Las cinco FinTech que dan soluciones para refugiados

4 de noviembre de 2019 - Forbes US

 



Contextos legales que cambian dinámicamente, discrepancias entre los lenguajes y desafíos al implementar y aplicar soluciones para verificar identidades y autorizar transacciones son hace años las principales dificultades para brindar soluciones financieras a los migrantes recién llegados. Pero por más complicado que parezca el cumplimiento legal en un principio, hay un vacío por llenar en este mercado de nicho.

Los emprendedores de la tecnología financiera (fintech) que actúan en esta área brindan soluciones para individuos y ofrecen una trazabilidad completa de transacciones financieras para asociaciones sin fines de lucro o de ayuda humanitaria. Hay muchos otros proyectos, desde posibles plataformas de crowdfunding para que los recién llegados presenten propuestas de negocios a inversores para que hagan donaciones, soliciten recompensas o adquieran acciones, hasta soluciones de identificación basadas en el blockchain que se pueden usar en otras jurisdicciones.

Arcadia Blockchain

Arcadia es una startup de Ginebra que se dedica a los proyectos de impacto de emprendedores y asociaciones sin fines de lucro con el objetivo de ayudar a los refugiados a integrarse mediante la inclusión financiera con ayuda de las criptomonedas. Según un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, “las intervenciones con dinero en efectivo” aumentan la independencia de los refugiados y ayudan a bajar los costos generales de las ONG. La solución de Arcadia permite que las ONG distribuyan el dinero de manera segura usando tarjetas electrónicas y creando billeteras que se pueden cargar sin dificultades con una criptomoneda llamada Ether. Las ONG asociadas definen cuántas billeteras emitir y a quiénes; Arcadia monitorea el contrato de asistencia financiera en el libro mayor y produce estadísticas sobre la distribución del dinero. Con este sistema, la ONG pueden crear informes para presentar a agencias impositivas y llevar la contabilidad. La solución ayuda a las asociaciones sin fines de lucro a reducir sus costos generales y aumentar la eficiencia de las intervenciones con dinero en efectivo.

Leaf Global Fintech

Leaf es una startup con sede en Nashville que convierte fondos de dinero para dispositivos móviles (provisto por servicios populares como M-Pesa) en cajas de ahorro durante el viaje de los emigrantes a sus nuevos países. Como los recién llegados enfrentan grandes desafíos a su seguridad personal al mudarse de país, Leaf apunta a usar la tecnología del blockchain para limitar esos riesgos convirtiendo su dinero para dispositivos móviles en algo parecido a cuentas bancarias personales en las que familiares y amigos pueden depositar plata de ser necesario. Cuando los migrantes llegan a destino, los fondos se convierten a moneda local. También pueden recibir un microcrédito para comenzar su vida en el nuevo país. Para usar esta solución se necesita un celular, pero no hace falta que sea smartphone.

ZAKA Group Ltd

ZAKA, una startup con sede en Londres, se propone atacar la falta de confianza digital ofreciendo identidades digitales que quedan en manos del usuario en el punto de servicio dedicado.

Ingresando datos personales en un “punto de servicio” como un hospital o un banco, se puede usar esa identidad para solicitar un préstamo o recibir atención médica en otro lugar. Además, datos sobre el comportamiento, como podría ser recargar regularmente un servicio prepago de telefonía celular, pueden tomarse como muestras de confiabilidad para solicitar otros servicios. Para las empresas, esa identificación ayuda a generar confianza entre las organizaciones y los clientes, ya que la conducta positiva o negativa frente a un socio comercial se refleja en recompensas o castigos en toda la red. ZAKA busca colaborar con los socios y enriquecer el mercado con servicios esenciales que acepten su solución de identificación. Aunque no esté pensada directamente para refugiados, se la podría aplicar tranquilamente a ese mercado.

Wajenzi

Wajenzi es una plataforma de crowdfunding de capital bursátil con sede en Ámsterdam. Permite invertir en empresas a cambio de acciones. La empresa surgió a partir de la idea de que el continente africano no tenía una plataforma de crowdfunding de capital accionario para que los emprendedores extranjeros invirtieran en empresas locales o para que los fundadores locales buscaran financiación pese a ser una de las regiones de mayor crecimiento del mundo.

MigPort

MigPort es una startup con sede en Estambul inspirada por la historia de uno de sus cofundadores como inmigrante. Su solución permite a los refugiados compartir su conocimiento de manera anónima entre sí y contactar a voluntarios para que los ayuden a resolver problemas cotidianos y superar obstáculos financieros y educativos. Con su app, los recién llegados también pueden conseguir vales de alimentación prepagos por participar en estudios y ayudar a los académicos participando en proyectos remunerados.

Se podrán exhibir más iniciativas con posibles soluciones para los refugiados que recién llegan a sus nuevos países en la próxima edición de la Fintech Solutions for Refugees Bank Summit, en la cual proveedores seleccionados de fintech tendrán la posibilidad de trabajar con empresas como PayPal para lanzar soluciones nuevas o actualizar antiguas.

Por Michal Gromek

bookmark icon