El calendario de la deuda

14 de febrero de 2020 - Forbes Argentina

 



El Ministerio de Economía iniciará el proceso de reestructuracion de la deuda pública, con una convocatoria a la presentación de ofertas de asesoramiento financiero, en la elaboración de la propuesta que se lanzará oficialmente en la segunda semana de marzo. Esto incluirá diez días de reuniones informales y dos semanas de negociaciones formales con los tenedores de los bonos para determinar la oferta.

12 Y 14 DE FEBRERO:

El Gobierno recibirá la misión del FMI.

12 Y 17 DE FEBRERO:

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará en el Congreso el análisis de sostenibilidad de la deuda. La presentación podría dar algunos indicios sobre los pronósticos de PBI, inflación, tipo de cambio y déficit fiscal.

También se esperan pistas sobre la oferta de canje de deuda, extensiones de vencimientos, recorte de capital o cupón.

ÚLTIMAS DOS SEMANAS DE FEBRERO:

Comenzará un período de 10 días para el intercambio de visiones con los tenedores de los bonos.

Más detalles de la oferta, a través del informe sobre la base de los comentarios de los tenedores de bonos.

PRIMERA SEMANA DE MARZO:

El Gobierno determinará la estructura final de la oferta de deuda.

Comenzará la instancia de preguntas y respuestas frecuentes de la oferta distribuida a través de los Agentes de Distribución.

SEGUNDA SEMANA DE MARZO:

Se presentará oficialmente la oferta.

ÚLTIMAS DOS SEMANAS DE MARZO:

Fecha límite para aceptar la oferta.

Para Balanz Research, el cronograma despeja algo de incertidumbre sobre las negociaciones de la deuda, mostrando algunas buenas señales de que el Gobierno trabaja junto al FMI antes de discutir la oferta con los tenedores de bonos y el objetivo de una resolución rápida del problema de la deuda. “Creemos que la credibilidad del programa económico será clave para observar una solución rápida, ya que la falta de crecimiento de la economía argentina en los últimos años, junto con la capacidad de alcanzar un superávit primario sostenible, pareciera preocupar más a los inversores que el stock de deuda en sí mismo”.

bookmark icon