Cómo afecta a las empresas la reforma tributaria

3 de Noviembre de 2017 - Patricio Ballesteros Ledesma

 


Las consecuencias del nuevo paquete impositivo y fiscal. Qué sectores se benefician y cuáles son las industrias más perjudicadas con la reforma tributaria.

Queda claro que el impuesto más regresivo e injusto es la inflación, que afecta a toda la población pero sobre todo repercute fuerte en los sectores de menor poder adquisitivo. Y es sobre ese índice donde el Gobierno no logra todavía su objetivo declarado de llevarlo a un dígito.

Aunque el ministro coordinador Marcos Peña aseguró en el anuncio que “ningún sector económico se verá afectado” por las medidas impositivas propuestas, algunas sorprendieron a las empresas que sin dudas verán afectados sus negocios una vez que entren en vigencia.

Desde ciertas provincias se escucharon fuertes críticas por los perjuicios que se esperan con la reforma tributaria en las economías regionales por la suba de las alícuotas internas, como la vitivinicultura en Mendoza o la electrónica en Tierra del Fuego.

En el primer caso, el sector que ocupa 100.000 puestos de trabajo y que exporta por US$ 1.000 millones al año, advierte el perjuicio de gravar con un impuesto del 10% a los vinos y sidras que ahora están exentos. Los espumosos también se irían del 0% al 17%, mientras que las cervezas pasarían del 8% al 17%.

En el segundo caso, resaltan que es inviable seguir ensamblando productos tecnológicos, una industria que representa el 30% del PBI fueguino y casi 10.000 empleos, si se deciden liberar las importaciones del rubro con arancel cero. Hasta ahora, el tributo para ingresar era del 17% para televisores, monitores, notebooks, celulares y otros artículos tecnológicos.

Legisladores de San Juan, Salta y Tucumán también expresaron su descontento por los cambios que pretende implementar el Gobierno y que afectarán a las industrias locales, como es el caso del aumento del impuesto a las aguas y gaseosas con azúcar y limón.

Por el contrario, en una conferencia de prensa desde la quinta de Olivos, el jefe de Gabinete defendió las propuestas del proyecto oficial ante las críticas de los gobernadores e insistió:

“Nosotros no estamos imponiendo nada, sólo dando un marco general, trayendo una propuesta y generando puntos de diálogo y consenso. Todas las economías regionales se ven beneficiadas por esta reforma impositiva, en el saldo no hay perjuicio para ninguna”.

No solo los mandatarios provinciales son obstáculos a sortear por el Ejecutivo para lograr la aprobación de su proyecto de ley, también deberá enfrentar a los legisladores del Congreso por la Ley de Responsabilidad Fiscal y la transferencia de las cajas previsionales a la Nación, a los gobernadores por el Fondo del Conurbano y la recaudación de Ingresos Brutos, y a los sindicatos por las reformas laborales y Ganancias.

Los especialistas tributarios dicen que en realidad, antes que a las empresas, los cambios afectan más a las personas físicas y a algunas industrias en particular. Como ocurre con la baja de Ingresos Brutos o el Impuesto a los Sellos al mismo tiempo que se incrementa el impuesto inmobiliario (ABL), tanto en Capital (20%) como en Provincia (+50%). Por un lado se resignan ingresos y por el otro se compensan.

Impuestos distorsivos

Hay sectores que continuarán sin cambios significativos en su performance o se volverán a beneficiar, como el exportador, para el que la reforma impositiva era clave para la competitividad y que a principios de año ya había logrado algunas conquistas.

Ahora, el agro no estará obligado a liquidar los dólares de sus ventas al exterior, algo que no ocurría desde hace más de una década. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se reunió en varias ocasiones con la UIA y otras entidades empresarias, que desde la asunción de Cambiemos insistían con reducir el costo argentino.

Incluso, en el coloquio de IDEA en Mar del Plata, el borrador del paquete de medidas era comentado por empresarios y funcionarios. En el debate, algunos se entusiasmaban con avanzar, mientras que otros objetaban ciertos puntos polémicos.

Durante la presentación del proyecto, el funcionario sintetizó los puntos salientes de la iniciativa y afirmó que estos cambios plantean un esquema por el que en cinco años van “a remover buena parte de los impuestos distorsivos que hoy en la Argentina impiden alcanzar un mayor desarrollo y la reducción de la pobreza”.

Además, sostuvo que en el mediano plazo la reforma tendrá un costo fiscal neutro, ya que el Estado resignará en 2019 el 1,5% del PBI, que será compensado por un crecimiento mayor de la economía.

Motivos principales de la reforma tributaria

El propio presidente Macri justificó los cambios durante el encuentro organizado en la Bolsa de Comercio porteña, al dejar en claro que “la Argentina tiene uno de los peores sistemas impositivos del mundo”.

En dicho encuentro remarcó que el objetivo es “apuntar a la constante reducción del déficit elimine el problema de la inflación, que destruye la posibilidad de crecer, de progresar y de ser más eficientes”.

¿Qué pasará con el agro?

En el sector agrícola –más allá que se espera la baja de cinco puntos adicionales de los derechos de exportación para la soja a fin de año–, la suba del impuesto inmobiliario rural bonaerense, la baja en los precios del etanol y el biodiesel y el aumento en la alícuota de las bebidas espirituosas fueron un baldazo de agua fría para uno de los sectores que más apoya la nueva gestión.

Habrá que ver si las discusiones prosperan con el flamante ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, hasta ahora presidente de la Sociedad Rural Argentina. Los empresarios saben que con las reformas ahora deberán afrontar subas de costos, pero no desconocen que en el mediano plazo los beneficios serán mayores que los perjuicios. Y más si se aprueba la reforma laboral en debate.

Habrá que esperar si el tiempo irá acomodando los factores que intranquilizan por la nueva apuesta que intenta tomar las riendas de un sistema impositivo, que desde hace mucho tiempo perjudicaba al conjunto y, claramente, no beneficiaba a nadie.

bookmark icon