Vuelve un hit: #Lebacs, la mejor inversión tras la suba de tasas

19 de Abril de 2017 - Forbes Argentina

 


La suba de la tasa de Lebacs decidida por el BCRA volvió a colocar en el podio de los rendimientos a las letras del Banco Central (Lebacs) que hoy en su colocación a 28 días ofrece una ganancia del 24,25% anual, es decir poco más del 2% mensual.

La opción es la mejor para aquellos inversores que ya están en pesos pero analistas desaconsejan desarmar posiciones en dólares para apostar a tasas. Esto por el propio anuncio del presidente del Central, Federico Sturzenegger, que ayer indicó que las reservas deberían ubicarse en el 15% del PBI, 5 puntos porcentuales por sobre el nivel actual.

Esto le representa unos US$ 25.000 millones que el BCRA saldrá a ganar en la plaza, ya sea a través de “colocación de Lebacs o con mediante algún otro mecanismo que podría ser canje de deuda al propio Estado Nacional o mediante compra directa”, indicó José Luis Espert, quien reconoció que este último mecanismo le llevaría mucho tiempo de intervención en el mercado de cambios.

El mecanismo que utilizará Sturzenegger no fue develado ayer pero se conocerá en el corto plazo. Lo cierto es que, tras la suba de tasas y el anuncio de aumentar reservas, el precio del dólar subio $ 0,16 en una jornada sin intervención oficial y cerró a $ 15,72.

La rentabilidad de los Lebacs

Para Leonardo Svirsky, analista de Bull Market Brokers Sales & Trading, hoy “no hay otro instrumento que ofrezca una rentabilidad similar a la de las Lebacs”.

“Si se lo compará contra tasas badlar definitivamente no compite”, dijo Svirsky y agregó “la badlar está hoy 19,3125 y más 300 puntos básicos se va a poco más de 22. Es decir no llega a las Lebacs”.

Svirsky señaló a las Lebacs como un instrumentos ideal para los fondos, aunque recalcó que “hoy todos los clientes ya conocen las Lebacs, chicos y grandes, y se meten porque ven un riesgo ínfimo en esta opción. ¿Qué riesgo puede tener el Banco Central? Ninguno”, concluyó

Osvaldo Rovagnati, operador de Mundo Bursátil, adviritó una distinción para aquel que tiene pesos o el que está en dólares. “A comienzos de año yo recomendaba desprenderse de los dólares y apostar a las Lebacs pero hoy la situación es distinta”, dijo a Forbes. “El dólar ya llegó a su piso, y es probable que comience a subir, de hecho hoy ya lo hizo, subió 10 centavos”.

Para Rovagnati hoy si un inversor se desprende de dólares para pasar a Lebacs no tiene la misma seguridad de  ganar en el trading como hace unos meses. “El Central anunció que va a comprar dólares y eso significa que el dólar ya tocó su piso, de ahora en más va a subir. Lo que no se sabe es cuánto y en qué plazo, Pero, con el hecho de que avance sólo 30 centavos, algo que puede hacer en un par de días, ya absorbe la ganancia de la tasa de Lebacs”, apuntó.

Desde esta perspectivas Rovagnati, aconseja las Lebacs para aquellos que están en pesos, y que dependiendo de cuán rápido suba el dólar, posicionedos en las Letras del Banco Central pueden ganarle un poco al tipo de cambio o empatarle en el peor de los casos. “Tampoco se advierte un escenario en el que el dólar se vaya a 17 pesos con lo cual es probable que la rentabilidad sea pareja en ambos casos”.

Ganarle a la inflación

Sea una opción o la otra, tasas de Lebacs o dólar, los analistas entienden que cualquiera de las dos posibilidades hoy está en camino a ganarle a la inflación, que el BCRA insiste se ubicará como máximo en el 17% a lo largo del 2017 pese a que el FMI ya la ubicó mínimo cuatro puntos por encima de ese objetivo.

Por las redes los analistas rememoran los tiempos de la bicicleta financiera y advierten que con estos escenarios lejos está un empresario de pensar en reinvertir para producir. “24,25% libre de impuestos, sin lidiar con empleados, clientes, proveedores, AFIP, bancos. Quién dice que no se puede invertir?”, ironizó el analista financiero Cristian Buteler.

Las Lebacs son dinero remunerado. El público cancela plazos fijos para comprar Lebacs que rinden mucho más y tienen la misma madurez”, tuiteó Carlos Rodríguez y agregó “acumular reservas con crecimiento es posible, pero lleva tiempo”.  Sólo resta saber cuánto tiempo hay de espera.

Por Laura Luz Ojeda

bookmark icon