Verano porteño: En clave de after office

5 de Diciembre de 2017 - Forbes Argentina

 


Buenos Aires se reactiva al atardecer. Happy hours en la terraza, música, jardines señoriales y vistas inmejorables al skyline de la ciudad son las claves para un after office o cóctel de fin de año perfectos.


Pony Line

Recetas diferentes, sillones de cuero y lujo sin dress code en el bar más cool de un hotel cinco estrellas, el Four Seasons. “Buscamos lograr cócteles originales, no solo desde la presentación y la historia, sino en el contenido. Invertimos mucho tiempo en la creación de los ingredientes caseros que hacen a nuestra carta única”, asegura el bartender Pedro Giustinian.

Así sucede con la ginger beer (una gaseosa de jengibre picante) y el falernum de pistacho (un almíbar especiado), entre otras preparaciones de elaboración propia. La carta de primavera propone combinaciones como el Hortlak con tequila, damascos, licor de chile ancho, ginger beer y agua de rosa o el Teseo con gin, lavanda, granada, Malamado y tónica.

“Para los más aventureros, tenemos Cabrones de Oaxaca con mezcal, maracuyá, café, jengibre y limón, o Fermín, con Jack Daniel’s, pisco con una infusión de manteca noisette, amaretto, limón y orgeat, que es un almíbar de leche de almendras”.

¿Cuándo ir? Los miércoles: cada semana toca un DJ diferente y Sunset Sessions en la piscina. Una vez por mes, la cita imperdible es en los jardines de La Mansión (entrada por Cerrito 1455).

Posadas 1086, Retiro

Anasagasti

Con un equipo de barra renovado y una nueva carta de tragos, Anasagasti ofrece el llamado The Crow Time, una propuesta perfecta para despedir el año en el bar que ya se instaló como la nueva casa del cocktail.

¿De qué se trata? De martes a sábados, de 19 a 21 horas, ofrece diferentes cocktails fuera de carta en copones especiales. Cada uno fue pensado para su segundo piso de este hidden bar, un amplio espacio de la casa ideal para las noches de calor porteño: techo corredizo y mucho verde.

Dato importante: Anasagasti rompió con el mito de que en los bares no se come bien. Su carta de (abundantes) tapeos merece una mención especial.

Anasagasti 2067, Palermo

Faraday

Tras sus experiencias en Danzón y 878, Hernán Calliari y Federico Vaintraub abrieron su bar propio, el nuevo point en la zona de Alto Palermo. Cócteles clásicos y otros de autor en la sección Faraday’s Lab, que propone versiones de la casa en un despliegue de creatividad.

La caipirinha al estilo criollo trae grapa, caña Legui, mate lima y jugo de naranja; el Bloody Faraday es con Smirnoff, Jim Beam, jalapeño verde, jugo de tomate y Laphroaig 10 años para ahumar.

El menú de finger food estuvo a cargo de Julieta Oriolo y acerca snacks muy tentadores para un gastropub, como los huevos de campo rellenos con yema, alioli, alcaparra, salmón ahumado y clara frita

El dato: 2×1 en todos los tragos de la carta las dos primeras horas todos los días (de 19 a 21 h).

Bulnes 2022, Palermo

Santos Vega

Si bien su estética al mejor estilo arty sorprende a quien visita el bar por primera vez, es su propuesta de cocktails tirados desde un sistema de canillas lo que cautiva a sus clientes. Santos Vega es el primer bar con este curioso método.

Para sus creadores, así se logra el equilibrio correcto en cada uno de los tragos. Esto permite, entre otras cosas, que en la misma noche se pueda repetir el cocktail sin importar qué mano lo despache.

El responsable de todos los cocktails es el bartender Ezequiel Rodríguez, y el menú fue hecho por el chef Martín Arrieta, fundador de algunos de los restaurantes más importantes de Buenos Aires (Danzon, Happening, y socio en Gardiner).

Al llegar, un small bar nos permite ir al primer piso o al salón principal con un escenario al fondo. Estos espacios componen la arquitectura de este secreto espacio emplazado en el interior de un edificio del barrio porteño de Palermo.

Detrás de la barra se pueden apreciar más de cuarenta tipos diferentes de whiskys, rones, vodkas y gins. Todos los días, DJ ofrecen su oferta musical, y los viernes solo música en vinilo.

Av. Coronel Niceto Vega 5924, Palermo

Home

En uno de los jardines secretos más lindos de Palermo, este hotel boutique de estilo retro (con empapelados de los años 50, 60 y 70 traídos de Europa) y deco moderna con sillones escandinavos propone un happy hour de caipichofa (cynar, lima, azúcar y soda) para acompañar con buñuelos de espinaca y panceta o con burrata y prosciutto en brioche frito.

Ambiente internacional y de diseño, cuenta con un excelente gusto por la estética y el paisajismo fiel a la herencia inglesa de sus dueños. Home fue galardonado desde sus comienzos como “Mejor Nuevo Hotel 2007” por la revista Wallpaper y figuró en la Gold List de Condé Nast Traveller sobre los mejores hoteles del mundo.

Bonus track: su galería de arte pop-up se va renovando para presentar nuevas muestras.

Honduras 5860, Palermo

Portezuelo

La nueva carta del restó de Recoleta es un festival de negronis que se pueden disfrutar en una mesita en la vereda. Para los amantes del gran clásico de los clásicos, esta barra de 37 años de trayectoria que atesora grandes colecciones arranca la primavera con tres versiones nuevas de este aperitivo italiano que es de los más pedidos en el mundo.

El fresco Antica Negroni trae Gin Hendrik’s Antica fórmula, Campari y naranja; el intenso Carpano Negroni, Gin Mare, Carpano rosso, Campari y naranja; y Fosco’s Special, Gin Gordon’s, Campari, Martini Rosso, infusionado con tomillo, romero y naranja.

Vicente López 2160, Recoleta

Nápoles

Abrieron hace seis meses y ya están explotados de eventos y reservas con más de 500 cubiertos por noche. Lo que comenzó con la humilde idea de armar una pequeña barra para juntarse con amigos, en un espacio tipo taller mecánico donde el coleccionista Gabriel del Campo pudiera tener sus autos antiguos, es hoy uno de los bares tendencia en una zona que también hace furor: la avenida Caseros, a solo metros del Parque Lezama.

Antes de inaugurar, recuperaron la construcción de época para sacar el revoque de las paredes y dejar expuesto el ladrillo. El público para este restó-anticuario de 2.000 metros cuadrados en las antiguas cocheras de carruajes de una familia aristocrática fue instantáneo, con tragos de la época de la mafia italiana rodeados de recuerdos.

“La Hora de la Camorra” es de martes a sábado de 16 a 19 con happy hour de Spritz, sangría y clericó. Red Mule es una opción refrescante con Campari, Amaro, ginger beer de naranja y tomillo. Los jueves a la Napolitana son muy concurridos. Próximamente: un bar de vinos por copas adentro del local.

Avenida Caseros 449, San Telmo

Sky Bar

Una terraza abierta en el piso 13 del Hotel Pulitzer invita a disfrutar de un Johnnie Walker Gold o un Glenlivet con vista al downtown porteño mientras suena jazz y soul. Un rooftop bar tan distinguido como distendido para encontrarse con amigos luego de la jornada laboral, y con los turistas que están hospedados.

El recomendado es Midnight in Bs.As., un trago a base de scotch y puré de pera con un toque de jugo de manzana. El ciclo de música en vivo estará disponible durante todo el verano.

Maipú 907, Retiro

Crystal bar

Mirar cómo la ciudad prende sus luces hasta que la postal de Puerto Madero al anochecer se completa, desde el piso 32. Todos los días, DJ set de hip hop, rock y deep house.

Se vende champagne por copa o botellas de buenas etiquetas, desde un Moët Chandon Rosé hasta un Dom Perignon o un Krug. Ideal para quienes quieran extender el after office: está abierto hasta las dos de la mañana.

Aimé Painé 1130, Puerto Madero

Dock’s

Tras el éxito de su bar escondido J.W. Bradley, los mismos dueños acaban de abrir otro espaci:, en esta nueva oportunidad, inspirándose del otro lado del Atlántico. Más específicamente, en los puertos londinenses de principios del siglo 20, y en esa época dorada del contrabando marítimo de alcohol por toda Europa.

Una entrada fuera de lo común, un puente de agua y un faro de seis metros de altura (que además es una cava de vinos), cocktails de autor, fish & chips en un ambiente fashion. “En Dock’s estamos muy enfocados en un público exigente en cuanto a propuesta gastronómica, servicio y ambientación.

También ya estamos en el medio del desarrollo de lo que va a ser el bar más ambicioso de Buenos Aires, que abrirá en febrero de 2018, inspirado en la famosa Prisión de Alcatraz”, anticipa Martin Brenna, CEO y fundador de The Hidden Group.

Godoy Cruz 1885, Palermo

 

Por Carolina Cerimedo

bookmark icon