Al infinito… ¡y más allá!

25 de julio de 2019 - Hernán Panessi

 


La cuarta entrega de Toy Story se anotó para romper todos los récords a nivel global y, además, generó una revolución en las butacas argentinas al convertirse en la película estrenada más vista en la historia del país. Volvieron Woody, Buzz, el Señor Cara de Papa, la vaquera Jessie y todos los personajes de Toy Story. No obstante, cuando nueve años atrás la tercera entrega parecía otorgar un cierre redondo para todos esos juguetes, nadie esperaba que Disney/Pixar (la casa de Wall-E y Ratatouille, entre otros) retomara aquella historia.

Yo soy tu amigo fiel

Eran otros tiempos, era otro el mercado pero, con su estreno, Toy Story provocó un gran impacto en la industria del cine con su innovadora animación digital. Aquel hype posicionó a su director, John Lasseter, y a su productora, Pixar, en lo más alto de la industria audiovisual. En tanto, a partir de su estreno en 1995, al ser lanzada en territorio norteamericano en 2.457 salas, recaudó US$ 39 millones en sus primeros cinco días de exhibición. Su secuela, estrenada en 1999, US$ 57,3 millones en el primer fin de semana. Lejos, muy lejos del estreno de la tercera parte, con US$ 110,3 millones, en 2010. ¿Cómo le fue a la cuarta? En su primer fin de semana alcanzó US$ 118 millones, tras proyectarse en 4.575 salas de Estados Unidos, según datos de Box Office Mojo. ¿Y qué performance logró con respecto a la que más recaudó en su estreno? Pese a la fiebre, no logró acercarse a los US$ 350 millones de Avengers: Endgame.

En su primer fin de semana de exhibición, la cuarta entrega del film recaudó US$ 118 millones.

En el resto de los 37 mercados donde se estrenó, Toy Story 4 logró juntar otros US$ 120 millones, teniendo como top a México donde, según información de Box Office Mojo, terminó recaudando un estimado de US$ 23,4 millones. Hasta el momento, el rendimiento es el mejor de la franquicia, superando la apertura de Toy Story 3 por US$ 110,3 millones en 2010. Y, con apenas días de estrenada, ya es la cuarta película más taquillera de la historia del cine animado, detrás de Los Increíbles 2, Buscando a Nemo y Shrek 3. Además, también en América Latina se convirtió en la película animada más vista en su día de apertura en Brasil, Colombia, Centroamérica y Bolivia. Por caso, en su segunda semana en la taquilla norteamericana, logró ubicarse nuevamente a la cabeza de la cartelera al sumando US$ 57,9 millones, según la firma especializada Exhibitor Relations.

En estas tierras, Toy Story 4 ya entró en la historia grande: según Ultracine alcanzó más de 1,6 millones de espectadores en su primer fin de semana. Resultó ser el estreno más popular en la historia argentina, con 423.718 entradas vendidas, mejorando el arranque de Avengers: Endgame en el mes de abril, con 314.141 espectadores, film que ostentaba aquel récord hasta el momento. Otro dato: la nueva película de Disney/Pixar se estrenó en 606 pantallas del país, algo más del 60% del total de cines que hay en Argentina. Así, copó casi toda la oferta de pantallas locales. El arrollador comienzo logró, en apenas 23 días, desplazar a Minions, la película con más audiencia, que en 2015 fue vista por 4,9 millones de espectadores.

bookmark icon