Después de fugarse, Carlos Ghosn declaró que «en Japón me tratan de terrorista»

11 de enero de 2020 - Forbes US

 



En su primera aparición en público desde que se fugó de Japón, el expresidente y CEO de Nissan, Carlos Ghosn, reafirmó que es inocente y dijo ser víctima de una conspiración para echarlo de la junta de la automotriz japonesa.

  • Ghosn declaró que los funcionarios de Nissan actuaron en
    connivencia con los fiscales japoneses para arrestarlo
    porque les molestaba la influencia excesiva de Renault
    sobre Nissan, producto de la sociedad que forjó Ghosn
    entre las dos automotrices.
  • Aunque mantener la independencia de Nissan es del
    interés del Gobierno japonés, Ghosn no cree que la
    conspiración contra él haya alcanzado las esferas más altas
    del Gobierno ni que esté involucrado el primer ministro
    Shinzō Abe.
  • Ghosn declaró que después de arrestarlo, las autoridades
    del país lo presionaron para que se declarase culpable y
    amenazaron con enjuiciar a su familia si se negaba.
  • Ghosn acusó a los fiscales de filtrar información falsa a la
    prensa para manchar su reputación. «En Japón me tratan
    de terrorista, como si lastimara a los demás», declaró.
  • Ghosn habló en inglés, francés y árabe. Mostró copias
    escaneadas de documentos como recibos y contratos que
    según él contradicen las acusaciones de mala conducta
    financiera.
  • Sin embargo, Ghosn no quiso explicar cómo escapó de
    Japón y si tuvo que meterse en el estuche de un
    instrumento musical.

La cita: «No hui de la Justicia, sino de la injusticia y de la persecución política. No me quedó otra que protegerme a mí mismo y a mi familia», declaró Ghosn en la conferencia de prensa. «Nada indicaba que me fueran a tratar de manera justa. No cuesta mucho llegar a la conclusión de que tenía que escapar o moriría en Japón».

Lo que viene: probablemente Ghosn siga defendiendo su inocencia por unas semanas, afirmó el ejecutivo, que planea presentar más pruebas de que las acusaciones en su contra son falsas. «No es que no pueda hacer nada, puedo hacer muchas cosas. Voy a limpiar mi nombre», declaró Ghosn en la conferencia de prensa. «Esto es importantísimo para mí. No puedo aceptar que triunfe una mentira tan grande, que sea mi caso en particular».

Consultado por un periodista, Ghosn no descartó abandonar el Líbano y viajar a Francia, país del que también es ciudadano, pero agregó que quiere quedarse un buen tiempo en el Líbano. El contexto: Ghosn dio su conferencia exactamente un año después de comparecer por primera vez ante un tribunal japonés para enfrentar las acusaciones de que declaró un salario inferior al que cobraba y otros cargos de mala conducta financiera.

Ghosn se fugó de la prisión domiciliaria con vigilancia 24 horas en Japón a fines de diciembre, pocos meses antes de la fecha programada para el comienzo de su juicio. Todavía no está del todo claro cómo viajó desde su casa en Tokio hasta Beirut, pero investigadores turcos detuvieron a cinco personas, entre ellas cuatro pilotos de jets privados.

La situación dejó mal parado al duro sistema de justicia penal de Japón, que ostenta una tasa de condena de 99,4% y muchas prisiones preventivas largas. Ghosn lo describió como un sistema «corrupto yhostil» diseñado para obtener confesiones por la fuerza.

 

bookmark icon