Davos: Nielsen tienta a Paulo Guedes con un gasoducto a Brasil

21 de enero de 2020 - Tomás Rodríguez Ansorena

 



El presidente de YPF, único representante argentino en el Foro Económico Mundial, dijo que «conectar la red de gasoductos argentinos con el sur de Brasil podría ser un mercado muy interesante». El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, dijo: «Queremos hacer la conexión con Vaca Muerta».

Nielsen en el World Economic Forum, en Davos.

 

«Vaca Muerta ayudaría a la Argentina a hacer frente a una deuda que es la más grande de los últimos 30 años”, dijo Guillermo Nielsen en su participación en el Foro Económico Mundial que tiene lugar en Davos, en los Alpes suizos. Y dirigió su mensaje central a uno de sus compañeros de panel, el hombre fuerte del Brasil de Bolsonaro, Paulo Guedes. Para Nielsen, una de las salidas para el gas no convencional de Vaca Muerta, que está en el piso de su precio por estos días (se convalidaron precios por debajo del dólar por millón de BTU), podría ser la extensión de la red de gasoductos hacia el Sur de Brasil. La esperadísima planta de Gas Natural Licuado, mediante la cuál Argentina podría evacuar el excedente de gas durante la temporada de baja demanda, se complica cada vez más por esta misma razón: los precios actuales no justifican semejante inversión.

Brasil, por su parte, busca «reducir en un 40% el costo de la energía», según las palabras de Guedes. Y el gas argentino podría ser una respuesta a las restricciones energéticas del Brasil, una solución intermedia a «la energía ‘sucia’, como el petróleo, y la energía limpia, como la hidroeléctrica», según informó Folha de Sao Paulo. Pero además, la generación térmica a gas es una solución no solo menos contaminante que el diésel sino menos contaminante.

Este encuentro se produjo a la espera de una nueva Ley de Hidrocarburos, que, según indicaron en el Gobierno, buscará dar certezas a las inversiones petroleras, tanto en Vaca Muerta como en yacimientos convencionales. A la vez, es una buena señal para las relaciones diplomáticas y comerciales entre Argentina y Brasil, que tenía prevista una primera reunión bilateral entre los cancilleres Felipe Solá y Ernesto Araújo para el 31 de enero. La reunión fue postergada por la visita de Alberto Fernández al Vaticano, pero su tema central está más vigente que nunca: Brasil quiere reducir significativamente el arancel externo común del Mercosur, lo que según Guedes es requisito para el crecimiento de Brasil. Argentina se resiste a una baja general, pero informó en un comunicado que buscará revisar los aranceles sector por sector.

 

bookmark icon