Seis lecciones de Jerry Maguire

27 de Enero de 2017 - Forbes Argentina

 


A 20 años de su estreno, la película Jerry Maguire se empieza a forjar como un clásico del cine. Su director, Cameron Crowe, revela los detalles de lo que fue uno de sus trabajos más importantes.

Show me the Money” (muéstrame el dinero), es la frase que se nos viene a la mente al pensar en Jerry Maguire. La película, estrenada a fines de 1996 (en 1997 en Argentina), muestra el mundo detrás de los deportes y la vida de los representantes.

Una entrevista reciente con el director Cameron Crowe puso sobre la mesa seis lecciones claves sobre la creación de Jerry Maguire, más allá del film.

1. Cualquier cosa grande en la vida lleva tiempo.

Jerry Maguire tardó cinco años en llevarse a cabo. En ese momento, Crowe no estaba trabajando en ningún otro proyecto. Y no es casualidad que la película pase de una gran escena, a una similar siguiente: Todo estaba bien pensado, no cortaron las esquinas y no hubo atajos.

En lugar de frustrarse por el tiempo que estaba tomando, Crowe se abrazó a la oportunidad de trabajar con sus colaboradores en el proyecto. El camino largo y ventoso le permitió una artesanía mejor para cada escena y una lluvia de ideas creativas en algunas de las mejores escenas y líneas.

2. No se puede conseguir siempre lo que uno desea, pero se puede conseguir lo que uno necesita.

Crowe no se casó con una visión que tenía de cómo la película terminaría. Originalmente, quería que el papel de Jerry Maguire fuera interpretado por Tom Hanks. Pero Hank lo rechazó porque estaba ocupado. En lugar de renunciar o bajar los brazos, Crowe siguió buscando y Tom Cruise mostró un interés de inmediato.

Del mismo modo, muchas actrices estrellas rechazaron el papel de Dorothy porque no se ajustaban al papel. Ahí fue cuando apareció una desconocida, hasta entonces, Renee Zellweger, que deslumbró a Crowe y “fue maravilloso”.

Tienes que ser lo suficientemente flexible como para dejar que las soluciones adecuadas a tus problemas te encuentren en lugar de forzar lo que crees que es correcto.

3. La mejor idea siempre es la que vendrá

En caso de que piense que es demasiado viejo o ha trabajado demasiado tiempo en su carrera para producir su mejor trabajo, lea esta cita de Crowe:

“Hay diferentes escuelas de pensamiento, pero una de las grandes lecciones que obtuve de Billy Wilder fue, permanecer para siempre curioso. La curiosidad te lleva a maravillosos viajes creativos. Por mucho que me encanta Quentin Tarantino para poner un límite de tiempo en la parte más jugosa de la carrera de un director, creo que no sabemos lo suficiente para llamar a cualquier período creativo. Una cosa que Billy dijo fue, ‘un escritor nunca debe rendirse, ni ante el mejor trabajo’”.

Si usted piensa que está listo, tiene razón. Si piensa que a su alrededor está la mejor obra de su carrera, probablemente tiene razón. Elija sabiamente lo que usted cree.

4. Nada bueno se logra en la vida sin entusiasmo.

He aquí una cita de Crowe sobre el papel de Cuba Gooding Jr., con el cual obtuvo el Premio de la Academia por su papel de Rod Tidwell:

“Nadie tenía esa pura exuberancia embriagadora de Cuba, parte de ella era su hambre de otro éxito después de Los Dueños de la calle y estaba tan emocionado por su papel en Jerry. Se introdujo en cada detalle con es optimismo explosivo, la dedicación del personaje a su matrimonio y… la diversión. Le encantaba empujar a Tom Cruise en esa parte, y en realidad lo estaba empujando fuera de escena muchas veces. La exuberancia hizo esa parte por él: Los vi hacerlo muy enojado, lo que era lo más interesante”.

5. Saber quiénes lo acompañarán siempre, en buenas y malas.

¿Quién está ahí para usted en sus puntos más bajos en la vida? Esas son las personas que valen. Un mensaje clave que Crowe intentó transmitir en la película es encontrar a esas personas y seguir con ellas:

“Realmente quería entender esta idea de que cuando estabas realmente abajo, te sorprendes de quién está ahí y quién no. A menudo, la gente que realmente creía que estaría siempre allí si estuvieras abajo, no lo están. Pero alguien más aparece con lo que no esperabas, con lealtad hacia ti, y eso se convierte en tu vida y en tu forma de ver el mundo”.

6. La mente siempre abierta.

¿Recuerdan al niño que interpretó al hijo de Dorothy? Su nombre era Jonathan Lipnicki. Terminó siendo uno de los personajes más graciosos e inesperados de la película. Sin embargo, casi fue echado.

Cuando Crowe comenzó la búsqueda de casting para un niño para interpretar el papel, sólo le dio una pauta a su director de casting: nadie que haya hecho previamente un comercial de McDonald’s. Crowe quería un niño que pudiera demostrar un sufrimiento real sin un padre.

De hecho, contrataron a alguien más para que desempeñara el papel durante 3 semanas hasta. Después pasaron semanas con otros candidatos, hasta que Jonathan Lipnicki –de 6 años– entró. Tenía pelo, gafas, una gran actitud. Pero… había hecho un comercial de McDonald’s antes.

Usted nunca puede cerrarse completamente porque piensa que sabe lo que quiere. A veces la respuesta correcta simplemente entra por la puerta.

Por Eric Jackson 

bookmark icon