Brasil: Río de Janeiro prepara el Maracaná para recibir enfermos y el vicepresidente Mourao se diferencia de Bolsonaro

26 de marzo de 2020 - Forbes Digital

 



La crisis política sigue creciendo en Brasil. El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, afirmó hoy que analiza establecer un hospital de campaña en el estadio Maracaná y rerorzó la política de “aislamiento” en contra de las declaraciones del presidente. Mourau sostuvo lo mismo mientras explicaba que el presidente “tal vez no se expresó de la mejor forma”. 

El gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, afirmó que analiza establecer un hospital de campaña en el estadio Maracaná, como parte de las medidas de emergencia para hacer frente al coronavirus.

«En los próximos 15 días vamos a tener 900 lugares para recibir pacientes en hospitales de campaña, hicimos compras de emergencia de materiales y respiradores, es muy probable que montemos un hospital de campaña en el Maracaná, tenemos que elegir el mejor lugar para hacerlo», declaró Witzel.

El Maracaná fue escenario de las finales de los mundiales de fútbol en 1950 y 2014, y Río de Janeiro es el segundo estado de Brasil con más casos y muertes por la pandemia, detrás del de San Pablo. 

En San Pablo ya comenzó a instalarse un hospital de campaña en el estadio Pacaembú y los clubes San Pablo (Morumbí), Palmeiras (Allianz Arena) y Corinthians (Arena Corinthians) ofrecieron sus estadios, señaló Ansa. 

Resultado de imagen para Río de Janeiro prepara el Maracaná para recibir enfermos

 Witzel defendió el «aislamiento» de los ciudadanos como la forma de contener el avance del virus y discrepó con el presidente Jair Bolsonaro, que se opone a la cuarentena decretada en Río de Janeiro y San Pablo.

Por su parte, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, expuso que la posición del gobierno de Brasil «es una sola, el aislamiento», contra el contagio del coronavirus; aún cuando el presidente Jair Bolsonaro públicamente sostiene lo contrario.

«La posición de nuestro gobierno por ahora es una sola, el aislamiento y el distanciamiento social», dijo el general retirado Mourao durante una teleconferencia de prensa.

Sin embargo, horas antes Bolsonaro había pedido levantar las cuarentenas y restricciones a la circulación de las personas para no perjudicar la actividad económica.

El vicepresidente dijo que Bolsonaro «tal vez no se expresó de la mejor forma, pero el buscó poner en primer plano una preocupación sobre la segunda ola de esta cuestión del coronavirus, que es la cuestión económica». 

Mourao aseguró que todavía hay que «calibrar la cuarentena» para determinar cuándo y cómo aplicar restricciones y minimizó el enfrentamiento de Bolsonaro hacia los gobernadores que decidieron suspender actividades contra la pandemia.

bookmark icon