Los shoppings pierden terreno en la Ciudad; los mayoristas, los únicos sobrevivientes

7 de noviembre de 2019 - Pedro Ylarri

 


La Dirección de Estadísticas porteña brindó detalles hoy del derrumbe en el consumo en el distrito más rico del país durante el segundo trimestre del año. La peor parte se la llevaron las cadenas de electrodomésticos, que vieron desaparecer casi 50% de su facturación en términos reales. Los shoppings y supermercado también pierden terreno y, aunque todavía no son masivos, los mayoristas son los únicos que sobreviven a la crisis.

Entre abril y junio, el sector supermercadista sufrió una caída en sus ventas a valores constantes (-9,4%) que dio cuenta de «las dificultades por las que atraviesa el segmento, que acumula cuatro trimestres consecutivos de bajas», mientras la facturación mostró un incremento interanual del 47,4%.

Los centros comerciales (shoppings), por su parte, registraron una contracción interanual en términos reales (-8,4%) y también acumulan un año de caídas en sus ventas, aunque la disminución del segundo trimestre fue menor al guarismo negativo de enero-marzo. «A valores corrientes, el comercio exhibió un incremento del 37,4% en comparación con igual período de 2018», agregó el organismo.

Los que se salvaron

Las compras familiares realizadas en autoservicios mayoristas de la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, «constituyeron el único segmento que logró sostener el nivel de consumo de un año atrás, y a valores constantes, se registró un mínimo incremento (0,7%)».

Según el informe porteño, el correlato fue un ascenso extraordinario de la facturación, del 68,4% en términos interanuales, lo cual «confirma la tendencia al traslado de la demanda familiar de bienes de primera necesidad desde comercios minoristas hacia mayoristas».

A su vez, las ventas reales de los comercios de electrodomésticos y artículos para el hogar mostraron un descenso interanual «muy significativo (-49,8%)», lo que profundizó la tendencia a la reducción de las compras de bienes semidurables por parte de las familias.

La facturación por esos productos también registró un fuerte descenso con respecto al segundo trimestre de 2018 (-17,8%), concluyó el análisis de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la CABA.

bookmark icon