Esta startup de Audi quiere llevar la realidad virtual adentro de tu auto

26 de octubre de 2019 - Forbes US

 



Pasamos muchísimo tiempo en nuestros autos. Es por eso que el entretenimiento para autos (in-car entertainment) es y siempre ha sido un motor fundamental (por así decirlo) de la experiencia del cliente y del comercio. Todo comenzó con el audio (radios, ahora para todos los gustos: terrestre, satelital y streaming). Después vino el video (en un principio DVD, pero ahora también streaming ¡muchas veces en los asientos delanteros!). Ahora le toca al entretenimiento de inmersión: la realidad virtual (RV) y aumentada (RA)… o al menos eso creen las automotrices y su ecosistema de soporte.

Un ejemplo es la startup alemana holoride (sí, con hache minúscula) que se escindió de Audi y cuenta entre sus socios estratégicos a otras grandes automotrices como Ford  y Mercedes-Benz. Hoy, holoride anunció “la primera experiencia de realidad virtual para autos del mundo que se ofrece al público general”. Fiel a su nombre, esa experiencia —cuyo nombre oficial, un tanto engorroso, es Universal Monsters Presents Bride of Frankenstein holoride— se ofrece junto a Universal Pictures  y Ford y estará en el Universal CityWalk Hollywood del 14 de octubre al 9 de noviembre. En ese período, los visitantes más intrépidos podrán subirse a un Ford Explorer y combatir a una horda de necrófagos y zombis sentados al lado de la novia virtual de Frankenstein.

Esta semana fui a una demostración privada de la experiencia de holoride en el CityWalk. Me convenció, aunque no es tan diferente de una experiencia de RV sofisticada con tecnología háptica (simulación de movimiento) como me habría imaginado. Después de ponerme los lentes de RV (hacerlo dentro de un auto ya mete un poco de miedo), traté de liquidar a los necrófagos que me atacaban en un ambiente que seguía a la perfección el camino real del Ford en cuyo asiento trasero estaba sentado. O sea, la calle por la que iba en la RV doblaba cuando doblaba el Ford Explorer, aceleraba con el Explorer y frenaba con el Explorer. Impresionante. Mi viaje se transformó en un videojuego gigante y esa era la idea. Ahora, adonde quiera que nos lleven, los pasajeros (¡esperemos que los conductores no!) podemos zambullirnos “activamente” en videojuegos de tiros y disfrutar otras formas de entretenimiento virtual (entre ellas, me dijeron, meternos en una película) mientras estamos sentados en el auto, algo que suele ser tedioso.

Todo esto es posible gracias a la impresionante plataforma de tecnología de holoride, considerada por muchos lo mejor de la CES de este año, y al “contenido elástico” que permite crear (“contenido elástico” es la brillante expresión de holoride para describir contenidos que se adaptan instantáneamente a cada movimiento del vehículo). ¿Quién necesita charlar con la familia cuando los nenes pueden estar en sus pequeños (o grandes, lo que elijan) mundos virtuales? ¡Esa es la cuestión! No cabe duda de que la experiencia de inmersión para autos de holoride es genial, innovadora y una tecnología complejísima. Un aplauso para ellos y su equipo innovador de prodigios por poder lograr todo casi sin fallas técnicas.

¿Pero está preparado para esto el resto del mundo? ¿Se pondrán lentes de RV los pasajeros cuando hay tanta gente que se marea (o tiene miedo a subirse a un auto)? Cuando me subí al Explorer estaba escéptico… y nada cambió cuando me bajé. Sin embargo, está claro que el reino de los vehículos autónomos, que comenzará antes de lo que imaginamos, está creando nuevas oportunidades y demanda de opciones de entretenimiento para autos. Tranquilamente, una de esas opciones puede ser la RV, por más que se use unos pocos minutos por viaje. Sin duda no está pensada para mí, sino, al menos por ahora, para nuestros hijos (especialmente los gamers). Además, las automotrices globales sienten la motivación para crear opciones de entretenimiento para autos porque pueden sumar flujos de ingresos, incluyendo posibles ingresos por abonos renovables. Una de esas opciones puede ser la RV. No sorprende, entonces, que Audi invierta en holoride.

holoride se anima a ser pionera en la RV para autos y tuvo la inteligencia de asociarse con todos los fabricantes de autos del mundo (no solo Audi). Ofrece una plataforma estandarizada de tecnología de RV con potencial para acelerar la adopción en masa. holoride no crea su “contenido elástico”, sino que armó la plataforma sobre la que se puede desarrollar un flujo constante de contenidos de inmersión. Esos pioneros del desarrollo de contenidos definirán si tendrá éxito.

Que conste que holoride no se concentra exclusivamente en la RV. La empresa afirma que planea meterse en algo que podría ser mucho más importante: los juegos de RA para autos. Después de todo, para las experiencias de inmersión parcial con RA no se necesitan unos lentes tan voluminosos; parece que sería bastante más fácil alcanzar la adopción masiva. Además, la tecnología de holoride no está hecha exclusivamente para autos (autónomos o no); el “contenido elástico” de la plataforma de la empresa se puede aplicar a cualquier vehículo. Es cuestión de usar la imaginación.

E imaginación no les falta a holoride y sus nuevos amigos Ford y Universal Studios. Gracias a eso, los que visiten el Universal CityWalk en Hollywood podrán vivir un Halloween más atrapante.

Por Peter Csathy.

bookmark icon