“Dejar de pagar por dos años”: el consejo de los economistas a Fernández

29 de noviembre de 2019 - Forbes Digital

 



¿La cura de la enfermedad? Más que un “remedio”, proponen un “parche” para evitar que el sangrado continúe. Desde la óptica de los economistas, el cese –momentáneo- del pago de la deuda sería un aliciente para que Argentina vuelva a crecer. A su vez, proponen un “shock anti-inflacionario” y un plan de “estabilización económica”.

El economista y director de desarrollo económico del Cippec, Martín Rapetti, propuso hoy posponer el pago de la deuda a los acreedores por dos años, para permitir que la Argentina pueda crecer, para luego pagar la deuda pública, a la vez que expresó que es posible crecer con inflación, en el contexto actual.

Invitado a disertar en el 25 Congreso de la UIA que tuvo lugar en Parque Norte, y en un panel que compartió junto al economista jefe de la UIA, Diego Coatz, Rapetti señaló que esta idea tiene sustento en que «ningún país puede pagar toda la deuda junta».

«No se puede pagar la deuda si la economía no crece, es razonable si uno prorroga el servicio de la deuda hacia adelante y vuelca los recursos para reactivar la economía en el corto plazo, y se generan recursos para pagar esa deuda», explicó.

Al mismo tiempo, Rapetti propuso generar un shock antiinflacionario, un plan de estabilización macroeconómica, que la Argentina podría crecer, si en paralelo se implementa un plan de desarrollo integral y consistente, que contemple un plan fiscal y un pacto económico y social.

El desafío: Bajar la inflación, sin «planchar» el dólar

El economista reconoció que es difícil provocar una «desinflación sin usar el tipo de cambio como ancla, pero al mismo tiempo sin caer en retraso cambiario» dijo y auguró que «imagino que la inflación podría bajar a un 30% en el corto plazo, aplicando un plan de estabilización, como ocurrió en el pasado, y con éxito, como lo fue en su inicios el Plan Austral, la Convertibilidad, o lo que pasó en Israel», recordó.

Respecto del crecimiento sostenido, abogó por «desarrollar las potencialidades exprotadoras del país». A su turno Diego Coatz expresó que la economía argentina está hoy «paralizada» y coincidió con la lectura de Rapetti en cuanto a las medidas económicas que debería tomar el próximo gobierno para estabilizar la economía y crecer,.

Acordó en posponer el pago de la deuda y generar un plan de estabilización y a la vez que planteó «un plan de desarrollo federal». «Si hiciéramos las cosas bien, es decir los puntos que plateó Martín, y llegamos a crecer al 4% anual, en 10 años recién llegaríamos a recuperar los niveles de la industria que teníamos en 2011», lanzó.

Cotaz resaltó que «hay una economía 4.0 que está en marcha en la Argentina», donde un 50% «ya dialoga y está reconvirtiendo su empresa», mientras que aún falta otro 50% de empresas que necesitan insertarse en el nuevo mundo digital que impone el avance tecnológico.

bookmark icon