WiFi: ¿Cómo proteger nuestros datos?

16 de Octubre de 2017 - Sebastián Stranieri

 


En las últimas semanas, un informe dejó de manifiesto la vulnerabilidad de las redes WiFi. ¿Son realmente seguras?

Hace unas semanas se dieron a conocer los resultados de una investigación que dejaron al descubierto una seria debilidad en el protocolo de encriptación de WPA2 (sistema de cifrado que ayuda a que los datos se transporten en forma segura), el cual la mayoría de los dispositivos y los routers confían para su tráfico WIFI.

Quienes nos dedicamos al campo de la ciberseguridad, sabemos que la fiabilidad de nuestras conexiones depende en gran medida de tomar acciones preventivas que reduzcan el riesgo.

Pero, ¿Qué puede hacer un atacante?

  • Interceptar parte del tráfico entre su dispositivo y su router, en especial aquellas comunicaciones que no están correctamente encriptadas.
  • El hacker puede “leer” la información que las personas intercambian en redes no seguras y obtener así claves, número de tarjetas de crédito, mensajes privados y fotos. Eso es posible siempre y cuando se encuentre dentro del rango de alcance inalámbrico de la red.
  • Además, puede potencialmente interrumpir las comunicaciones existentes e impostar ser otro nodo en la red.

WiFi: ¿Qué hacer para protegerse?

  • En todos los dispositivos, activar la opción de actualizaciones automáticas para estar protegido en caso de futuras vulnerabilidades.
  • Instalar los parches de seguridad recomendados por los fabricantes tan pronto como sea posible, para evitar que posibles atacantes aprovechen la vulnerabilidad.
  • Implementar protocolos seguros de intercambio de credenciales y archivos.
  • Conectar los equipos críticos a una red Ethernet (conexión por cable) y desconectar el WiFi, en caso de que maneje información sensible que no quiere que sea vulnerada bajo ninguna circunstancia.
  • Ante la duda, elegir la red de datos móviles frente al uso de redes WiFi no seguras.
  • Desconfiar de las VPN (Red Privada Virtual, VPN por sus siglas en inglés) como solución. Cuando usa un servicio VPN, redirige todo su tráfico de Internet a un servidor VPN en algún centro de datos. Un atacante no puede ver lo que está haciendo en su red WiFi, pero una empresa VPN puede registrar todo su tráfico de Internet y usarlo en su contra.
Como siempre, lo más importante es ser precavido y sólo realizar transacciones bancarias o sensibles en redes seguras.

Por Sebastián Stranieri, CEO de VU

bookmark icon