El ‘gesto’ de un municipio para fomentar el comercio

3 de diciembre de 2019 - Forbes Digital

 



Con el objetivo de incentivar el empleo y la producción, la Municipalidad de La Plata eliminará la tasa de habilitación para todos los comercios de la ciudad el próximo año.  

La iniciativa está contemplada en el proyecto de ordenanza Fiscal e Impositiva que será tratado en los próximos días en el Concejo Deliberante platense, junto al Presupuesto 2020 que prevé gastos por casi $ 13.500 millones.

Una fuente comunal detalló que el Municipio prevé eliminar la tasa de habilitación que todos los comercios de la ciudad deben tramitar anualmente ante la Agencia Platense de Recaudación.

Precisó que la ordenanza contempla que esa tasa será reemplazada por un monto fijo administrativo por el inicio del trámite, que no superará los $1.000.

Según se informó, los costos actuales son de $2.700 para un local categoría A, que es de hasta 100 metros cuadrados; de $ 7.000 si supera esa superficie y de $ 14.000 para los que poseen «otras características».

«Queremos promover el empleo, la producción y crecimiento de los comercios y el sector privado, y por eso impulsamos este cambio en la recaudación tributaria del Municipio para reducir la presión fiscal sobre el sector», confió el vocero.

¿Y quién piensa en las pymes?

En estos días, el presidente de Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato, afirmó que la presión impositiva récord que sufren las fábricas Pymes del país, la convierte en la segunda del mundo en esta categoría, y en promedio duplica a los paises del Mercosur.

Las consecuencias están a simple vista, sostiene él, provocando el crecimiento desproporcionado de la informalidad laboral y empresaria, que tuvo como consecuencia una retracción de las exportaciones, una caída del empleo registrado y el cierre de más de 8.500 empresas del sector.

Un informe realizado por el IPA señaló que la presión impositiva total sobre el porcentaje de ganancia neta de una Pyme argentina es del 106,3%, si se toman en cuenta las distintas tasas y aportes que un empresario industrial debe afrontar para realizar un acuerdo comercial.

Esa demanda del Estado incluye -entre las cargas más pesadas- a los Ingresos Brutos, los Aportes Patronales, el Impuesto al Cheque y el Impuesto a las Ganancias, entre otros.

La carga impositiva coloca a la Argentina como el segundo país en el mundo con mayor presión, luego del Estado africano de Las Comoras, y muy por encima de Eritrea (84%), Bolivia (84%), Guinea Ecuatorial (79%), Palau (77%), República Centroafricana (73%) y Venezuela (73%), Afganistán (71%) y Colombia (71%), entre los 10 primeros.

bookmark icon