Showbiz: Bezos, el señor del streaming

28 de Julio de 2018 - Sol Santoro

 


Amazon Prime Video tiene 26 millones de suscriptores y acaba de dar un paso firme para competir con Netflix (que tiene 125): compró los derechos para producir la serie de El señor de los anillos.

Los servicios de streaming recaudan por cantidad de suscriptores, y la regla
general para posicionarse parece ser invertir fuerte, tener un catálogo sólido y buscar un público global. Mientras Netflix se muestra invencible con sus 125 millones de suscriptores (70% fuera de Estados Unidos), Prime Video, el servicio de Amazon, anunció su primer gran tanque episódico: El señor de los anillos, la serie. La compañía de Jeff Bezos pagó US$ 250 millones (y le ganó la pulseada a Netflix) por la realización de cinco temporadas que expandirán el universo retratado por cuatro libros y dos trilogías cinematográficas. Y, con un presupuesto de US$ 1.000 millones, es el proyecto más caro de la historia.

Un anillo para atraerlos a todos

En el mundo de la pantalla chica, no importa tanto cuánta gente mira un título, sino cuál es la capacidad de un producto de convencer a los usuarios de pagar una suscripción. Por eso, Netflix anunció que, durante 2018, invertirá un total de US$ 8.000 millones en nuevas producciones. El anuncio de Amazon para adaptar El señor de los anillos impacta entonces por la cantidad de presupuesto que se llevará
esa apuesta por sí sola. Pero, ¿es realmente mucho US$ 1.000 millones (US$ 20 millones por episodio) para el imperio fundado por Jeff Bezos? Amazon, al igual que Netflix, no da cifras de su negocio. Sin embargo, se puede ensayar una estimación. Su servicio anual de streaming ronda los US$ 99 (sin contar las promociones para los nuevos usuarios y los valores fuera de Estados Unidos, como Argentina, donde es más bajo y el servicio es reducido), y Reuters informó que Prime Video cerró 2017 con 26 millones de clientes. Una cuenta simple: US$ 2.500 millones de ingresos por suscripción anual. Así, se puede decir que Prime Video invertirá casi la mitad de su facturación en un solo título. Lo mínimo que puede esperar es que se convierta en un éxito, pero ¿alcanzará un hit para sostener el servicio?

Game of Thrones, ¿un ejemplo a seguir?

La ficción basada en los libros de George R.R. Martin fue una verdadera joya para HBO. En 2019, la serie se despedirá con seis episodios que costarán unos US$ 15 millones cada uno (US$ 90 millones en total). Las primeras entregas costaban alrededor de US$ 6 millones por capítulo; alrededor de la quinta temporada, el promedio subió a US$ 10 millones. Desde que comenzó la ficción de los dragones y los caminantes blancos hasta hoy, se pasó del concepto de la época dorada de la tele al de la era del llamado “peak TV”: se produce más que nunca.

bookmark icon