Swiss Medical vs. OSDE: “El Gobierno tiene que intervenir”

8 de Febrero de 2017 - Forbes Argentina

 


Claudio Belocopitt, dueño de la prepaga Swiss Medical, redobla la apuesta contra la obra social del personal jerárquico. Cómo avanza la denuncia por la evasión de más de $ 10.000 millones.

Lejos de apaciguarse, la pelea entre Swiss Medical y OSDE por una deuda millonaria sigue tomando temperatura. El titular de la empresa de medicina prepaga Claudio Belocopitt, autor de la denuncia contra la obra social del personal jerárquico por supuesta evasión del pago de 15% del aporte de sus afiliados obligatorios a un sistema para la cobertura de casos complejos, redobló la presión sobre el Gobierno.

“No estamos ante un conflicto entre privados, sino ante una evasión millonaria por parte de una obra social –dijo Belocopitt a FORBES ARGENTINA– y es potestad del Estado controlar a las obras sociales. Por ley, el Estado delega en ellas la cobertura de salud de gran parte de la población”. El empresario apunta a lograr la intervención de OSDE que, según trascendió, la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS) tiene bajo estudio desde hace dos semanas. Sin embargo, al momento, no avanzó con esta medida.

“El Estado es el controlador primario, no tiene la opción de elegir si se mete o no. Estamos ante un conflicto que afecta a millones de usuarios de obras sociales y que involucra un monto millonario que debía usarse para cobertura médica de sectores vulnerables”, insistió Belocopitt.

Los números de la demanda

De acuerdo con el monto calculado por el titular de la SSS, Luis Scervino, la cifra de aportes no realizados en OSDE en su carácter de obra social –y no de empresa de medicina prepaga– al Fondo de Redistribución Solidario asciende a unos $ 11.948 millones. Belocopitt, por su parte, calcula esta cifra en $ 16.000 millones mientras que OSDE habría ofrecido pagar al Gobierno unos $ 5.000 millones.

El tema se dirime desde hace años en la Justicia pero a raíz de la denuncia de Swiss Medical, la causa tomó nuevo vuelo e involucra ahora a ex funcionarios que habrían permitido a OSDE la supuesta evasión.

A principios de esta semana, el propio Scervino quedó afectado ya que el fiscal a cargo, Gabriel de Vedia, pidió que no interviniera por haber sido asesor de la prepaga entre 1999 y 2015.

La denuncia de Swiss Medical

Formalmente, la denuncia del empresario contra OSDE es por evasión fiscal; defraudación al Estado, y malversación de fondos. Pero, en la práctica, Belocopitt acusa a su competidor de ser una obra social en términos jurídicos que se presenta en el mercado como prepaga. “Cuando le conviene saca la chapa de obra social, y cuando eso no resulta atractivo, exige ser tratado como una prepaga”, afirma.

OSDE, como todas las obras sociales del país, goza de ventajas impositivas: no paga Ganancias; ni Ingresos Brutos, ni IVA. Y tiene reducción en Impuesto al Cheque, y Sellos. Las prepagas, en tanto, por cada $ 1.000 pesos que recaudan, pagan entre $ 350 y $ 400 en impuestos lo que las deja, insiste Belocopitt, en desventaja frente a OSDE, que lidera el mercado con más de 2 millones de afiliados y una facturación mensual de $5.000 millones.

En 1990, el Estado exigió a todas las obras sociales que aporten el 15% de los aportes de sus afiliados para financiar un Fondo Solidario de Retribución. Con ese dinero se ayudaría a las obras sociales más chicas a cubrir tratamientos costosos de afiliados con enfermedades poco comunes, entre otros desembolsos onerosos que podían poner en quiebra a pequeñas prestadoras de salud.

Como obra social, OSDE retuvo ese dinero a casi 1 millón de afiliados adherentes hasta el año 2011 pero, según la denuncia, nunca lo derivó al Fondo en cuestión. Esto llevó a un juicio con el Estado, iniciado por la Superintendencia de Seguros de Salud que lleva ya dos décadas pero que ahora vuelve a cobrar impulso con la denuncia de Belocopitt.

El silencio de OSDE

Tras emitir un comunicado y algunas declaraciones del titular de OSDE, Tomás Sánchez de Bustamante, en la obra social optan ahora por el silencio ante las consultas periodísticas mientras negocian con el Gobierno. A pedido de Macri, el vice jefe de gabinete, Gustavo Lopetegui, mantiene reuniones con todas las partes desde la semana pasada.

Pero de lo que no se discute hasta ahora es del impacto sobre los intereses afectados de los afiliados. ¿Podrían, por caso, reclamarle a OSDE por la retención del aporte no derivado al Fondo Solidario? ¿Podrían solicitar que se les restituya ese 15%? ¿O qué impacto podría tener la obligación de OSDE de regularizar la situación sobre las prestaciones actuales a sus afiliados? Todos interrogantes abiertos que podrían sumar capítulos a la pelea por el mercado de la salud.

Por Victoria Álvarez Benuzzi

 

El sistema de salud que sacude a las prepagas

bookmark icon