como uno de los hospedajes top de la Argentina en los últimos Traveller’s Choice Awards (obtuvo el primer puesto entre los top 25 hoteles más populares del país y el quinto lugar dentro del top 25 hoteles locales con servicio excepcional). El complejo inauguró en 2015 con una alta apuesta foodie (cuenta con tres restaurantes y un bar, incluyendo una cava a tres temperaturas) y cuenta con circuito de spa completo, dos piletas climatizadas cubiertas con techo corredizo, un gimnasio con máquinas de última generación, SUM con juegos, microcine, sala de lectura y un salón para eventos con vista panorámica al mar. Todo para disfrutar en familia, con amigos o incluso como destino de viaje corporativo.

#3 – BOGOTÁ, LA CAPITAL IBEROAMERICANA DE LA CULTURA

Seis horas de vuelo separan a la metrópolis colombiana de su par en Buenos Aires. Dicen los que saben que el turismo no es solo playa, destinos exóticos o las típicas capitales europeas. Porque hay un tipo de vacación que requiere, simplemente, conocer una ciudad y vivirla. Bogotá tiene una historia de violencia que quedó en el pasado, aunque en sus calles aún hoy se respira un aire casi cinematográfico que la hace intensa y muy interesante. La parsimonia y extrema educación de sus habitantes en el trato hacen que uno se sienta a gusto en cada lugar que visita. Fuera de los sitios históricos como la zona de La Candelaria y los museos precolombinos, existe una movida de bares, restaurantes y tiendas de diseño que mezclan el sabor latino con un refinamiento europeo único. Pasear por el magnífico Museo Botero, tomarse un café (de los más ricos del mundo, hay que decirlo) en el bar La Peluquería, bailar música colombiana con orquesta en vivo en el Gaira Café, comer arepas rellenas de lo que sea por donde sea, ir de shopping por la Zona Rosa y beber aguardiente en los cientos de bares que rodean esas calles son algunas de las aventuras que propone Bogotá.
Un dato a tener en cuenta es la industria cultural que marca el pulso de esta ciudad: muestras de arte, una vasta oferta editorial de libros y revistas y el cuidado puesto en las prendas de diseñador dan la pauta del tipo de actividades que podemos disfrutar durante cuatro días urbanos en esta capital.

#4 – ESTADÍA EXPRESS EN PILAR (¡ACÁ NOMÁS!)

La cadena hotelera Casa Sur se destaca por el diseño en clave urbana, cool y palermitana. Ambientes amplios, despojados y con la decoración justa para sentirse en la calidez de un edificio actual forman parte de la propuesta de sus sedes de Palermo, Botánico y Recoleta. Esta filosofía se traslada ahora a Pilar, donde el concepto de pequeño loft con cocina y amenities funciona en el marco hotelero perfecto para una escapada de fin de semana: spa con diferentes áreas de hidromasaje y zonas de relax, terraza con gran piscina y un rooftop bar casi tan glamoroso como el de su sede en Palermo Hollywood. Otra característica que comparte con las versiones del centro es el restaurante hindú Bengal, con el curry como protagonista en un ambiente sofisticado que se fusiona con la vibra campestre de Pilar. Un cambio de aire cercano a precios amables.

#5 – TAFÍ DEL VALLE: TURISMO RURAL DE LUJO

Los Diaguitas lo llamaron “el pueblo de entrada espléndida” y no se equivocaron: ubicado a 110 kilómetros de San Miguel de Tucumán, Tafí del Valle es la puerta a los Valles Calchaquíes y de esos destinos en los que la paz y la historia van de la mano. Con casi 230 años, Las Carreras es uno de los cascos de estancia más antiguos y el favorito de quienes buscan una propuesta para estar en contacto con la naturaleza. Cuenta con una disposición típica de la arquitectura de la primera época jesuita, en la que todas las habitaciones desembocan en patios centrales. Entre sus actividades, ofrece recorridas libres por el campo, mountain bike, cabalgatas y actividades agropecuarias. Para completar el tour, desde la estancia se puede iniciar “la vuelta al Valle”, un circuito de unos 45 kilómetros que rodea el Dique La Angostura. El Mollar, pequeña villa al pie del cerro Ñuñorco, es una visita obligada para todo visitante.

Un hotel con más de 400 obras de arte en la costa del lago Nahuel Huapi.

#6 – BARILOCHE EN CLAVE FOODIE & ARTY

Aunque las impresionantes pistas del cerro Catedral la vuelven un destino ideal para el invierno, nada impide hacerse una escapada antes de la temporada de esquí para disfrutar de Bariloche en la época en que las copas de los árboles se pintan de todos los colores de la tierra (rojo, naranja, amarillo, marrón) y el lago se vuelve más calmo y espejado bajo el sol de otoño. Un alojamiento de lujo que se pone cada año más lindo es El Casco Ar Hotel. Porque no solo sigue prometiendo una experiencia artística única (cuenta con más de 400 obras de pintores y escultores argentinos pertenecientes a la Colección Zurbarán) sino que, además, ahora también se ha ganado su lugar en el mapa gastronómico local. ¿La razón? Una chef tan joven como fresca e innovadora: Ana Lucía Arias, que se formó en pastelería con la gran Pamela Villar y hasta tuvo un paso por uno de los mejores restaurantes del mundo, el Celler de Can Roca, en Girona, España. Ahora, a orillas del lago Nahuel Huapi, hace una cocina como “contemporánea, con productos regionales estacionales” que convive exquisitamente con el paisaje y el arte.

#7 – JOSÉ IGNACIO, COOL TODO EL AÑO

Aunque solo los separan 30 kilómetros, el pueblo de José Ignacio es un destino que logró tener peso propio más allá de Punta del Este. Incluso, con el paso de los años, este lugar “semisecreto” que oscila entre lo bohemio y lo exclusivo se convirtió en la opción de la costa uruguaya que se impone aun terminado el verano. En esta época del año, Vik Retreats –la colección de propiedades del empresario noruego Alexander Vik– es una de las opciones que se destacan por su diversa oferta turística, tanto en playa como en el campo. Para Semana Santa, lanzó un programa anclado en Bahía Vik, su alojamiento en contacto directo con la playa mansa. La propuesta incluye paseos a caballo por valles ondulados y clases de polo, así como actividades acuáticas que van desde windsurf hasta kayak por la laguna o navegación por el río en canoas. La trilogía de propiedades de Vik Retreats se completa con una estancia de estilo colonial y Playa Vik, la opción con diseño avant-garde para quienes buscan tranquilidad entre el ruido de las olas.

bookmark icon