El Banco Mundial estima para 2019 el menor crecimiento global desde la crisis de 2008

9 de enero de 2020 - Forbes Digital

 



El Banco Mundial volvió a recortar su perspectiva sobre el crecimiento económico mundial. Advirtió sobre las incertidumbres que generan los aranceles y las tensiones geopolíticas, así como el riesgo de una nueva crisis de deuda global. Para Argentina, el informe pronostica -3.1% en 2019, -1.3% en 2020, y repunte de 1.4% en 2021 y 2.3% en 2022.

En su último informe bianual de Perspectivas de la economía mundial, publicado el miércoles, el Banco Mundial publicó sus últimas proyecciones para la economía mundial.

Se espera un repunte modesto en el crecimiento: la economía global crecerá 2.5% este año, un poco más que lo estimado para 2019 (2,5%), aunque ambas estimaciones anuales son más bajas que el último pronóstico publicado en junio (2.6% para 2019 y 2.7% para 2020).

La institución crediticia que conforman 189 países recortó sus perspectivas para este año, esperando un crecimiento más débil desde la crisis financiera de 2008, ya que la economía mundial sigue siendo vulnerable a las tensiones geopolíticas y ante una posible escalada en la guerra comercial en curso entre Estados Unidos y China.

El crecimiento entre las economías avanzadas disminuirá 1.4% en 2020, gracias en parte a una desaceleración global en la manufactura, mientras que el crecimiento en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, impulsado por un grupo más pequeño de grandes economías, aumentará 4.1%.

El Banco Mundial también advirtió sobre el riesgo de una nueva crisis de deuda global, estimulada por la «acumulación de deuda más grande, más rápida y más amplia desde la década de 1970». En 2018, por ejemplo, la deuda global subió a un récord de alrededor del 230% del PBI.

«Si bien los bajos niveles actuales de tasas de interés mitigan algunos de los riesgos asociados con la alta deuda, las oleadas anteriores de acumulación de deuda de base amplia terminaron con crisis financieras generalizadas», destaca el informe.

Ayhan Kose, el principal analista económico del Banco Mundial, advirtió en el informe que olas tan grandes de endeudamiento tienden a tener finales infelices y que las bajas tasas de interés pueden no ser suficientes para compensar otro colapso financiero. «Las bajas tasas de interés mundiales proporcionan solo una protección precaria contra las crisis financieras», dijo. «En un entorno global frágil, las mejoras en las políticas son críticas para minimizar los riesgos asociados con la ola de deuda actual».

Estadísticas cruciales

Se pronostica que el crecimiento en EE.UU., la zona del Euro y Japón caerán al 1,4% en 2020, desde un 1,6% en 2019. Esto se debe a una continua desaceleración de la fabricación y a los efectos negativos de los aranceles. Se prevé que el crecimiento económico de China disminuya del 6,1% en 2019 al 5,9% en 2020, ya que el país continúa lidiando con los efectos de una desaceleración de la economía interna y las consecuencias de la guerra comercial con los EE.UU. Rusia, por otro lado, experimentó un crecimiento lento, de 1.2% en 2019, después de una inversión empresarial más débil de lo esperado y sanciones económicas continuas, pero se pronostica que el crecimiento mejorará en 2020, a 1.6%.

América Latina

Según el informe, 2019 marcará un año bisagra, con el crecimiento más bajo desde  la crisis de 2008, con un crecimiento de apenas 0.8% del PBI regional. Los peores números se los lleva Argentina, con -2.5% en 2018, -3.1% en 2019, -1.3% en 2020, y recién un despegue de 1.4% en 2021 y 2.3% en 2022. Una situación que encuentra alguna explicación en el flojo desempeño de su principal socio comercial, Brasil, que en 2019 habrá crecido 1.1% y que para 2020 el Banco Mundial pronostica un crecimiento de 2.2%.

Informe: Sergei Klebnikov

 

bookmark icon